Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Acaba ‘Un príncipe para Corina’, la telecomedia vendida como reality

8 julio 2013 - 6:00 - Autor:

  • El programa de Cuatro vive esta noche su edición final.

Esta noche, ver el final de Un príncipe para Corina será como ver el final de una de esas comedias americanas absurdas con protagonistas guapos y un montón de secundarios feos pero muy graciosos y robaplanos. Será como ver American pie o Resacón en Las Vegas, pues son los ingredientes de estas películas los que están en el ADN de “los guiones” del programa de Cuatro.

Un príncipe para Corina pasará a la historia de su cadena como una exitosa telecomedia vendida como reality, donde la realidad ha sido precisamente lo de menos. De hecho, cualquier parecido con la realidad ha sido pura coincidencia. Y esa es la gracia del programa: los responsables del formato han sabido dibujar, a partir del cásting, unos personajes tan absurdos como genuinos.

Un espacio de la productora Eyeworks-Cuatro Cabezas (Pesadilla en la cocina, Quién quiere casarse con mi hijo) que ha demostrado que el ‘boca a boca’ de la gente es el mejor marketing que esconde la televisión. Los seguidores del programa han ido creciendo con el paso de la semanas tras la repercusión del surrealismo del reality en Twitter.

Y es que este espacio ha sido ideado para la generación twittera que, aunque aún es sólo una minoría de la audiencia tradicional, para Cuatro es un interesante segmento de público que puede ser muy rentable para recuperar con fuerza su imagen de cadena urbana, joven y juguetona. Juguetona como Un principe para Corina, la televisión sin complejos que va un paso más allá a la hora de deformar la realidad sin miedo a sacar de contexto las imágenes con tal de alcanzar el orgasmo del hilarante espectáculo de prime time.

¿Quién ganará esta noche? ¿Nacerá una relación de pareja con futuro? ¿Qué pasará con el resto de nerds, simpáticos, guapos y únicos? ¿Bruján Argüelles dirá adiós despegando en una escoba voladora? Da igual, el objetivo del programa ha estado sobradamente cumplido: la experiencia colectiva del chascarrillo tuitero, la risa tonta. la vergüenza ajena y la evasión pura y dura. Que buena falta nos hace. 

Y ADEMÁS…

Los chicos de ‘Un príncipe para Corina’: ¿Son actores contratados o ‘concursólogos’ profesionales?

¿Son así de verdad los concursantes del programa ‘Un príncipe para Corina’?

¿La audiencia de TV se puede medir con Twitter?

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/telediaria/2013/07/08/un-principe-para-corina-la-telecomedia-vendida-como-reality/trackback/

2 Comentarios

Deja tu comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

A mí a veces esto me recordaba a Confianza Ciega porque bueno, salvando las diferencias, los concursantes eran “de verdad” y los pretendientes-acosadores-calentadores eran actores pero los concursantes no lo sabían (o eso suponemos).

Y como buena comedia de humor “absurdo”, terminó con todos bañándose en la piscina mientras sonaba una de esas típicas cancioncillas teen-pop-rock. Sólo faltaron los créditos subiendo por la pantalla mientras veíamos fragmentos del “cásting”. Simplemente genial :)

Deja tu comentario

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

TeleDiaria en Twitter