Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Seis programas que Televisión Española no emitiría hoy

23 mayo 2013 - 6:00 - Autor:

Más allá de informativos, magazines al uso, espacios de cine o programas de reportajes, la prolífica historia de Televisión Española nos ha regalado programas que marcaban la diferencia: en ideas y en creatividad. Formatos que no necesitaban grandes presupuestos y que, a fuerza de talento, realizaban una televisión crítica, irónica y ácida, a veces incluso a contracorriente, que potenciaba la libertad por encima de todas las cosas, hablando al espectador desde la inteligencia y fomentando sanas inquietudes entre los más pequeños y los más grandes. Esta TVE, que hacia programas sin demasiado miedo a los mandatarios de turno, parece hoy de inconscientes. Por eso, rescatamos seis programas que, mucho nos tememos, serían imposibles de ver en la televisión pública de hoy.

CAJÓN DESASTRE

Dentro de este Cajón desastre, cabía el crítico humor de Faemino y Cansado, los cómics, las gamberradas de Miriam Díaz-Aroca, un scalextric a tamaño humano, sketches y cortos políticamente incorrectos y una absurda comedia en un chalet futurista de dos plantas. Los niños éramos tratados como adultos, abriendo la puerta a nuestra curiosidad más sana y sin que esto estuviera para nada reñido con el disfrute y el entretenimiento.

AHÍ TE QUIERO VER

Rosa María Sardá presentó este formato que reinventó el género de las entrevistas bajo el grito de “¡Honorato, apaga la tele un rato!”. Había sketches, público partícipe en plató y decorados tematizados en función del invitado y el resultado era un programa diferente que incorporó entre sus  guionistas a un novato hermanísimo de la presentadora, Javier Sardá. Se notaba.  Era tradición del programa descubrir cómo la Sardá bajaba las escaleras con una trama cómica diferente en cada emisión. Ella era incontrolable. Y ser incontrolable parece una osadía en la tele pública de hoy.

LA EDAD DE ORO

La Edad de oro fue una arriesgada apuesta, dirigida por la temperamental Paloma Chamorro, que sirvió de escaparate para la música, el arte, el cómic y los movimientos sociales de los ochenta. No sólo de nuestro país, también internacionalmente. Chamorro consiguió un hito: que el espacio se convirtiera en cita para los más reputados artistas del momento e incluso  logró una actuación inolvidable de The Smiths, que congregó a 300.000 personas en el Paseo de Camoens. Pero, a pesar de la repercusión fuera de nuestras fronteras, TVE canceló el programa por las presiones de los sectores más conservadores de nuestra sociedad, que no soportaron el tan realista reflejo de ‘la movida madrileña’, con todo los excesos que ello conllevaba.  Los archivos de La edad de oro son hoy muy valiosos, pues inmortalizaron a una prolífica generación sin miedo a las censuras y a los protocolos. Hasta Pedro Almodóvar realizó un transgresor corto exclusivo para el programa.

VIAJE CON NOSOTROS

Este viaje fue un show esperpéntico construido a base de parodias sin complejos y la teatralidad característica de la estrella formato: un camaleónico Javier Gurruchaga que iba cambiando de disfraz constantemente. Pedro Almodóvar, José Luis GarciEl FaryFernando Savater, Manuel Fraga o Camilo José Cela fueron entrevistados por Gurruchaga. Además,  el programa siempre terminaba con parodias escritas por los prestigiosos Fernando Trueba, Chumy ChúmezRicardo Franco o Vicente Molina Foix. Más de veinte años después de su emisión, la corrosiva sátira que hizo Gurruchaga sobre la sociedad, la familia, la Iglesia y el propio Gobierno de la época parece impensable en la televisión pública de 2013. Irrepetible es la caricatura de Victoria Prego entrevistando a la versión enana de Felipe González o la despiadada imitación a la mismísima Pilar Miró, cuestionada directora general en aquel momento de la propia TVE. Toda una osadía desde dentro de la casa. La creatividad y la ironía inteligente eran más prioritarias que el temor de los presentadores a las presiones del poder.

LA BOLA DE CRISTAL

¡Viva el mal, viva el capital!”, soltaba la Bruja Avería en La bola de cristal.  Parece imposible este lema en la tele de hoy, ¿verdad? La bola de cristal llegó para transgredir y romper esquemas. El 6 de octubre de 1984, sábado, por la mañana, TVE hacía hueco a un programa infantil que, a veces, parecía de todo menos infantil. La bola de cristal iba más allá del entretenimiento típico para intentar despertar inquietudes en las futuras generaciones. Lo conseguía sin mostrar miedo a lo políticamente incorrecto, fomentando importantes valores sociales sobre cuestiones cívicas, ecológicas e incluso sobre la propia televisión. “Tienes quince segundos para imaginar, si no se te ha ocurrido nada, a lo mejor deberías ver menos la tele”, proclamaban.

CARTA BLANCA

Más cercano en el tiempo, en 2006, Santiago Tabernero decidió dar Carta blanca a diferentes personalidades relevantes. ¿En qué consistía este invento? Cada uno de ellos podía hacer un programa a su medida. Barra libre, durante casi dos horas, en un vanguardista plató construido en los Estudios Buñuel. Sólo bastaban cuatro grandes pantallas que creaban cualquier decorado posible.  Elvira Lindo, Juan Tamariz, Sergi Arola, Lucía Etxebarría, Isabel Coixet, Amparanoia, Alejandro Jodorowsk o La Terremoto de Alcorcón fueron algunos de los que gozaron de esta carta blanca. Un programa que, sin irnos demasiado lejos en la historia catódica, demostró que aún se puede hacer televisión libre, original, irónica, creativa, inteligente, distinta, con instinto… capaz de desafiar las expectativas de quien está al otro lado de la pantalla.

http://www.youtube.com/watch?v=0NtAv9lRHH0

Y ADEMÁS…

Un año del cambio de modelo de TVE, pérdida de audiencia ¿y de independencia?

Quince años sin la fortaleza frágil de Pilar Miró

Así despertaba ‘La bola de cristal’ la pasión por los libros

Los programas infantiles de los ochenta, a análisis

Foto cortesía de Alejandro Macías -Carta de Ajuste-

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter