Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Noemí Galera nos da las claves para triunfar en un cásting de TV

2 mayo 2013 - 6:00 - Autor:

  • 2.500 aspirantes se han presentado a las audiciones de su nuevo reto: ‘El Número Uno’ de Antena 3.

Llegamos a un conocido hotel del madrileño Barrio de Salamanca. Una larga cola rodea la manzana. Están aguardando su turno para realizar el cásting de la nueva edición de El Número Uno. Allí nos espera Noemí Galera.

Hablamos con la directora de cásting de Gestmusic Endemol ante su último reto. No se busca sólo una voz, se buscan concursantes capaces de crear un show televisivo completo. El espectáculo vuelve a Antena 3 y Galera nos descubre las claves para triunfar en un cásting de la pequeña pantalla. Y es que si hay una responsable de cásting experta en detectar éxitos televisivos en la historia de nuestra televisión, esa es Noemí Galera.

PREGUNTA: ¿Cómo es la mecánica de los cástings de El Número Uno?

RESPUESTA: El cásting es abierto, así que viene el que quiera. No hay límite de edad. Ni por arriba, ni por abajo. Hay una sala donde está el equipo de cásting y entran de cinco en cinco o de seis en seis, depende. Cada uno canta un trozo de canción durante 30 segundos más o menos. Y ahí se les dice quién de ellos pasa a la segunda fase, que normalmente se realiza en la misma tarde.

P: ¿En qué consiste esa segunda fase?

R: Aquí sí que entran a la sala de uno en uno y traen preparadas dos canciones. Una la tienen que cantar obligatoriamente en castellano y siempre pueden ir acompañados o bien de instrumento o bien de una base musical. Además, se les hacen unas preguntas. En esta fase no decidimos en el momento, pues podemos necesitar el refuerzo del departamento de redacción para ver qué historia tienen detrás, a qué se dedican… En definitiva, para saber más de ellos.

P: Y ya con todo el talento seleccionado ¿cuál es el siguiente objetivo?

R: De aquí ya pasamos a este 3 de mayo (mañana), que es el día crucial, pues en la página web de Antena 3, antena3.com, se colgarán los vídeos de los 100 seleccionados. Habrá 72 horas para que la familia, los amigos, los espectadores voten. Los 10 más votados pasarán directamente a la primera gala de esta edición. Y luego la dirección del programa seleccionará a 20 más. Por tanto, en principio, habrá una primera gala con 30 personas.

P: Después de tantos cástings como has hecho tú, ¿qué estáis buscando en esta edición de El Número Uno?

R: Buscamos una buena voz. Tiene que afinar, como mínimo. Pero una buena voz no significa sólo que tenga unos grandes agudos, puede ser una persona que cante muy suavecito pero que transmita algo. Transmitir es importantísimo, que cuente con cierta personalidad, que tenga aplomo… Porque, sobre todo, en El Número Uno y en otros programas de Gestmusic, una de las cosas a la que damos mucha importancia es a la puesta en escena de los números musicales. Y en eso a mí se me llena la boca cuando digo que somos muy buenos haciéndolo, tanto con la coreografía, con la luz, con la selección de los temas… Por tanto, los elegidos tienen que ser capaces de poner en pie un número de todas esas características.

P: Porque quizá ahí está la principal diferencia con La Voz: el talent de Telecinco sólo buscaba una voz y vosotros apostáis con un espectáculo televisivo más completo, ¿no?

R: Sí. La puesta en escena arropa mucho al cantante y si el cantante se queda pequeñito, ostras… Por eso, en los cástings yo lo que hago es un ejercicio de imaginarme a esa persona en el escenario, y si terminas pensando que el escenario se le va a quedar grande… pues mala cosa. Y una gran diferencia con La Voz es esa: ellos se centran en la voz y nosotros creemos que es muy importante el espectáculo tanto en televisión como en los conciertos después, porque en las giras que hemos hecho anteriormente con Operación Triunfo, eso se cuidaba mucho también: la puesta en escena lo es todo.

P: ¿Qué estilos musicales tendrá el programa?

R: Buscamos diferentes estilos. Ya lo vimos un poco en el primer Número Uno, donde tuvimos desde Amaia, la chiquitina, hasta el Señor Pestaña. Había un poco de todo. Y en la segunda edición pasará lo mismo, porque para gustos, los colores. Y cuanto más variados sean los concursantes, más variado será el repertorio y llegaremos a más público.

P: ¿Qué diferencia va a existir con respecto a la primera edición? Habréis aprendido de errores…

R: De todo se aprende, ‘estamos trabajando en ello’ (imitando el acento estadounidense de Aznar, risas)

P: ¿Quizá los concursantes de la primera temporada eran tan buenos que les faltó evolución durante la edición? Ya sabemos que la evolución fideliza más al espectador…

R: Ese es el problema de trabajar con gente que es casi semiprofesional… A una persona que lleva toda la vida trabajando en musicales, grabando sus discos o trabajando en esto, es muy difícil hacerle evolucionar de manera muy marcada (como sucedió en la primera edición de El Número Uno). Eso te puede pasar más con un concursante que se dedique a otra cosa pero que tenga una voz espectacular y casi ni sea consciente de ello. También es verdad que estamos muy acostumbrados al rollo OT, que era un encierro y estaban trabajando 24 horas con las canciones. En esta segunda edición de El Número Uno, lo vamos a tener complicado porque es muy poco tiempo para ver una evolución real en sólo seis semanas, que es lo que va a durar el formato. ¡En el primer OT estuvieron prácticamente 5 meses encerrados entre unas cosas y otras!

P: El primer OT fue un cásting redondo…

R: Fue la guinda. Nunca nos volverá a pasar nada así, porque se dio un cúmulo de circunstancias irrepetibles. Y ahí íbamos muy a ciegas, también te lo digo.

P: ¿Volverá a salir un David Bisbal de alguno de estos nuevos talent shows?

R: Compararlos no es justo, porque aquello pasó hace diez años y ahora nada es igual. Qué habría sido de Operación Triunfo con las redes sociales… Habría sido la leche. Por ejemplo, el otro día buscando entre papeles, encontré una ficha donde decía que el décimo programa de OT hizo un 50 por ciento de audiencia. Era diferente, la televisión era diferente.

P: De Rosa en el primer OT a un heavy triunfando en La Voz. No existe un esterotipo de ganador de talent show…

R: Una vez que dejas la decisión en manos del público, nunca sabes qué va a ocurrir. Siempre acabas sorprendiéndote. Es algo que no se puede controlar. Y luego está la otra cara de la moneda, que hay muchas veces que el espectador vota para castigar al concursante que le cae mal en lugar de para apoyar al que le gusta. Eso también nos ha ocurrido. Y a mí eso me da un poco de miedo, porque el público es al final el que va a comprar los discos o se va a descargar de iTunes las canciones del que gane. Y luego no lo hacen. Acaba el programa y toda esa marea de fans que ha estado apoyando a esa persona a saco, desaparece. Y cuando el ganador saca el disco, vende dos.

P: En esa línea, la primera edición de El Número Uno supo buscar a concursantes muy dirigidos a un target de público muy definido y, quizá, por eso mismo han tenido su recorrido profesional después de terminar el programa.

R: Exacto. Porque parece que no hayan hecho nada, pero Jadel está a punto de ser número uno con Rasel en los 40 Principales, Garson está haciendo bolos y, por supuesto, ahí está Roko, que mejor que le ha ido a Roko no le ha ido a nadie. Y quedó segunda. Me gusta lo de que al segundo siempre le va mejor que al ganador. Pero, en definitiva, si cuando termina el programa se pueden dedicar a lo que les gusta y vivir de la música, ese es el verdadero triunfo. Para mi eso ya es la leche.

P: Tú también nos has regalado grandes momentos delante de las cámaras. ¿Te apetecería volver de jurado? A más de uno nos gustaría… (risas)

R: A mí no me importaría, ya hace 22 años que trabajo en televisión y haciendo de jurado me lo he pasado muy bien aunque, también, he sufrido muchísimo, como no os lo podéis imaginar. Mucho. Pero no me importaría y, además, si es con mi empresa, Gestmusic, que es como una familia, yo encantada de la vida. Aunque en El Número Uno el jurado deben ser artistas.

P: ¿Qué artistas van a estar en el jurado, entonces?

R: Está confirmada Mónica Naranjo. Lo demás está por ver aún…

P: ¿Te gustaría que metieran un poco más de caña a los concursantes? El año pasado el jurado fue demasiado bueno y benévolo..

R: Yo creo que sí. ¿Sabes qué pasa? A la gente le gusta estar en su casa y que el señor que está juzgando a los concursantes les esté diciendo lo mismo que ellos piensan. Y creo que uno de los problemas del año pasado es que cuando los del jurado son músicos, les da cosa cargarse a alguien del mismo gremio. Y creo que está bien que te digan las cosas claramente; con cariño, pero que te digan la verdad.

P: En ese sentido, Mónica Naranjo dará mucho juego en esta edición…

R: Sí, porque es una tía muy clara, es muy buena elección. Es muy teatral y eso también funciona muy bien.

P: Como directora de cásting de Gestmusic, también haces audiciones para programas como Ahora caigo o Atrapa un millón. ¿Cuál es el secreto para triunfar en un concurso de televisión?

R: Ser natural. No ir con el guion aprendido, porque se les ve el plumero enseguida. Hay mucho concursólogo, gente que se presenta a todos. Repite mucha gente, y hay gente que es muy tozuda. Si te hemos dicho no en Valencia, te diremos que no si te vuelves a presentar un día después en Madrid. A no ser que tuvieras un mal día y que realmente lo hayas hecho muy mal… Pero es difícil, no suele ocurrir que te sorprendan un día después. Luego también hay gente que se dedica a esto casi como forma de vida, que va a Pasapalabra, a Saber y ganar… a todos. Pero el secreto es ser natural siempre, ser uno mismo y no cortarse delante de una cámara, porque si estás delante de una camarita pequeña y ya te da miedo, pues cuando estés en un plató con los focos y con Sobera o Arturo Valls, te vendrás abajo. Aunque aún así, nosotros decimos que los concursantes son como melones: hasta que no lo abres no sabes de verdad cómo es. No es una fórmula matemática, trabajamos con personas y todos podemos tener un mal día. Hay concursantes que piensas que van a hacer un programazo y luego no, llegan y se acoquina. Y dices “buf, vaya seta, ya la hemos fastidiado”. Sí, les llamamos setas. Estoy contando muchos secretos (risas).

P: En todos estos años haciendo cástings, ¿algo muy surrealista que hayas “sufrido”?

R: En un programa de encierro, donde tenías que estar tres meses como era OT, se presentaban embarazadas al cásting que olvidaban que no podían entrar en un programa de tele y dejar sus revisiones médicas de lado… Y a mí me sigue sorprendiendo los padres que llevan a los niños a los concursos como si no hubiera un mañana. Son críos y muchas veces no tienen ninguna gana de hacer el programa. En Tú sí que vales recuerdo una niña de dos añitos vestida de flamenca. La niña no quería, no le apetecía, y la madre insistiendo…

P: También habréis vividos momentos divertidos en los cástings…

R: Momentos superdivertidos. Desde gente que coge el micro y se lo pone en la cabeza, hasta otros que llegan de empalmada o personas que vienen como acompañantes y terminan haciendo la prueba y te terminan gustando más del que venía al cásting…

P: De tantas horas de televisión, detrás y delante de las cámaras, ¿con qué espacio te quedas?

R: Con Tú sí que vales. Como me he reído en Tú sí que vales, no me he reído en ninguno. Los Morancos, Angel Llácer y yo nos divertíamos muchísimo.

P: Tú sí que vales siempre ha estado presentado por Christian Gálvez, pero en las primeras etapas tenías un peso muy importante en el espacio marcando el ritmo del show…

R: Tenía que poner un poco de orden, porque se me desmadraban enseguida. Empezamos con Javier Sardá y Àngel Llàcer. Y la verdad es que es un programa que lo recuerdo con mucho cariño, nos lo pasábamos muy bien. Era muy imprevisible, nunca sabías por dónde iban a salir los concursantes. Hice ahí unos amigos que los voy a conservar toda la vida. Ángel, Jorge, César (Los Morancos) y, por supuesto, Christian.

Y ADEMÁS…

Claves del éxito de ‘Ahora caigo’ y ‘Atrapa un millón’

¿Por qué Antena 3 apuesta ahora por la vuelta de ‘El Número Uno’?

Radiografía a la televisión de Tinet Rubira, ex director de ‘OT’ 

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter