Saltar al contenido

« ver todos los blogs

13 años de la primera final de ‘Gran Hermano’: la noche que Telecinco paralizó el país

21 julio 2013 - 19:40 - Autor:

“Hace 13 años que terminó el primer Gran Hermano con una cuota de pantalla de 72,9 % y picos de hasta 89,9 % , (y perdía mi anonimato).”, con este tuit Ismael Beiro nos recordaba hace unos minutos que hoy se celebra el aniversario de la primera final de GH. Aquella noche, algo había cambiado en nuestra televisión para siempre.

Existe un antes y un después en la historia de la televisión tras esa experiencia colectiva del iniciático Gran Hermano. Terminaba de nacer el superformato, pues incorporaba casi todos los géneros televisivos en sólo un programa: culebrón, talk show, concurso, debate, espectáculo, cotilleo, sorpresa, documental y, sobre todo, realidad. Y la realidad siempre es un valor añadido en la pequeña pantalla. En definitiva, un cóctel explosivo capaz de romper audímetros.

Mercedes Milá vio como este reto no era un proyecto más en su carrera. También estaba cambiando, sin darse cuenta, la forma de entender la televisión de la reputada comunicadora.

Milá estaba a los mandos de un programa que sí tenía tintes de su ‘experimento sociológico’ al grabar cada movimiento de la convivencia de unas cobayas humanas. Y es que esta primera edición paralizó al país por la increíble verdad que desprendían los concursantes, porque, al ser los primeros, no sabían aún a qué se estaban enfrentando.

De hecho, con el paso de los años, los casting del programa se han ido homogeneizando hacia un target de clónicos aspirantes al bolo de discoteca, pero en el virginal GH1 eran personas reconocibles de la calle, con las que era sencillo empatizar, amar u odiar, hasta el último giro dramático.

Esta noche, se cumplen 13 años de aquella final con Ismael Beiro aterrizando frente a la fachada de Telecinco en un helicóptero. Era la primera vez que Beiro pisaba los Estudios de la cadena. El país estaba emocionado. Habíamos vivido con los concursantes los tres meses de encierro. Y la casa se quedó vacía, y los responsables del programa supieron cerrar la etapa como la mejor serie de ficción: mostrando la casa desocupada, sólo con las gallinas campando a sus anchas, al mismo tiempo que se iban apagando las luces de cada habitación. Era sólo el comienzo de una nueva forma de entender la televisión: la realidad hecha espectáculo.

Y ADEMÁS…

‘MasterChef’ supera en audiencia a la final de ‘Gran Hermano 14′

El histórico de audiencias de las finales de GH

Seis supersticiones de Mercedes Milá

¿Sería bueno para la salud mental de las nuevas generaciones que regresara ‘Gandía Shore’?

12:15 - Autor:

  • Cuando la televisión nos vende el ‘desfase’ como algo atractivo.

Gandía Shore está en el aire. A pesar de ser un rotundo éxito para MTV, el programa ha suspendido la grabación de su segunda temporada por sorpresa. El motivo: la cadena puede quedarse sin frecuencia de emisión en abierto en los próximos meses, pues estamos a punto de sufrir una nueva redistribución de los canales de TDT.

Así que el formato en el que Labrador, Arantxa, Ylenia, Esteban, Core, Abraham y Gata dieron rienda suelta a sus más bajos instintos ha sido paralizado. También las cuentas de twitter de sus protagonistas, que han sido congeladas por la televisión musical que ya casi no emite vídeos musicales. No vaya a ser que esos perfiles en la red social, cargados de seguidores, se vuelvan un arma arrojadiza de tuits agresivos contra el canal que les catapultó a la fama.

Es la contraindicación que conlleva trabajar con este tipo de espécimen televisivo. Y es que los chicos de Gandía Shore han protagonizado una grotesca radiografía de una parte de la juventud española que, sin embargo, ha cumplido su función: generar un espectáculo televisivo repleto de momentazos tan vergonzosos y dantescos como adictivos para el jugoso target de audiencia del espacio. Un target que ha sido muy rentable para MTV.

Gran parte de esta audiencia ha sabido disfrutar y reírse de este programa con espíritu crítico y la distancia suficiente. Saben que sólo es un lúdico show de televisión. Pero Gandía Shore también ha congregado otro tipo de público más joven, y en pleno desarrollo de su personalidad, que ha visto como este reality premiaba a unos chicos por hacer locuras poco recomendables.

Este joven perfil de audiencia probablemente, en determinados casos, no está preparado para digerir, con una abrumadora normalidad, el peliagudo ritmo de vida de los participantes de Gandía Shore, donde el ‘desfase’ es el centro del universo y se hace una apología de actos más que cuestionables. De hecho, en el último programa destrozaron la casa donde vivían y, prácticamente, fueron felicitados por ello. Vamos, lo normal.

Y, claro, luego llevamos a unos alumnos lumbreras al parlamento europeo y sueltan en el estrado el grito de guerra de la revelación del reality, Ylenia: “¡sageraos!”.  Y nos sorprendemos. Pero no, es la influencia de nuestros referentes televisivos. Porque las nuevas generaciones ya no crecen con Cajón desastre o Rockopop, crecen en los polígonos de Gandía Shore.

Y ADEMÁS…

Terminó ‘Gandía Shore’ y los chicos destrozaron la casa

Los reality exprés de MTV: infalibles

 

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter