Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Constantino Romero, hasta siempre

12 mayo 2013 - 11:18 - Autor:

  • El mítico presentador y doblador ha fallecido en Barcelona. Recordamos su trayectoria.

Constantino Romero ha fallecido a los 65 años en Barcelona. Se ha apagado, así, la voz española en las películas de Clint Eastwood, Darth Vader o Arnold Schwarzenneger. Y es que Romero fue un actor de doblaje imprescindible. De hecho, su contundente poder como locutor le llevó a convertirse también en el maestro de ceremonias perfecto de los concursos de la pequeña pantalla.

La primera vez que apareció en televisión, cuando ya era un veterano doblador, fue bajo el nombre de Tino Romero. Fue en el concurso Ya sé que tienes novio, una idea original de la Trinca, que emitió TVE en 1985 y que no triunfó, pero que Romero siempre recordó con cariño, pues este espacio le llevó a conducir el formato que le otorgó la gran popularidad y el afecto de la gente: El Tiempo es Oro, el mítico juego de buscar respuestas en enciclopedias en las tardes de los domingos en TVE. Entonces no había Google…

Desde este trabajo, Constantino no cesó de trabajar en la pequeña pantalla. Sustituto de Julia Otero en sus vacaciones veraniegas a cargo de 3×4; La vida es juego (1992-1993), Valor y coraje (1993-1995), Alta Tensión (1998-1999) o La silla (2002) fueron algunos de otros espacios importantes clave en la larga lista de televisión que protagonizó. Aunque en su trayectoria destaca, de forma especial, la irrepetible Parodia Nacional que, entre 1996 y 1999, se convirtió en un exitoso espectáculo que conjugaba canciones reconocibles y crítica social. El programa fue retirado por presiones del poder.

Por este programa, La Parodia Nacional, se llevó el TP de Oro como mejor presentador en 1996. No fue el único TP, en 1999 logró otro por Alta Tensión. Además, también en 1999 fue reconocido con la Antena de Oro.

Mucha televisión, mucho cine como doblador y también mucho teatro, donde se ganó prestigio con grandes clásicos como Sweeney Todd,  A Little Night Music o Mahagonny, musicales bajo las órdenes de Mario Gas.

Además, el instinto del show de Constantino siempre fue un gran aliado cuando asistió como invitado a programas ajenos, donde nos regaló grandes momentos en ediciones de Telepasión, Un, dos, tres… o en variopintos gags, como este en el que se dejó pringar por Martes y Trece:

Muy activo en la red social, en la que no se cortaba en hacer críticas al gobierno, su último tuit fue este pasado 5 de mayo. Aunque la despedida pública de Constantino Romero fue el pasado 12 de diciembre, cuando, también a través de Twitter, anunció su jubilación: “Gracias por el afecto. Han sido 47 años de trabajo. Y toda una vida. Radio, televisión, teatro, doblaje. Ha valido la pena. Un abrazo. That’s all folks! (¡Eso es todo amigos!)”.

Fue una despedida en 140 caracteres, pero impregnada de la personalidad que siempre supo dar a sus programas. De hecho ese mismo ‘¡Eso es todo amigos!’ lo pronunció Romero al final de más de uno de sus programas con ese reconocible carisma que desprendía y que marcó la televisión de una época.

Porque Constantino Romero era de esos presentadores con presencia rotunda en plató, pero al mismo tiempo con una mirada cómplice con el espectador. Y es que Constantino Romero, era un presentador que resumía lo que era ser un presentador. Un presentador de esos que ya casi no quedan. ¡That,s all folks!

Foto cedida por Carta de Ajuste

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter