Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Tres trucos que debe aprender Buenafuente de Crónicas Marcianas

27 noviembre 2013 - 9:29 - Autor:

Andreu Buenafuente ha regresado En el aire a La Sexta. El programa arrancó hace una semana alcanzando unos excelentes resultados para el late night, aunque pasados los días ha obtenido datos más irregulares.

Hay un público fiel que no falla al cómico que nos descubrió al Neng de Castefa (ayer registró 896.000 y 11,5%). Su programa es una alternativa interesante e inteligente a las noches televisivas, pero podría llegar a más seguidores aprendiendo algunos de los trucos que bordaba a la perfección el equipo de la primera etapa de Crónicas Marcianas, cuando Javier Sardá demostró que podía hacer un show genuino, arriesgado y competitivo.

En el aire no busca el perfil de público de Crónicas, ni lo necesita. Sin embargo, sí puede aprovechar elementos positivos que sembraron los ‘marcianos’ para evitar la indiferencia del espectador:

PRIMER TRUCO. MÁS RUIDO, POR FAVOR

Un programa que se emite más allá de las doce de la noche debe ser ruidoso. La conversación curiosa y amena es el valor añadido de En el Aire, pero al programa no le vendrían mal más músicas de fondo y otros efectos sonoros para no permitir que a esas horas su público pierda la batalla contra el sueño. Crónicas Marcianas, a través de la rapidez de reflejos de Jorge Salvador (ahora productor ejecutivo de El Hormiguero), aderezaba cada instante exacto con el soniquete perfecto para impulsar la charla. Estaba prohibido que el espectador bostezara.

SEGUNDO TRUCO. LUCES HIPERACTIVAS

La puesta en escena de Buenafuente es brillante. Un decorado cuidado y acogedor, como todos los programas de su productora, El Terrat. Aunque, cuando el plató recibe a entrevistados, el fondo escénico de estos invitados no cuenta con movilidad. Es decir, en la tele más noctámbula también es importante no dejar de embelesar los ojos del espectador. ¿Cómo? En Crónicas Marcianas había pantallas colocadas constantemente para emitir imágenes en movimiento o, en su defecto, reflejos de juegos de luces por todo el decorado. Así, siempre, en cualquier encuadre de las cámaras, se producía una sutil vibración resplandeciente que amplificaba una parte de la atención del espectador. En En el aire hay algunas pequeñas lagunas en este sentido.

TERCER TRUCO. HUIR DE LOS COMPLEJOS TELEVISIVOS

La cabina desde donde vigila las redes sociales Bob Pop o los delirantes personajes que interpreta Belén Cuesta (su caracterización de Miley Cyrus ha sido apoteósica esta semana) son esenciales para fortalecer el ritmo del show y generar más interés. Muy buena idea. Y es que En el aire es un buen programa, un oasis en una televisión que necesita la comedia más comprometida y cómplice. Aunque quizá también se echa en falta que el programa se quite una aureola de complejos para disfrutar sin tabúes del lado más inesperado y golfo (en el buen sentido de la palabra) de la noche. Porque si un punto fuerte tenía Crónicas Marcianas, antes al menos de que se convirtiera en un tóxico delirio de miserias humanas, es que transmitía una sensación única de fiesta-acontecimiento donde todo podía pasar. Era el aliciente del final del día. Y ahí está el gran secreto para triunfar con un late show, convertirse en una tentación divertida que impida que el espectador se vaya a la cama aunque tenga que madrugar. Los programas en esta franja horaria obligan a ser concebidos para luchar contra la somnolencia del público. Eso es algo que Buenafuente tampoco debe olvidar.

Y ADEMÁS…

Los siete ases en la manga de Buenafuente en su retorno

Buenafuente, en busca de la resurrección del late night

La televisión vista por Buenafuente, en 7 puntos

¿Qué ingredientes faltan a los programas de tele de hoy?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

noviembre 2013
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

TeleDiaria en Twitter