Saltar al contenido

« ver todos los blogs

María Teresa Campos, la periodista que reinventó los magazines televisivos en España

10 Abril 2013 - 10:00 - Autor:

El 9 de abril de 1989 María Teresa Campos presentaba, por primera vez, un programa diario de televisión en solitario. Justo 24 años después de esta fecha, la veterana periodista ha sido reconocida con el máximo galardón de la Academia de la Televisión, el Premio Iris Toda una Vida.

Cuando Jesús Hermida dejó su puesto al frente de su magazine A mi manera, María Teresa Campos fue la sucesora elegida.  TVE no se equivocó: daba la gran oportunidad a una periodista de marcada de personalidad y reputada experiencia en radio. Lo que quizá los responsables de TVE no sabían es que estaban frente a la comunicadora que iba a reinventar los programas diarios de televisión gracias a su capacidad para abordar cualquier tipo de género a través de un afilado olfato del interés ciudadano y del ritmo televisivo.

Pasa a la vida o Día a día fueron claves para el impulso de los programas diarios de nuestra pequeña pantalla. Y es que así, día a día y pasando la vida, María Teresa Campos fue incorporando nuevas fórmulas a los magazines españoles que los estimuló, los modernizó, los popularizó y, sobre todo, los llenó de una personalidad que convirtió al espectador en aliado cómplice. Los datos de audiencia se disparaban gracias a la visión de la Campos tomando el pulso de la actualidad.

Pero todo esto no fue conseguido de la noche a la mañana, fue logrado a lo largo de veinte años seguidos de programas diarios y en directo, de aciertos y de errores. Porque a María Teresa Campos siempre le gustó jugar a hacer televisión. Probaba secciones, cambiaba escaletas, fichaba colaboradores, los desfichaba… sus programas eran un valiente campo de cultivo de contenidos catódicos con los que se atrevía a experimentar y no quedarse acomodada.

En la tele de hoy, muchos presentadores no se percatan de que viven del trabajo que sembró la Campos. Ella fue la encargada de romper la encorsetada receta de los caóticos magazines tradicionales: derribó estereotipos, formalismos y abrió camino hacia la innovación. De hecho, todos los magazines que se emiten en la actualidad se alimentan, en mayor o menor medida, de las estrategias de fidelización de públicos que asentó Maria Teresa cuando dio el salto de TVE a Telecinco, de las empáticas tertulias en ‘corrillos’ sobre realitys y crónica social que inventó o de la mesa de debate político que incorporó cuando nadie confiaba en la política en un espacio fuera de los servicios informativos.

Por eso mismo, el triunfo profesional de María Teresa Campos no fue fruto de ningún azar, fue resultado de una carrera de fondo. Con solo 15 años empezó en Radio Juventud de Málaga, donde el director de la cadena se fijó en su voz. Desde ese instante, permaneció dos décadas ligada a las ondas. Aunque no fue hasta 1981 cuando se trasladó a Madrid para dirigir los Servicios Informativos de Radio Cadena Española. Allí llegó a ser Jefa de Emisiones y Programas. En 1984, surgieron sus primeros flirteos con TVE en formatos como Estudio Directo, La Tarde, Diario de Sesiones o Por la mañana de Hermida, el matinal en el realmente empezó a despuntar. Más tarde, en 1988, incluso  Iñaki Gabilondo confió en ella para subdirigir Hoy por Hoy en la Ser. Duró poco. La televisión estaba esperando.

Desde los ochenta hasta la actualidad, donde conduce la nostalgia de ¡Qué tiempo tan feliz! en Telecinco; Maria Teresa ha aprendido a hacer televisión en el sentido más cercano de la palabra, con estilo propio y demostrando que, además de periodista, detenta un positivo e infinito instinto imprevisible de lo que representa la televisión. Por fin, la televisión se lo reconoce, porque María Teresa Campos resume perfectamente lo que ha significado este medio de comunicación en estos últimos treinta años. La televisión por y para la gente.

Y ADEMÁS…

10 iconos de la televisión

25 años con las chicas Hermida

 
——-
Foto cedida del archivo de ‘Carta de Ajuste’

El estreno de ‘El Don de Alba’ no puede contra el ‘Gran Hotel’

9:30 - Autor:

  • La nueva ficción es acogida con un frío 13,2 por ciento de share.
  • ¿El público de Telecinco ya no quiere series o el público de las series ya no quiere Telecinco?


 
Las grandes audiencias vuelven a huir de un remake español. Tras Cheers, Las Chicas de Oro, La Chica de Ayer o Matrimonio con hijos, la lista de series extranjeras versionadas sin éxito en nuestro país suma El Don de Alba.

De esta forma, el publicitado estreno del Entre fantasmas patriosin Jennifer Love Hewitt, sólo consiguió retener a un frío 13,2 por ciento de la audiencia, lo que se traduce en 2.482.000 espectadores.

La primera serie coproducida por Disney con una cadena española dejó a Telecinco en la segunda posición del prime time, por detrás de Gran Hotel de Antena 3, que ganó con un ajustado  13,7 por ciento de share y 2.608.000 fieles. Mientras que las anteriores semanas, el programa de sorpresas de Jorge Javier Vázquez, Hay una cosa que te quiero decir, hacía líder de la noche de los martes a la cadena principal de Mediaset.

Con este arranque, El Don de Alba ya tiene un futuro sentenciado. Será, probablemente, cancelada. El tiempo que ha tardado Telecinco en lanzar esta producción también sembró la duda sobre su calidad entre los más expertos en ficciones. Anoche, la red social también se inundó de críticas y chascarrillos de espectadores que no conectaron con la trama.

Pero este nuevo traspiés de una serie en la primera cadena de Mediaset pone en el tapete unas complicadas preguntas: ¿se ha especializado Telecinco en un tipo de contenidos que hacen más difícil que funcionen ficciones en este canal como sucedía antaño? ¿El público de Telecinco ya no quiere series o el público de las series ya no quiere Telecinco? ¿Qué le está pasando a la alicaída ficción nacional?

Lo que está claro es que una televisión generalista competitiva también debe complementar su oferta con nuevas ficciones, aunque esta cadena sigue atesorando dos grandes comedias, La que se avecina y Aída, y otra producción que se ha mantenido en el tiempo, Tierra de Lobos. No obstante, al final, el triunfo o fracaso de cualquier producción está intrínsecamente unido a su calidad, fuerza visual, riesgo de la cadena, construcción de emocionantes tramas y, sobre todo, capacidad de conquistar la expectación de la audiencia. Y El Don de Alba no ha estado a la altura de las expectativas de un público mayoritario que está por encima de historias simplemente ‘ñoñas’ y repetitivas.

LA LIGA DE CAMPEONES, LA GRAN GANADORA

El Don de Alba es la cruz de una noche en la que antes arrasó el partido de Liga de Campeones entre el Galatasaray y el Real Madrid que interesó a un 34,4 por ciento de share y 6.623.000 aficionados.

En la segunda división de nuestras cadenas, La Sexta pudo con Cuatro con su Taquillazo, Babylon, que congregó a 1.690.000 seguidores (9,3 por ciento de share) frente al 1.535.000 de Castle (7,5 por ciento de share).

¿Qué le está pasando a la alicaída ficción nacional?

Y ADEMÁS…

La principal diferencia de ‘El Don de Alba’ con ‘Entre Fantasmas’

Eva González: “MasterChef cuenta con todos los ingredientes para que el público vibre en su casa”

6:00 - Autor:

Fue Miss España cuando Miss España valía para algo. Han pasado diez años desde que se presentó al concurso de belleza y, en todo este tiempo, no ha parado de trabajar: primero en moda, después en televisión. En Canal Sur alcanzó su mayor éxito con el ‘cazafolclóricas’ Se llama Copla. Ahora, cambia las batas de cola por los delantales para ser la maestra de ceremonias de la gran apuesta de entretenimiento de TVE, MasterChef, que se estrena esta noche en La1.

PREGUNTA: ¿Impone ser la encargada de presentar el regreso al entretenimiento de TVE? 

RESPUESTA: Una responsabilidad enorme, pues es una gran producción televisiva con un equipo de gente alucinante. Con la mayoría ya había trabajado antes, así que hemos encajado muy bien las piezas en el puzzle. Sólo falta que os guste al resto. Creo que contamos con todos los ingredientes necesarios para que esto sea un éxito.

P: En otros países MasterChef no tiene presentador, ¿cuál es tu función en esta versión patria?

R: Soy el hilo conductor. Narro los exteriores, hago de voz en off y presento en plató, lugar en el que me toca capear el momento más feo para el concursante: su eliminación.

P: ¿Te involucras mucho con los participantes?

R: Me involucro, pero no me dejan que se vea. Me encantaría ir corriendo y darles un abrazo para tranquilizarles mientras pasan las pruebas, aunque no debo, porque están cocinando bajo mucha presión.

P: MasterChef es una vuelta de tuerca a la cocina en televisión, pero ¿sigues otros espacios gastronómicos más tradicionales?

R: La verdad que veo a Arguiñano de vez en cuando, claro. Eso sí, España se merecía un programa de gastronomía de otra magnitud: potente, fuerte y yo creo que ese programa es MasterChef. Y es que si de algo podemos estar orgullosos los españoles es de nuestro deporte y de nuestra cocina.

P: Operación Triunfo, Tu cara me suena, La Voz, Se llama copla… ¿se puede revolucionar el concepto del talent show cambiando música por pucheros?

R: No estamos acostumbrados, pero es posible ya que hay mucho talento. La cultura gastronómica forma parte de nosotros mismos. ¿Un español como celebra las cosas? Comiendo, porque tenemos grandes caldos, grandes bodegas, y, sobre todo, una gastronomía perfecta. Así que es el momento idóneo de darnos cuenta de ello. Hay que sacar pecho y España es comida, son vinos y es una gastronomía cien por cien exportable.

P: Pero no es igual de fácil juzgar una reconocible canción que examinar un plato de alta cocina…

R: La gente no sólo verá el aspecto de cómo quedan los platos, también otra de las claves del programa es que va a ser muy didáctico. Así que el espectador, desde casa, puede ir aprendiendo al mismo tiempo que el concursante va avanzando.

P: En TVE también han triunfado con los sabores Imanol Arias y Juan Echanove gracias a sus viajes gastronómicos de Un país para comérselo. ¿MasterChef también enseñará esta diversidad regional?

Este tipo de programas ponen en auge a nuestra gastronomía. Ya es hora de que los españoles nos sintamos orgullosos de lo que somos y de lo que tenemos: unos campos maravillosos que nos dan unos vegetales magníficos, tenemos tantas cosas… Así que, en estos tiempos, también hay que sacar pecho y decir que España es comer bien.

P: El gran cocinero revelación de la televisión del último año ha sido Alberto Chicote. ¿Te gustaría contar con él como invitado?

R: Contamos con los mejores. Vamos a tener a expertos maravillosos. Martín Berasategui, Paco Roncero, Dani García, Quique Dacosta, Eneko Atxa o Andoni Luis Adúriz, un filósofo de la cocina.

P: Y tú, ¿eres de cocinar o prefieres los tuppers de mamá?

R: La maleta cuando viene de Sevilla siempre va cargada de tuppers. Es más, al pasar el control del AVE imagino que estará pensando el hombre de seguridad al ver que sólo llevo tres camisetas y un montón de tuppers. Me encanta el puchero de mi madre, el caldito blanco andaluz.

P: Eso sí, ahora si tienes un aprieto en la cocina puedes pedir asesoramiento a los chefs del jurado…

P: Sí. Escribo mensajitos al jurado por el WhatsApp. Les digo “¿con esta ‘dorada’ qué hago…?” y me van dando consejitos. Pero yo cocino sin la presión de ellos, me gusta relajarme en la cocina.

R: Al mismo tiempo que MasterChef, sigues presentando Se llama Copla en Canal Sur. ¿Cómo logras compaginar ambos formatos?

P: De lunes a viernes estoy aquí, en MasterChef. Esto es una producción enorme, tardamos una semana en grabar un programa de ochenta minutos. Además, no sólo rodamos en plató, también en exteriores donde el espacio desarrolla su vertiente más cultural, pues enseñamos distintos puntos de la geografía. Así que la semana la ocupo con MasterChef y el sábado, por la mañana, me voy a Sevilla. En Se llama Copla estoy hasta las 2.30 de la madrugada que termina y sobre las 4 me voy a la cama. Al día siguiente, me levanto, veo a mi madre, me da los tuppers y me vuelvo de nuevo a Madrid (risas).

P: Has trabajado también en canales privados como La Sexta o Telecinco, ¿qué diferencias notas de funcionamiento interno entre la tele pública y la tele privada?

R: Esto es una coproducción, lo que utilizamos de la pública es el equipo técnico de los Estudios Buñuel, luego el equipo artístico y de contenidos corre a cargo de la productora, Shine. Así que no noto mucho la diferencia.

P: TVE ha sufrido una importante pérdida de audiencia en este último año. Con estos datos, ¿será más difícil que MasterChef enganche al público?

R: No me digas eso…

P: Quizá este programa puede ser un revulsivo.

R: Sí, espero que sí. Porque este programa es muy ‘picadito’, muy actual, con mucho movimiento, con mucho sentimiento, con unos sueños por alcanzar. Estos elementos van a atraer al público, porque MasterChef cuenta con todos los ingredientes para que el público vibre en su casa, al otro lado de la pantalla, igual que vibramos nosotros haciéndolo.

P: Telecinco ha movido ficha en su programación por vuestro estreno. ¿Analizas las estrategias de la competencia?

R: La competencia se mira, sí. Pero sobre todo que Telecinco, y otras cadenas, muevan la programación dice cuanto menos que nos tienen respeto y eso es buena señal.

P: ¿Los concursantes conviven juntos en los meses que dura el programa?

R: Los concursantes viven en una casa donde no tienen ni teléfono, ni acceso a Internet, ni televisión, precisamente para que no se puedan contaminar de lo que se verá por la tele.

P: Entonces, esto es un poco como Gran Hermano entre fogones…

R: La diferencia es que nosotros no vemos lo que pasa dentro de la casa donde están alojados. Aquí sólo queremos que no exista ninguna influencia, ni perversión. Queremos que continúen con su sueño virginal hasta el final. Están todos juntos, para facilitar la producción, pero la convivencia privada no nos interesa. Sólo queremos el resultado gastronómico.

P: MasterChef se realiza en uno de los platós más míticos de nuestra televisión. El decorado está situado bajo el mismo techo, de los Estudios Buñuel, donde se consumó el Un, dos, tres o ¿Qué apostamos?. ¡Qué se siente!

R: Verme yo aquí, que yo veía el Un, dos, tres en el sofá de mi casa… ¡y el ¿Qué apostamos?! E, incluso, en estos mismos platós, también se realizó Con las manos en la masa. Estos estudios son míticos y, para mí, es entrar por la puerta grande. Estoy orgullosa, tengo una responsabilidad muy grande y espero hacerlo muy bien.

P: En definitiva, que estás en un dulce momento profesional.

R: Estoy muy cansada, pero soy una privilegiada. Tener dos programas en parrilla, al mismo tiempo, es alucinante hoy en día. Y dos programas de este nivel, dos formatos enormes. Quién me iba a decir a mí que yo iba a estar así, ni en el mejor de mis sueños.

Y ADEMÁS…

Así es ‘MasterChef’, ¿la salvación de TVE?

Así son los míticos Eudios Buñuel y así puede ser su futuro.

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

Abril 2013
L M X J V S D
« Mar   May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

TeleDiaria en Twitter