Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘MasterChef’ supera en audiencia a la final de ‘Gran Hermano 14′

19 junio 2013 - 10:00 - Autor:

  • El programa de Mercedes Milá ha ido cambiando las reglas más características del formato original para ganar espectadores.

Terminó la edición número 14 de Gran Hermano. Y ganó Susana. Aunque el ganador ya es lo de menos. El reality de Telecinco ha sobrevivido a su última temporada y ha demostrado seguir teniendo una base de audiencia extremadamente fiel. Eso sí, el formato ya no tan eficaz como antaño. De hecho, la ‘ceremonia final’ de anoche no pudo vencer a los cocinillas de MasterChef. El gastro-talent de La 1 logró un 20 por ciento de share y 3.957.000 espectadores, mientras que Telecinco reunió un 20.7 por ciento de share y 3.051.000 fieles. Un prime time muy ajustado gracias a los perfiles de público con intereses complementarios.

Pero, aunque ya no es la infalible arma arrojadiza de antes, GH es un formato que se mantiene como filón solvente y clave en la parrilla de Telecinco. También su presentadora, Mercedes Milá, que es el alma del programa. Sólo ella consigue impulsar el magnetismo del show en directo. Y si ve que disminuye el espectáculo, se despelota.

Aunque, en este 2013, poco se ha parecido ya Gran Hermano a aquella histórica primera edición, que cambió la forma de hacer televisión para siempre. GH ha evolucionado sin complejos hasta derribar elementos que eran la esencia inicial del reality.

Los responsables del programa han trastocado todas las reglas del juego. El aislamiento ya no es lo que era en GH. Los concursantes entran y salen con una facilidad casi abrumadora. Y la información del exterior no se penaliza como en los viejos tiempos. Al contrario, el espacio ha potenciado las filtraciones para incrementar conflictos dentro, pues en esta edición no había suficientes tramas para mantener la tensión del reality en el interior de la casa de Guadalix de la Sierra. Es más, hasta los concursantes han podido ver vídeos antes de ser expulsados. Vamos, que el programa ha malmetido un poco…

Y es que en televisión todo vale. Incluso cambiar las emblemáticas reglas del juego que convirtieron Gran Hermano en Gran Hermano. Todo sea para huir del temido desgaste. Todo sea para sobrevivir. Todo sea para camelar la emoción que alimenta el share.

Y ADEMÁS…

¿Por qué el estreno de ‘Gran Hermano 14′ se enfrenta a la final de ‘Tu cara me suena’?

El secreto de Telecinco, ¿por qué despierta tantas pasiones?

Las supersticiones de Mercedes Milá

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/telediaria/2013/06/19/masterchef-gana-a-la-final-de-gran-hermano-14/trackback/

4 Comentarios

Deja tu comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

Un programa que cómo bien dices comenzó con otro fin se ha convertido en un espectáculo casi vergonzoso, dónde la falta de respeto de unos y otros es primordial, fomentada por la organización y cada ve más cuestionado eso de ser un programa muy guionizado.

Con aplicaciones sacadas de la manga para una única nominación, con vídeos para manipular a los concursantes antes de ser expulsado, teléfonos cerrados en las votaciones en el momento que cambia el tanto por ciento(¿eran ciegos?), y dónde supuestamente las disculpas son aceptadas (siempre que seas el concursante que interesa que vaya superando nominaciones).

El programa, se quita de encima a concursantes que gustan, porque sí, “porque les sale del bolo”, y las faltas de respeto y poca profesionalidad (creía que la tenía), de una presentadora que se cree una “Diosa intocable” a la que no se le puede llevar la contraria y cada día demuestra más su favoritismo, falta de educación y saber estar, cuando es la primera que debería dar un poco de ejemplo, y usa la demagogia en el mejor o peor momento para cambiar de tema, sin parar de lanzar dardos envenenados a concursantes y exconcursantes, y lo peor aun, a defensores y familiares, a esos que ella llama sus niños y quiere tanto.

La emoción de las finales de GH, anoche no se acercaba nada a otras ediciones, en mi opinión sólo se esperaba una cosa y no era que la chica ganase el maletín.

POR FAVOR, RELEED VUESTROS PROPIOS ARTÍCULOS UNA VEZ LOS ESCRIBÍS Y ANTES DE COLGARLOS:

Yo, Tarzán. Tú, Cheeta: “…el formato ya no tan eficaz como antaño…”

1+1=2; Si 20% = casi 4 mill, OBVIAMENTE el 20,7 = poco más de 3 mill. OBVIAMENTE: “…El gastro-talent de La 1 logró un 20 por ciento de share y 3.957.000 espectadores, mientras que Telecinco reunió un 20.7 por ciento de share y 3.051.000 fieles…”

Y no sigo leyendo porque de verdad que deja mucho que desear.

Me da un poco de pereza responderte, Espiral, pero bueno, todo sea por sacarte del error que acabas de cometer. A fin de cuenta, todos nos equivocamos…
La audiencia de un programa de televisión se mide desde que empieza hasta que acaba. Es decir, si Gran Hermano comienza a las 22:00 horas y acaba a las 2:00, su ‘share’ será un promedio de los espectadores que están viendo el programa en esa franja horaria. Si ‘Master Chef’ empieza las 22:00 y acaba a las 00:15 tendrá un share que abarque ese período. Es decir, a pesar de que Masterchef ha tenido una cuota similar a la de GH, ha tenido más audiencia, o lo que es lo mismo, en la franja en la que los dos programas han competido, la audiencia se ha decantado por Masterchef. No sé si me he explicado, o si me has entendido. En cualquier caso, modera tu nivel de estupidez cuando critiques la labor de un periodista que sabe de lo que habla e infórmate antes.

yo tambien prefiero la comida que los chismes sin ton ni son. Y ni que decir que ya no es igual que el primer gran hermano donde tenian una diciplina casi militar. Yo comparto una liga a por que debemos comer un poco menos carne. http://zibertronicos.blogspot.com/2013/04/7-razones-para-comer-menos-carne.html

Deja tu comentario

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

TeleDiaria en Twitter