Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Jordi González arrasa con ‘Niños robados, ¿dónde están?’

31 Octubre 2013 - 9:44 - Autor:

  • El programa nació para complementar a la tvmovie pero, tras su buena acogida, la cadena ha decidido mantenerlo en parrilla.
  • El presentador amplifica el interés en el espacio gracias a su dominio del plató, la entrevista, el humor y la emoción. 

El Gran Debate acabó en pleno éxito de audiencias. Telecinco decidió que era tiempo de frenar la tertulia política en el horario de máxima audiencia de los sábados. Tras esta decisión, parecía que Jordi González, uno de los rostros más reconocibles del canal, se tomaba unos meses de vacaciones. No obstante, la desconexión le ha durado poco.

La tvmovie Niños Robados trajo unos especiales en el late night que despertaron el interés del público. Tanto que Telecinco ha estirado este espacio con nuevas ediciones. Ayer el programa, Niños robados, ¿dónde están?, cosechó otro buen dato: 1.174.000 espectadores y un 20,7% de share.

Es más, la cadena parece estar interesada en mantener un formato, en esta misma franja horaria, con Jordi González como maestro de ceremonias. El comunicador se ha convertido en uno de los grandes valores añadidos de la cadena de Paolo Vasile.

Y es que, aunque se tenga que quedar sin vacaciones, González consigue hacer fáciles programas que no lo son tanto, como este espacio en busca de pruebas de ADN para descubrir vínculos entre posibles niños robados. Un todoterreno al que no se le resiste ningún contenido y que demuestra que el presentador es un factor clave para el éxito de un programa.

Jordi González sabe equilibrar la seriedad que requiere un formato de estas características con una juguetona ironía que quita hierro en el instante exacto. No es nada nuevo: la rapidez de reflejos de González, junto con su punto de corrosión, le han catapultado como uno de los presentadores más empáticos entre la audiencia. Porque la profesionalidad no es incompatible con la personalidad propia. Al contrario.

Y ADEMÁS…

La mordacidad de Jordi González

Así cerró Telecinco ‘El Gran Debate’

Pánico televisivo: seis planes terroríficos para Halloween, a golpe de mando a distancia

6:00 - Autor:

Hay programas que dan miedo todo el año. Pero, esta noche, es Halloween y nuestras cadenas han caído en las redes de esta tradición anglosajona. Algunas premeditadamente, otras sin darse cuenta… Recomendamos seis citas televisivas con ingredientes terroríficos. O casi.

1. Paramount Channel

El canal de cine quiere que los gritos abunden esta noche, a partir de las 22.00h. Y, para conseguirlo, ha programado cuatro clásicos. Sé lo que hicisteis el último verano, La matanza de Texas II, El cementerio viviente y El cementerio viviente II. No apto para aquellos que tengan que dormir solos.

2. Cuatro

Iker Jiménez aparecerá a las 12 de la noche para presentar la doble sesión de American Horror Story: Asylum, que está emitiendo toda la semana Cuatro dentro de su Halloweek (sí, es un juego de palabras). En el primer episodio de la velada, un siniestro niño con instintos asesinos llega a la institución mental. Mientras Lana intenta huir de un difícil dilema, se descubre la historia de la extraña colaboración entre el doctor Arden y monseñor Timothy Howard, así como la singular infancia del doctor Thredson y de la hermana Mary Eunice.

3. Discovery Max

¿La humanidad está preparada para sobrevivir a una guerra contra los zombis? Esta cuestión pretende responder el estreno que Discovery lanza, a las 22.30h., Ataque Zombi. Se trata de un peculiar formato en el que la realidad y la ficción se mezclan (como casi todos los documentales de las cadenas temáticas) y donde también se contará, por suerte, con la opinión de expertos y de científicos, que analizarán si es viable el contagio por virus de una enfermedad que nos mantenga entre la vida y la muerte. Y, por si no queda claro, el controvertido mentalista e hipnólogo Derren Brown regresará pasada la medianoche (00.25h) para mostrarnos cómo sería vivir en un mundo dominado por los zombis en el especial ‘Derren Brown: Apocalipsis’, donde un ingenuo es ‘hipnotizado’ y le hacen creer que está en un mundo destruido. Sólo falta Michael Jackson cantando (y bailando) Thriller.

4. Clan TVE y Boing

La audiencia más infantil de TVE será atemorizada por  los chicos de Big Time Rush, en el capítulo de estreno Un Halloween muy especial; con Victoria Justice, la protagonista de Victorious, en la película La leyenda del hombre lobo y con Fanboy y ChumChum, en el capítulo‘Fancolmillo, Monstruo en la niebla’. Mientras que en el temático de Mediaset Boing se estrena en abierto Monster High: 13 monstruo-deseos (22:00h). En ella, Howleen Wolf, cansada de estar siempre a la sombra de su hermana Clawdeen, se decide a ser popular por si misma. Casualmente, tropieza con una antigua lámpara mágica escondida en lo más recóndito del desván del instituto. Howleen consigue liberar al genio de la lámpara y ésta le concede 13 monstruo-deseos… ¿Dónde quedó el Señor Drácula que nos enseñaba a contar números en Barrio Sésamo?

5. Telecinco

En Telecinco también habrá sustos. De hecho, los dará Jorge Javier Vázquez en nueva edición de Hay una cosa que te quiero decir. Emoción, reencuentros y una invitada de caracter: Loles León, que ya ha anunciado que si no le gusta lo que ve… pasará de abrir el sobre. Esperemos que la sorpresita no enfade a la actriz, porque entonces sí que sembrará el pánico en los televisores.

6. Antena 3

Tu cara me suena vive su segundo programa de esta edición, después de la buena acogida de la semana pasada. Y sí, también nos tememos que esta gala puede ser terrorífica. No por las caras de reflexión de Marta Sánchez en el jurado. Más bien por ver a Andrea Bocelli engullido por Flo o al dúo dinámico interpretado por Los Chunguitos. ¿Truco o trato? Trato.

Y ADEMÁS…

8 secretos que convierten ‘Tu cara me suena’ en un formato redondo

¿Por qué Jorge Javier Vázquez es un presentador infalible al frente de ‘Hay una cosa que te quiero decir’?

13 videoclips de Michael Jackson

Espinete cumple 30 años

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

30 Octubre 2013 - 10:01 - Autor:

  • ¿Las cadenas no cuidan al espectador?

Hubo un tiempo en el que las grandes apuestas de nuestras cadenas comenzaban a las nueve de la noche. Ahora parece inimaginable. Con el paso de los años, las televisiones nacionales han ido retrasando sus prime time hasta olvidar que la mayoría de los espectadores madrugan al día siguiente, pues tienen responsabilidades laborales.

Si repasamos la parrilla de TVE de hace dos décadas, nos encontramos que los espacios eran más cortos que en la actualidad y que las franjas horarias estaban más definidas. Los informativos estructuraban una parrilla con claridad. Incluso hubo un tiempo en que los Telediarios arrancaban a las 8.30 de la tarde. A las 9 de la noche ya se daba el pistoletazo de salida al horario de máxima audiencia. Como nuestros vecinos europeos, la televisión en España no era tan trasnochadora.

Formatos, como el Un, dos, tres, no duraban más de dos horas y telecomedias como Farmacia de Guardia cuadraban los 30 minutos. En cambio, estas dos producciones, emitidas hoy, hubieran tenido que eternizarse hasta bien entrada la noche. ¿Por qué hacen esto nuestras televisiones?

Con la llegada del nuevo milenio, aterrizaron en la tele macroformatos como Gran Hermano, Operación Triunfo y otros shows espectaculares. Sin embargo, rentabilizar saraos de tales dimensiones en el mercado español suponía que los canales debían ampliar su duración. Y mucho. No había otra opción. Así llegaron las galas maratonianas.

Pero, tras el final del exitoso Crónicas Marcianas, el problema de la duración se acrecentó. De hecho, las cadenas forzaron más la hora de irse a la cama del espectador. Lo hicieron para ser más competitivas económicamente.

Llegaba la crisis y moría el programa de late night (Crónicas, Buenafuente, Esta noche cruzamos el Mississippi…), ya que las televisiones no lograban llenar de publicidad de calidad las últimas horas de la noche.

Solución más sencilla a este problema: prolongar la serie y el programa de turno a altas horas y retrasar su comienzo en emisión hasta, en algunos casos, casi las 11 de la noche. El late se convertía en prime time. Y nos lo creíamos.

De esta forma, los programas ‘teloneros’ del horario de máxima audiencia, lo que se denominan access, vieron como su tiempo de emisión crecía. Camera Café, Escenas de Matrimonio o El Hormiguero son ejemplo de ello. De hecho, el programa de Pablo Motos termina a las 22.30, una hora en la que muchos espectadores deberían estar ya camino de la cama.

¿QUÉ LOGRAN LAS CADENAS CON ESTA TÁCTICA?

Con esta estrategia, las cadenas de televisión consiguen dos objetivos: llenan el late night con el mismo producto a mismo coste  y, además, amplifican el share de su programa estrella, al alargarse la emisión de este contenido a franjas donde hay menos competencia, como sucede con La Voz o Tu cara me suena. Este es el truco del almendruco: así parece que el programa cosecha más éxito del que en realidad tiene, pues su cuota de pantalla sube, al no existir grandes rivales al filo de la 1 de la madrugada.

Otra ventaja es que, con este escenario, pueden incorporar un corte de publicidad más que se vende a precio de prime time, aunque se produce después de las doce de la noche.

¿EMPIEZA EL CAMBIO?

En los años gloriosos de Crónicas Marcianas, Sardá daba la bienvenida a los espectadores, en la mayoría de los días, a las doce menos cuarto de la noche. A esa hora ya había terminado la gran apuesta del canal. Ahora hay que esperar casi dos horas más para ver el desenlace de los espacios de éxito. Y los más adictos a la tele van con ojeras al trabajo, claro.

Pero empezamos a tener indicios de cambio, Buenafuente regresa a La Sexta y Jordi González perfila también su vuelta con un late night fijo a Telecinco, tras la buena acogida de los especiales de Niños Robados. ¿Hay señales de que puede existir un repunte publicitario en esa franja o las cadenas se empiezan a dar cuenta de que dilatar sus grandes apuestas puede ser, al final, contraproducente?

En cualquier caso, todavía nos queda un largo recorrido para que la televisión concilie más sus horarios en un país como España, donde los hábitos de consumo también están cargados de peculiaridades noctámbulas. Eso sí, al final, en eso de hacer a la audiencia trasnochar, las cadenas siempre podrán dejar caer que todo fue culpa de la crisis.

Y ADEMÁS…

Fortalezas y debilidades del regreso de Buenafuente

¿Infravaloran nuestras cadenas de televisión el poder de Youtube?

¿La audiencia de televisión se puede medir a través de Twitter?

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

¿Qué ingrediente le falta a los programas de televisión de hoy?

¿Cómo debería ser la TVE que soñamos en el futuro?

Andreu Buenafuente regresa a La Sexta: fortalezas y debilidades de este retorno televisivo

29 Octubre 2013 - 20:00 - Autor:

Crónica de un regreso anunciado: Buenafuente vuelve a LaSexta. Lo hace con un formato de late night. Otra vez. No obstante, es el hábitat que más alegrías le ha dado a nivel nacional.

Este miércoles rueda el piloto. Desde hace unos días, ya era fácil verle por el polígono industrial donde se encuentra su plató. La invitada de este programa-ensayo, que no veremos nunca, será Macarena Gómez, que estrena este viernes en cines la película Al final todos mueren.

La Sexta vuelve, por tanto, a apostar por un late night. Aunque lo hace de forma conservadora, confiando en la experiencia de Buenafuente. Un rostro de prestigio, pero que también sufre el estigma de que sus últimos shows no fueron demasiado competitivos en audiencias y fríos en concepto, sin la repercusión esperada.

Ahora, tras el traspiés de su paso por el prime time dominical de Antena 3 con Buenas noches, Buenafuente, el showman deberá romper prejuicios para sorprender con un late actualizado a los nuevos tiempos, como ha sucedido en Estados Unidos con Jimmy Fallon. Parece que no habrá monólogo de arranque y sí existirá una mesa de análisis de la actualidad en clave de humor.

ABARATANDO COSTES

De momento, para hacer más sostenible el retorno, Buenafuente ya ha alcanzado acuerdos con patrocinios que ayuden a sufragar el elevado coste de un programa de estas características que se emite en unas trasnochadoras horas sin la caudalosa publicidad de antaño. La ‘percha’ de Andreu es un buen faro para atraer anunciantes. Y esta es una ventajosa clave del show.

Pero, ¿funcionará un programa de entrevistas con el sello Buenafuente o el público pensará que es más de lo mismo? El equipo de El Terrat pretende mantener la esencia, pero reinventando la fórmula: es evidente que en los últimos años el concepto clónico de late show americano, capitaneado por la peculiar ironía del cómico, ha sufrido un desgaste importante y nunca ha terminado de enganchar a la mayor parte del público potencial de una televisión comercial.  Algunos lo acusan incluso de formato sibarita.

Aunque en televisión no siempre hay que tener miedo al término sibarita. Al contrario, porque los productos gourmet suelen gustar a todos los paladares. Más aún, si son pensados por y para la gente. Veremos con qué nos sorprende el David Letterman español en busca de conquistar al escurridizo espectador.

¿NUEVOS TIEMPOS PARA LAS NOCHES TELEVISIVAS?

La entrevista, música y comedia estarán fusionadas, una vez más, con nocturnidad (y una pizca, tal vez, de alevosía) en La Sexta. Nuevos tiempos no serán, esperemos que tampoco sea un ‘revival’.

Lo que está claro es que Buenafuente es sinónimo de programa de calidad y fortalece la amplia nómina de presentadores con reconocida reputación de Atresmedia, potenciando así la imagen de este grupo de televisión familiar que invierte en calidad. Además, con esta decisión, el canal verde incorpora a su parrilla un necesario pilar diario que no esté tan atado a la política. 

Si gusta el piloto que se graba mañana, el programa se lanzará en dos semanas bajo el nombre de En el aire. Título con múltiples lecturas para el retorno de Buenafuente. Y es que la audiencia (y su imprevisible paladar) tendrá la última palabra.

Y ADEMÁS…

Buenafuente, en busca de la resurrección del late night

La televisión vista por Buenafuente, en 7 puntos

 

El ‘efecto contagio’, la otra clave del éxito de ‘El tiempo entre costuras’

10:19 - Autor:

  • La serie de Adriana Ugarte toca nuevo máximo de share en su segundo capítulo. Las batallas de ‘La voz’, con un público complementario, logran  un 25% y también suben (4,8 puntos).  
  • En franja de coincidencia, la ficción de Antena 3 alcanza un 26,9% y ‘La Voz’ se queda en un buen 21,8%. Mientras que ‘Isabel’ de TVE es la que más sufre las ‘costuras’, al tener mismo target, y hace mínimo (14,6%).
  • Analizamos cuando los triunfos televisivos se guisan a fuego lento.


 
El segundo capítulo de El tiempo entre costuras ha marcado un nuevo máximo de audiencia. La ficción es un rotundo éxito en audiencias y, también, en calidad. Nadie parece discutirlo. De hecho, el episodio de ayer ha enganchado más cuota de pantalla (26,9%) . El eficaz boca a boca, una vez más, ha funcionado.

La demora en el estreno de la serie ha sido uno de los factores decisivos para el masivo éxito de la ficción. A diferencia de otros productos de entretenimiento más perecederos, los meses y meses que Antena 3 retrasó el estreno de El tiempo entre costuras sirvieron para crear un ‘efecto contagio’ en el que creció el mensaje de que la serie era buena. Muy buena.

Una percepción que se fue alimentando a través de píldoras que la cadena iba lanzando, a modo de adelanto, y que terminaron con el colofón final de una proyección con público en el pasado FesTVal de Vitoria. Porque con público, gracias a la experiencia colectiva de una sala de cine, las series siempre saben mejor. De esta forma, la expectación por esta ficción se multiplicó. La critica sucumbió a El tiempo entre costuras.

En cambio, si esta imponente serie se hubiera estrenado nada más terminar el rodaje como, por otro lado, debiera haber sido en circunstancias de mercado habituales, el calado por El tiempo entre costuras sería probablemente más flojo, a pesar de su incuestionable calidad. Y es que la estrategia de comunicación de Antena 3 supo convertir en virtud el problema de los retardos del lanzamiento. 

El tiempo, al final, ha sido una ventaja para El tiempo entre costuras. Se generó una curiosidad extra por el producto al amplificarse la idea de que era inigualable. Y nos contagiamos todos, como un virus, de ese sentimiento de ‘obra maestra’ con una gran parte de verdad, pues esta ficción es buena. Aunque, quizá, a nivel televisivo, tampoco llega a matrícula de honor.

  • EL EXTRAÑO CASO DE ‘LA QUE SE AVECINA’

Otro efecto colateral del paso del tiempo (en este caso, sin costuras) es el impacto social de La que se avecina. La producción de Moreno, José Luis Moreno, alunizó en Telecinco como re-versión no oficial, pero oficiosa, de Aquí no hay quien viva. La sombra de la copia planeó en los primeros capítulos con datos de share buenos, aunque irregulares.

Sin embargo, contra pronóstico, en la pasada temporada, la veterana sexta etapa de la serie, la audiencia se disparó. Fue la tanta de capítulos más vista, con una media de más de cuatro millones de espectadores y un 22,4 por ciento de share.

¿Cómo es posible que La que se avecina no sufriera un desgaste al ser una historia tan manoseada en los últimos diez años? Muy sencillo: las reposiciones del canal FdF y los chascarrillos virales, en forma de vídeos cortos que circulan por la red, potenciaron los adeptos de esta ficción.

Sus delirantes tramas, casi siempre en estado de gracia, fueron creando ilusión en el público a golpe de reposición. Y, claro, llegó la nueva temporada y los fieles sembrados en las segundas ventanas de emisión entraron en catarsis colectiva. Había nacido otro éxito guisado a largo plazo.

Y ADEMÁS…

Diez años del estreno de ‘Aquí no hay quien viva’

Claves del éxito de ‘El tiempo entre costuras’

TVE cumple 57 años: los grandes supervivientes de la programación

28 Octubre 2013 - 8:30 - Autor:

Así está, en la actualidad, el primer plató de nuestra televisión: cerrado, vacío, en busca de un nuevo uso, y con un cicatriz en su fachada, que dejó el reconocible viejo logotipo de RTVE. Ahí dentro, hoy hace 57 años, comenzó a emitir la televisión en España.  

Lo hizo con una misa y un popurrí de bailes regionales. Sólo había 600 televisores en todo el país. Eso sí, Franco no quiso acudir a la inauguración porque no confiaba mucho en este invento. En su lugar,  asistió el Ministro de Información y Turismo, Gabriel Arias Salgado, quien fue responsable de arrancar la cadena estatal con un discurso que repitió hasta tres veces, pues los novatos cámaras no llegaban a tiempo.

En este minúsculo estudio, situado en el número 75 del madrileño Paseo de La Habanase empezó a experimentar con los rudimentos de la televisión. La cadena, en sus inicios, no tenía informativos ni reportajes, sólo contaba con programas de variedades: música, humor, teatrillos e, incluso, zarzuela. Cualquier varieté tenía cabida con tal de entretener a la audiencia. De aquella época del pan y circo no quedan documentos, cada minuto se hacía en directo, puesto que no existía un sistema para grabar la programación. Únicamente el NO-DO inmortalizó algunos instantes de aquellos artesanales comienzos.

Mucho ha cambiado TVE en estos 57 años. Igual que la propia sociedad española, de la que la cadena pública es un inevitable reflejo. El Ente ya no es Ente, ahora es corporación. La publicidad se esfumó. Internet está reinventando todo.  Y los rostros de la cadena pública cambian ahora con más frecuencia que antaño. Eso sí, cuatro presentadores parecen sobrevivir a los vaivenes que sufre Televisión Española por obra y gracia de la política.

ANA BLANCO

Atrás quedan dos décadas donde Ana Blanco, contra viento y marea, en todos los gobiernos, se ha mantenido como rostro fiable de los Telediarios de TVE. Es más, tiene el récord de permanencia al frente del Telediario. Y es que ha ganado a pulso la confianza de la audiencia. Su credibilidad está por encima de los datos de share.

JORDI HURTADO

Jordi Hurtado no conoce la palabra desgaste. Y debería, pues presenta el más difícil de los concursos, Saber y Ganar. Más de 16 años al frente de las sobremesas de La 2. Sin rival. De hecho, es el programa más seguido de La 2. Quizá, por eso mismo, a Hurtado le sientan tan bien las décadas. No pasa el tiempo por su rostro. Está prácticamente igual desde su época como maestro de ceremonias de Si lo sé no vengo, en los ochenta.  Será la tranquilidad de tener más de un millón de fieles espectadores cada día.

ANNE IGARTIBURU

La presentadora estandarte de TVE no ha tenido la suerte que se ha labrado en sus casi veinte años de trabajo en la cadena pública. Tras el fiasco del magazine +Gente, regresó al veterano Corazón. No obstante, su gran éxito y cima profesional fue con ¡Mira quién baila!. Desde entonces, ha ido encadenando diferentes galas especiales en el que intentaba dar ritmo a productos que no siempre lo tenían. Es de los pocos rostros que siguen consolidados como referente de Televisión Española. Y sobrevivive a los bandazos de la cadena a la espera de una gran apuesta en horario de máxima audiencia. Porque Anne Igartiburu no está oxidada.

JUANJO PARDO

Juanjo Pardo triunfó como uno de los jóvenes presentadores de El Club Disney. Llegó en 1990 y se quedó. Con algún que otro papel en series, el comunicador se ha mantenido como conductor fijo de espacios diarios de La 2. Desde el programa de ofertas de empleo, Aquí hay trabajo, hasta el magazine social, Para todos La 2. Además, esta semana, TVE confía a Pardo su gran apuesta, Tu oportunidad, el talent show que invierte en ideas de emprendedores. Será también su gran oportunidad como presentador de un prime time, más de veinte años después de llegar a la casa.

Y ADEMÁS…

¿Cómo es la tele pública que necesitamos?

Seis programas que TVE no emitiría hoy

Los programas infantiles de los ochenta, a análisis

El día que Lou Reed tocó en ‘Los conciertos de Radio 3’

0:02 - Autor:

Lou Reed ha fallecido a los 71 años. Alma del grupo The Velvet Underground, junto a John Cale, Sterling Morrison y Maureen Tucker, revolucionó el lenguaje del rock and roll. Es más, sus creaciones llamaron la atención de Warhol, que se convirtió en su protector y creo una portada histórica.

Reed y Cale se adelantaron muchos años al tratar temas tan alejados de la moral de finales de los 60, rodeándose de un halo de creatividad que la industria de ese momento era imposible que viera con buenos ojos.

Pocos discos han tenido tanta repercusión fuera de su tiempo como ‘The Velvet Underground & Nico’ de 1967. Varias generaciones (de lo que, con el paso de los años, se llamó ‘música independiente’) bebieron de su riesgo y falta de ‘moralidad’ sonora de la época. El concepto ‘Underground’ de entonces siempre pertenecerá a Reed.

De esta forma, Reed es uno de los inventores de la música indie o independiente. De hecho, en 2009, participó en el programa indie por excelencia de nuestra televisión pública, Los conciertos de Radio 3, que se realizan en el auditorio de la Casa de la Radio en Prado del Rey. Un concierto acústico que ya es un clásico.

Y ADEMÁS…

¿Por qué ya no hay programas musicales?

Jordi Évole, ¿la manipulación televisiva a favor del periodismo?

27 Octubre 2013 - 11:57 - Autor:

Pocos gurús de nuestras cadenas creían en el éxito de Salvados. Estaba presentado por Jordi Évole, un periodista encasillado en la comedia. Empezábamos mal, pues.

Lo que comenzó como una serie de especiales para la precampaña electoral de 2008, con nombre de teleserie juvenil protagonizada por Zack Morris (Salvados por la campaña), acabó transformándose en todo un prestigioso emblema de La Sexta.

LA IMPORTANCIA DE LA PERSONALIDAD PROPIA

La mirada ácida de Évole se alzó en voz de la ciudadanía. Bueno, de una parte de la ciudadanía. Quizá porque con ironía parece más fácil lanzar una pregunta incómoda al horizonte de la cruda realidad.

No obstante, el éxito de Salvados no es sólo gracias a la arrolladora personalidad de su presentador ‘follonero’, curtido en medios locales en los que se pateó la calle. Y eso se nota. El formato también ha funcionado al incorporar artimañas televisivas que no son tan habituales en los denominados ‘informativos serios’.

APRENDIENDO DE Hitchcock 

Y es que Salvados no se conforma con contar cada historia de forma lineal. Al contrario, el espacio intenta mezclar la curiosidad del periodismo con el montaje dramático de una serie de ficción. Es más, está editado prácticamente como si fuera una producción de intriga. No es The Newsroom, ni un filme de Alfred Hitchcock, pero casi: el programa se construye con trampas dignas de grandes directores de cine.

De esta forma, el formato contagia de emoción al espectador. Évole no se conforma con realizar entrevistas a la caza del titular, desde bonitos ‘marcos incomparables’: se atreve con las ventajas de la postproducción. La realización es tan primordial como las preguntas.

LA RUIDOSA COMUNICACIÓN NO VERBAL

Salvados cuida lo que se escucha, pero también lo que no se escucha: las miradas, los silencios, la expresividad de los primeros planos… Sin olvidar la importancia de incorporar músicas para enfatizar instantes. 

El equipo rueda 30 horas semanales para sólo 47 minutos de reportaje. Con todo este material, que se trocea y desordena, se arma un rítmico puzzle de tramas. Así, se hace más digerible un formato que podría ser muy áspero y esquivo para una sociedad desmotivada con sus políticos, en la que mirar para otro lado es lo más sencillo.

CLARIDAD, EN EL CAOS DE MENSAJES

Se trata de un paso más en la evolución de la estructura de aquellos legendarios programas de reportaje, como Informe Semanal. En la actualidad, gana peso la sensacionalista fórmula del docu-show. Y Jordi Évole concilia un equilibrio entre el reportaje tradicional y la información espectáculo.  Lo intenta rompiendo los tabúes del periodismo más encorsetado, al incorporar la manipulación del montaje televisivo a favor de una claridad informativa contada en primera persona.

La televisión puede (y debe) ser fácil de digerir con todo tipo de contenidos. Pero, sobre todo, este formato de El Terrat (productora de Buenafuente) demuestra que, guste más o menos, se puede narrar la actualidad que nos preocupa con guiños cómplices a la audiencia, aprovechando las ventajas del tramposo lenguaje de la tele, sabiendo que la objetividad no existe y sin necesidad de caer en la trinchera de la estirpe de contertulios que lanzan predecibles mensajes teledirigidos desde las alturas. Otros prismas también vienen bien, aunque sólo sea de vez en cuando.

Y ADEMÁS…

¿Peligra la ideología de La Sexta?

El futuro incierto de ‘Informe Semanal’

Muere Marcia Wallace, la profesora Krabappel de ‘Los Simpson’

26 Octubre 2013 - 19:09 - Autor:

Marcia Wallace ha fallecido víctima de un cáncer de mama, contra el que llevaba luchando desde hace tres décadas. La actriz ponía voz a Síta Krabappel, la querida maestra de cuarto curso de Los Simpson. Tenía 70 años.

Con el fallecimiento de la actriz, también desaparece el personaje al que doblaba en la serie. Así lo han decidido los responsables de la veterana ficción amarilla, como señal de respeto y homenaje a su labor.

Wallace había logrado el premio Emmy como dobladora de Los Simpson en 1992. También alcanzó gran popularidad por su papel en The Bob Newhart Show. en los años setenta, donde interpretó a la peculiar recepcionista Carol Kester.

http://www.youtube.com/watch?v=_m7q3xIvN48

TEMA RELACIONADOS

El peligro vocal de Margie Simpson

TVE en busca de los nuevos ‘Martes y Trece’ o ‘Cruz y Raya’

9:54 - Autor:

De Martes y Trece a Cruz y Raya, pasando por los Morancos. El humor más imprevisible siempre ha tenido un hueco destacado en la parrilla de TVE. Pero, desde la marcha de José Mota a Telecinco, la cadena pública se ha quedado sin un popular rostro cómico que triunfe en carcajadas (y audiencia).

Los viernes se habían convertido en el refugio infalible para los sketches y gags. Cruz y Raya, y más tarde en solitario Mota, alcanzaron audiencias millonarias que no se han vuelto a repetir, ni con las hipnóticas reapariciones de Belén Esteban en Sálvame Deluxe. ¿Dónde se ha fugado todo ese público?

Así que en TVE se han puesto en busca y captura de un recambio cómico para su programación. También con la vista puesta en los emblemáticos especiales navideños, que están al caer. Y ya hay elegidos: Televisión Española termina de iniciar el rodaje de Se hace saber.

Goyo Jiménez (El Club de la Comedia, No le digas a mamá que trabajo en la tele) está al frente de este proyecto que pretende consumar una radiografía de España en la que el espectador se parta de risa al sentirse identificado con las ‘particularidades’ de su país y, por tanto, de sí mismo.

Una vez más, el costumbrismo más surrealista como foco central de un espacio que contará, además, con Leo Harlem, El Monaguillo, Agustín Jiménez, Iñaki Urrutia y una periodista metida a humorista, Berta Collado. Y todo producido por 100Balas, la productora de Flipy, que ha pasado de científico loco a empresario de pro.

De hecho, Flipy ya estaba detrás de la producción de La hora de José Mota de TVE. Es más, para este nuevo programa, también se ha fichado a guionistas del formato predecesor.

Vuelve el humor a la pública, aunque es dificil que sea tan trasgresor y politicamente incorrecto como el que perpetraban Martes y Trece, que siempre daban en la diana del sarcasmo sin complejos. Eran otros tiempos, cuando Televisión Española parecía más atrevida o quizá, simplemente, era más genuinamente inconsciente. 

Y ADEMÁS…

10 parodias imprescindibles de Martes y Trece (Vídeos)

¿Martes y Trece se atrevería a realizar hoy una parodia así?

El día que Madonna flipó con Martes y Trece

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

Octubre 2013
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

TeleDiaria en Twitter