Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘El Número Uno’ se despide de Antena 3… y de su plató en el viejo Hospital del Tórax, con larga leyenda paranormal

5 julio 2013 - 9:41 - Autor:

  • La semana pasada, el plató se quedó sin luz en directo. Y el público gritó como si estuviera en una película de terror. ¿La sombra del ‘Hospital del Tórax’?

Esta noche, El Número Uno cierra su edición exprés con una gala que contará con duetos entre concursantes y artistas consolidados: Gio con Edurne, Sebastián con India Martínez, Telva con Moncho, Raúl con Nena Daconte, Maribel con Sole Giménez. Además, estarán como invitados The Wanted, boyband de moda en UK, y Pablo López de OT 2008. Será la despedida del formato musical que no ha cuajado en los viernes y que, esta temporada, se ha realizado desde un nuevo plató con una curiosa leyenda paranormal detrás.


 
El programa de Gestmusic y Antena 3 está instalado en el estudio 1 de las instalaciones del Parc Audiovisual de Catalunya, un complejo de producción audiovisual creado para impulsar una área maldita y abandonada: la zona del antiguo Hospital del Tórax de Terrassa. Y aquí viene el tema paranormal: el Hospital del Tórax es uno de esos lugares con largo historial de fenómenos extraños. Incluso Cuarto Milenio vivió alguna que otra psicofonía en una grabación que realizó el programa de Cuatro en este sanatorio que Iker Jiménez denominó como “hospital del terror”.


 
Inaugurado en los años 50, por el mismísimo Francisco Franco, se situó en unos terrenos retirados por el miedo que existía en la época ante el posible contagio de las dolencias pulmonares. Los pacientes eran abandonados por los familiares a su suerte en estas dependencias. En total, el Hospital del Tórax llegó a albergar hasta 1200 enfermos simultáneamente. Un mapa de la desolación, que convirtió al centro sanitario en el hospital con mayor número de suicidios. Los gritos se escuchaban desde las habitaciones.  El centro fomentaba el sufrimiento sin paliativos y, como consecuencia, creaba en sus pacientes una especie de psicosis. Y aquel demoledor ambiente era perfecto para crear una sugestión que se ha mantenido en el tiempo, donde no faltaban apariciones de extraños seres o ilógicos ruidos.


 
Tras el cierre del hospital, el gran edificio quedó abandonado y curiosos se colaban en el complejo para ver las entrañas de un inmueble que mostraba las cicatrices del dolor. Rápidamente, los mitos, especulaciones, ritos y leyendas crecieron sobre ese lugar hasta propagarse que era un hospital terrorificamente encantado. Esta percepción social se multiplicó en 2003, cuando los Mossos d’Esquadra detuvieron a un joven que había robado un feto, conservado en formol en la quinta planta.


 
Destino obligado para los amantes de lo paranormal y localización perfecta de películas del terror. En 2004, se empezó a levantar a los aledaños del Hospital el complejo audiovisual. Filmax ha rodado algunas de sus cintas más terroríficas allí, dentro del edificio y después también en los flamantes platós. Allí se han grabado filmes como The Machinist , Frágiles, Ouija, Los sin nombre Rec2, entre otras muchas.


 
Ahora, la fachada del Hospital ha sido pintada y sus ventanas tapadas con imágenes que simulan una especie de cielo visto desde un avión. Eso sí, el interior sigue casi intacto: abierto a nuevos rodajes en este decorado real y, por supuesto, a las especulaciones sobre su vida paranormal.


 
Y, claro, el pasado viernes en la emisión en directo de El Número Uno pasó algo poco habitual: la luz del plató se esfumó por completo. Un apagón general que, en cambió, no cortó el suministro de cámaras y sonido. Así, el programa continuó en antena unos segundos sin luz hasta que Paula Vázquez afirmó “esto tiene una explicación, estamos al lado del Hospital del Tórax”. En ese instante, el público comenzó a gritar descontrolado. Acababan de recordar el mito del lugar en donde se encontraban, terminaban de recordar la leyenda del Hospital del Tórax. No fue una escena de la saga Rec, pero casi.

MÁS HISTORIAS DE PLATÓS

Florida Park, donde Lola Flores perdió el pendiente

Los emblemáticos Estudios Buñuel, ¿el principio del fin?

Lo que el amianto se llevó de TVE

Tres míticos platós de televisión que quedaron desocupados

El primer plató de TVE en el Paseo de La Habana

El ‘Alcampo’ que fue estudio cinematográfico y televisivo

El plató donde aprendió Pilar Miró

Antonio Resines: “El cine en nuestro país ha desaparecido”

2:33 - Autor:

  • El actor regresa a Telecinco como protagonista de la ficción ‘He visto un Ángel’, que ya se rueda en los Estudios Picasso.

Antonio Resines vuelve a Telecinco. Y lo hace por partida doble, pues encarnará a dos hermanos gemelos: un párroco progre y un especulador corrupto. Será en la nueva serie He visto un Ángel, dirigida por Fernando Colomo y rodada en la mítica factoría de la cadena en los Estudios Picasso.

En la tele le hemos visto en formatos como Eva y Adan Agencia Matrimonial, Los ladrones van a la oficina o Los Serrano; en pantalla grande, en La buena estrella, La niña de tus ojos o Celda 211 entre tantas y tantas innumerables e icónicas series y películas. Su incontestable trayectoria convierte a Antonio Resines en uno de los actores esenciales de nuestra historia reciente.

Hablamos con Resines sobre su nuevo proyecto, y también sobre la mala situación actual del cine español, en pleno rodaje de esta nueva ficción que supondrá su regreso dos años después del fiasco que supuso el remake de Cheers.

Acaba de comenzar el rodaje, ¿cuál es la sensación de estos primeros días en plató?

Está mal que lo diga yo, pero lo veo francamente bien, el trabajo está siendo espléndido. Tenemos un equipo magnífico tanto de actores como de técnicos, son tópicos pero, en este caso, es verdad. Otra cosa es que luego funcione mejor o no. Lo que ya he visto me ha encantado.

¿Cuántos capítulos están previstos?

Trescientos (risas). Vamos a hacerlo a lo bestia. Se han firmado ocho capítulos. Es que ahora las historias son muy distintas: antes se solían firmar 13 episodios, ampliables a 26 para cubrir el año. En la actualidad, se filman ocho, supuestamente se emiten y si funciona, pues seguiremos.

¿Cómo debe ser una comedia costumbrista en los tiempos que corren?

Significa que retrata las costumbres de un determinado grupo social, en un momento y un sitio determinados. Y He visto un ángel está ambientada en un barrio de hoy en día, que podría estar en cualquier ciudad de España y que cuenta historias de gente normal con un punto de comedia más o menos exagerado. Pero tiene contacto con la realidad, no es un disparate absoluto.

Interpretas a dos gemelos: un vividor corrupto que suplanta a su hermano, un cura solidario que ha tenido un accidente. ¿Cómo es eso de meterse en la piel de dos personajes antagónicos?

La historia es un clásico, aunque la serie tiene su originalidad. El cura es un tío comprometido, ha estado en África de misionero, y ahora hace una labor social importante en el barrio. El otro es un jeta, un especulador, un chorizo con cierta gracia. Eso sí, entenderá a su hermano desde el momento en el que se empieza a hacer pasar por él y verá que hay otras cosas.

Entonces, a partir del primer capítulo, ¿uno de los hermanos gemelos desaparece de la trama al estar ingresado?

No, no desaparece. Está en el hospital. Y no puedo decir más…

¿Cómo es tener a Julieta Serrano de madre?

Me ha dado una alegría tremenda. A parte de ser una de las mejores actrices de este país durante muchísimo tiempo. Ya en el 65 tuvo el primer éxito arrollador en el teatro con Berta Riaza y Núria Espert. Es alucinante. Estoy igual de contento como cuando me dijeron que Julia Gutiérrez Caba iba a ser mi suegra en Los Serrano. Porque son mitos, crecí viéndolas en los Estudios 1. Así que trabajar con ella es un lujo y, además, tiene la cabeza como si tuviera cuarenta años. Con las burradas que hacemos aquí, con esas cosas que inventamos mientras rodamos y Julieta nos sigue. Es genial.

He visto un Ángel supone tu regreso a la tele tras el fracaso de Cheers

No digas esa frasecita (risas). Fue hace dos años, las series eran distintas. Con lo que hicimos en Cheers en tres capítulos teníamos hoy para 300, eran otros tiempos. Creo que ésta sí puede funcionar fundamentalmente porque contamos la vida de la gente de un barrio, y la mayoría de la gente vive en un barrio. La otra estaba más despegada de la realidad, eran personajes más especiales, no existe mucha gente como los personajes de Cheers. En ésta hablamos de gente normal, con problemas que tiene mucha gente en general. Por ahí va a contactar. Y, además, la circunstancia de que un tío se haga pasar por cura crea situaciones asombrosas, que no te puedes ni imaginar, muy divertidas y entretenidas.

Con Cheers hiciste una apuesta bien alta sobre su audiencia…

Sí, la de esa todavía la estoy pagando….

¿Te atreves hacer otra con He visto un Ángel?

Ahora está chupao. Un 20 por ciento de share. Con dos coj…

¿Al personaje del Padre Ángel le gustaría el actual Papa?

El Padre Ángel sí aplaudiría las primeras actuaciones del nuevo Papa, está más del lado reivindicativo y social, mucho más cercano a Cáritas que a otro tipo de instituciones.

¿Tocaréis temas de actualidad o el barrio será más atemporal?

Está muy pegada a la realidad, aunque en el sentido que habla de cosas que están pasando ahora: a uno le desahucian, otro es concejal de distrito, unos no tienen trabajo… Sin ser una comedia social.

Hace unas semanas, Telemadrid decía que las series españolas adoctrinan ideales de la izquierda y que había que andarse con ojo. ¿Las series deben hablar de los recortes o la crisis?

Por supuesto. Fíjate que curiosa la palabra: adoctrinan. Si no tienen puntos en contacto con la actualidad tampoco funcionan. Son cosas que hacen en Telemadrid, en fin…

Eres un experto en comedia televisiva, ¿te apetecería hacer algo más dramático en prime time?

En televisión no. Sólo hice una serie dramática y salió mal, así que no lo volveré a hacer. Es una teoría particular, en absolutamente subjetiva y creo que, al ser un ritmo de trabajo tan rápido en televisión, me cuesta un esfuerzo mental estar todo el día en la actitud de alguien que vive un drama. En todas las tramas suelen existir momentos dramáticos, pero prefiero que la denominación de origen sea una comedia, dramedia o comidrama o como lo queráis llamar. Pero el drama no. No es que no me gusta, es que no sé hacerlo. No me daría la cabeza.

¿Te puedes permitir elegir los papeles?

Sí, pero piensa que Los Serrano se acabó hace cinco años, cinco años justo ahora. En televisión tardé dos en hacer otra serie, y ahora han tenido que pasar otro dos para hacer otra ficción…. Digamos que estoy mejor colocado que otros, afortunadamente, pues desgraciadamente hay muchísima gente en paro en nuestra profesión; pero no, no puedo elegir.

Tienes un contrato en exclusiva con Telecinco, ¿cuál es duración?

Sí. En principio por un número de capítulos, que aún no se han cumplido. Y, por tanto, el contrato sigue en pie.

Este fin de semana, te entregan el premio en Alfás del Pi a toda tu carrera… ¿impone?

Me hace mucha ilusión, pero menos mal que han puesto a toda una carrera y no a toda una vida. Que ya empezamos a dar homenajes y mal rollo (risas).

Y de toda esta carrera, ¿de qué trabajo te sientes más orgulloso?

Los Serrano en televisión me gustaba mucho porque era una muy buena serie y en cine hay varias películas que me gustan mucho.

¿Te ves cinco años en esta serie como en Los Serrano?

Ahora mismo sí. Creo que podría ser posible. Me apetecería y seguiría ahora mismo. Porque viene muy bien a la industria, y esto no es altruismo. En los últimos años no ha habido muchas series nuevas y estamos en un momento de pequeño repunte, no de resurgimiento, y eso significaría que si aguantamos nosotros puede que esto vaya mejor. Se están haciendo cosas. Hay más proyectos de cara a septiembre. En Antena 3 también. Y esto no pasaba hace seis meses. De hecho, esta serie esta aprobada desde hace un año y pico y todavía se había podido hacer por la situación.

El cine también se ha derrumbado, ¿tiene solución?

Pedimos públicamente que de una puta vez, poned puta vez, quiten el 21 por ciento de IVA aunque volvamos al reducido, al 10 por ciento. Porque es un disparate. Las cifras está ahí: ahora mismo el cine en este país ha desaparecido, no hay alternativas. El cine de ficción para hacerlo en condiciones, no es cuestión de mayor o menor presupuesto, ha desaparecido porque no hay ninguna alternativa. Nadie se arriesga a meter un duro. Qué ayuden al sector. Y es que hay que recordar que el audiovisual en España era hasta hace poco el 4 por ciento del PIB y es increíble que se lo estén cargando así. No se hacen películas. Lo siento mucho, pero el cine algo de cultura sí que tiene y necesitamos que exista una industria cultural o del entretenimiento, igual que los coches, la moda… Y una forma de apoyarlo es no tocarnos las narices. Siempre nos quedará la duda de si esto ha sido para recaudar o un castigo, porque no están recaudando. Es más, están perdiendo dinero.

¿Las televisiones deberían apoyar más al cine?

Sobre todo TVE. Está muy bien MasterChef pero que también compren películas españolas, porque si no se compran para emitirlas, no se pueden financiar. Como Dios me he quedado.

Y ADEMÁS…

Diez años del estreno de ‘Los Serrano’

¿Qué le está pasando a nuestra alicaída ficción nacional?

MÁS ENTREVISTAS…

Ana Pastor

El Gran Wyoming  

Carolina Ferre

Noemí Galera

Eva Hache

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter