Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Se puede rodar una película en sólo 13 horas?

23 julio 2013 - 15:53 - Autor:

  • Trece directores de cine se enfrentan a este reto anti-crisis. Lo hacen arropados por el canal Calle 13.

La crisis en la que está sumida el cine español, sin casi posibilidad de inversión económica, está propiciando que los creadores se expriman los sesos con fórmulas de producción low cost. Así ha nacido el manifiesto #LittleSecretFilm: historias rodadas en secreto y para la red, con un equipo de rodaje minúsculo y en tiempo récord para ahorrar costes. Sin pasta y con un ajustadísimo plan de producción, el principal valor debe ser el talento multiplicado al máximo.

A esta apuesta, se ha sumado el canal Calle 13. De esta forma, la cadena de suspense también se une a este proyecto, en un panorama televisivo donde casi no existe producción propia en las plataformas de pago. Y, para lograr el reto, ha contado con 13 realizadores que rodarán 13 películas que el canal estrenará cada mes. Eso sí, sólo podrán grabar durante 13 horas y con un equipo formado por 13 personas. Un día después del estreno en Calle 13, cada largometraje, también estará disponible en Yomvi (de Canal+) y, posteriormente, en la propia web de Calle 13 de manera gratuita.

Anoche se estrenó la primera película producida a través de este sistema: #RealMovie de Pablo Maqueda. Y cada mes llegará un nuevo título. Entre los directores que forman el proyecto destacan Jordi Costa, Borja Crespo, David Sáinz, Ángel Sala, Marçal Forés o Roberto Pérez Toledo, que tras su reconocido debut en el cine con Seis puntos sobre Emma, su LittelSecretfilm se perfila como uno de los más esperados. No obstante, Pérez Toledo ya es un experto en rodajes de guerrilla que triunfan alrededor del mundo, como sucedió con su corto Los gritones:

Y ADEMÁS…

Cuando Roberto Pérez Toledo encontró a Verónica Echegui

‘MasterChef’ ha resucitado ‘Esta cocina es un infierno’, el reality culinario que fracasó en Telecinco

6:00 - Autor:

  • La Nueve repite el reality que presentó Carolina Ferre en 2006. Con esta decisión, ¿nace una nueva estrategia de programación?

La Nueve se ha convertido en una especie de canal Nostalgia de Telecinco. Y es que la parrilla de esta joven cadena está plagada de viejos programas rescatados del archivo de Mediaset.

Yo soy Bea, Sin tetas no hay paraíso, El Comisario… son algunas de las ficciones que se pueden volver a ver en La Nueve. Pero, desde anoche, el canal más nuevo de Mediaset ha dado un paso más allá en nuestro recuerdo catódico y ha rescatado uno de los primeros realities que tropezó en Telecinco. Se trata de Esta cocina es un infierno.

Producido por Zeppelin (Gran Hermano) y presentado por Carolina Ferre, este formato fue estrenado en febrero de 2006. Aunque, lejos de alargarse en el tiempo, su final se aceleró: ya que sólo logró un 18 por ciento de share en un tiempo en el que, para mantenerse en prime time, había que superar la barrera del veinte por ciento de cuota. Era otra época: sólo había tres canales en competencia directa.

Probablemente, Esta cocina es un infierno llegó demasiado pronto a nuestra televisión. Aún no era el momento para un formato de estas características que mezclaba fogones y reality. Aún no habían allanado el camino ni las broncas de Alberto Chicote, ni los cientos de testados programas culinarios que importamos de canales temáticos extranjeros.

Tampoco el cásting fue atinado, pues estaba formado por famosos que no sabían ni freír un huevo. Y en televisión mejor si la audiencia puede sorprenderse, identificarse y emocionarse con los talentos secretos de los personajes de la farándula.

Leticia Sabater (en la foto de arriba en plena faena), Ernesto Neyra, Bienvenida Pérez, Óscar Lozano o Bárbara Rey fueron algunos de los participantes reclutados en este show con una mecánica difusa y que, a los cinco minutos de arrancar, olvidó las recetas para centrarse en el conflicto más gritón.

No funcionó, aunque el programa si consiguió una factura visual bastante impecable. Y, al final, ganó Bárbara Rey. Se llevó 60.000 euros. Siete años después, los espectadores más adictos a la telerrealidad pueden revivir este espacio que ha resucitado para arañar algunas décimas de audiencia gracias a la resaca del éxito de MasterChef.

Estrenamos, por tanto, un nueva estrategia de programación: la redifusión de programas de televisión fracasados porque, quizá, se adelantaron a su tiempo.

Y ADEMÁS…

‘MasterChef’, un éxito cocinado a fuego lento

Claves televisivas de la final de ‘MasterChef’

¿Cómo es posible que Carolina Ferre no tenga programa propio?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter