Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Cierre Canal 9: el último fotograma de una noche berlanguiana

29 noviembre 2013 - 13:59 - Autor:

Canal 9 ya se ha apagado. Eran las 12,19 de la mañana. La cadena se fue a negro, sin más, sin despedida, sin un plano general de adiós, sin un aplauso, sin un vídeo de recuerdo de la historia del canal. Un mortal brusco fundido a negro mientras se veía un pasillo de la empresa lleno de policías. Esa fue la última imagen.

Así terminaba la noche más larga de la Radiotelevisión Valenciana. La última noche que ha sido escenificada a través de una retransmisión en directo, a modo de trepidante cuenta atrás, con rumbo a la desconexión definitiva.

Era una crónica de una muerte anunciada. Pero nadie presagiaba que las últimas horas de Canal 9 se asemejaran tanto a una película de Berlanga, que reflejaba como una metáfora la mala gestión que había sufrido la cadena en los últimos años.

Todos los ingredientes de esta retransmisión espontánea, de los propios trabajadores defendiendo su televisión pública, parecían escritos por un guionista experto en la España de pandereta. Policías que no dejaban entrar a los empleados, cables que podían ser cortados, reporteros improvisados en busca de los hombres de negro enviados para finiquitar la conexión, la opinión en plató de ciudadanos que hasta ahora eran vetados por censores de la misma emisora…

Y es que la trama de los hechos fue creciendo en intensidad durante toda la noche. “Nos pueden cortar la electricidad en cualquier momento“, decían los presentadores con miedo. Cada minuto, parecía el último.

De repente, un reportero improvisado encontró a Paco Telefunken, el antenista que iba a cortar la emisión. La policía escondió a este técnico en un cuarto perdido entre las bambalinas de los Estudios. El apagón estaba más cerca.

Entrada la mañana, lograron entrar al control central, órgano vital de la emisora. Al final, Telefunken pasaba de ser verdugo a héroe, pues decidía que él no podía consumar el cierre de la Televisión Valenciana. “Me voy a casa, no se cierra por mí“, sentenció. Y se fue.

Un giro dramático que estiró la agonía unas cuantas horas más. Y en esas horas, la última gran entrevista del canal: la Presidenta de la Asociación de las Víctimas de Metro, Beatriz Garrote, entraba por primera vez en Canal 9, tras años silenciada en esa emisora que ocultó la información del trágico suceso. Los trabajadores se reconciliaban consigo mismos con este acto, otro vuelco de guion: parecía que con esa entrevista Canal 9 podía morir más tranquila al dar voz a personas que jamás tuvieron hueco en sus informativos o programas.

La gestión catastrófica de la RTVV terminó en una especie de reality que mostró la transparente emoción e indignación de unos trabajadores que veían como se enterraban 24 años de su canal autonómico. Y demostraron su instinto televisivo en las últimas horas. Así consumaron un programa que supo mantener la atención de principio a fin, intentando encontrar luz a un final muy oscuro. Ahora, los valencianos pagan los platos rotos de una mala gestión política, su autonómica, Canal 9, ya no existe.

Y ADEMÁS…

 La política que mató Canal 9

El fin de la RTVV: Canal 9 retransmite su propia agonía en directo

7:32 - Autor:


Canal 9 ha retransmitido su propia agonía, en directo, durante toda la noche. “Nos pueden cortar la emisión en cualquier momento”, decían los presentadores de la autonómica. Y es que, tras un pleno de urgencia celebrado ayer, donde se designó el liquidador de la empresa pública, el Gobierno valenciano aceleró anoche un fulminante e improvisado cese de emisiones. Ya no había marcha atrás.

La primera frecuencia en apagarse fue Ràdio 9, la frecuencia en FM se cortó, de cuajo, a las 23.50h. Ni siquiera pudieron despedirse de los oyentes los locutores que estaban realizando un programa de deportes.

Instantes después, ante la evidencia de que el final era inminente, los trabajadores de Canal 9 arrancaron un programa especial. Sin embargo, la policía estaba tomando las instalaciones para no permitir entrar a los empleados que se incorporaban en el cambio de turno. No les dejaron ocupar su puesto de trabajo, a pesar de que todavía no habían sido despedidos. 

Una caótica ejecución de un cierre que culmina la larga agonía de una de las grandes autonómicas de nuestro país. Criticada por ser un aparato propagandístico del gobierno de turno, paradójicamente, en sus últimas semanas de existencia, se ha transformado en voz de la oposición y ha multiplicado sus datos de audiencia.

Una muerte televisiva y televisada a través de un maratoniano especial ininterrumpido en el que, incluso, se intentó entrevistar al supuesto técnico contratado para cortar la emisión. Y hablaron con él, hasta que la policía se lo llevó a un cuarto.

Horas de emoción entre los trabajadores de la cadena, que crearon un tapón en los pasillos (foto de arriba) para impedir a las fuerzas de seguridad entrar al corazón de la autonómica: el sensible ‘control central’, órgano vital del canal, que si se desconecta bruscamente puede destruir imágenes importantes de archivo.

No obstante, al final, nadie ha logrado entrar a ese control central (de momento).  Los trabajadores han conseguido frenar el apagón nocturno. Y, desde el Estudio 3, plató que sólo hace unas semanas había cambiado su decorado, se ha seguido desarrollado un largo informativo que ha durado toda la noche y por donde han pasado los líderes de la oposición, que antes no eran recibidos en la emisora. Todos han estado defendiendo la importancia de una televisión pública ‘viable’, mientras que los presentadores de la cadena repetían que el PP había declinado intervenir en el especial informativo.

Ahora, Canal 9 sigue emitiendo sus últimas horas, resistiendo, sin saber cuándo y cómo se va a producir el apagón definitivo. A primera hora de la mañana, los trabajadores del canal recibieron a Beatriz Garrote, Presidenta de la Asociación de Víctimas del Metro de Valencia, colectivo silenciado por la televisión pública en la cadena. Todo un símbolo.

Pero cuando el apagón parecía que era una realidad, Paco ‘Telefunken’, el técnico encargado de cortar la señal de Canal 9 se ha negado y se ha ido de las instalaciones. No ha podido soportar la presión. El cierre de la emisora se ha convertido en un serial con giros dramáticos incluidos. La agonía se alarga.

http://www.youtube.com/watch?v=J-IJM5iKUV8

Y ADEMÁS…

 La política que mató Canal 9

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

noviembre 2013
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

TeleDiaria en Twitter