Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘El Objetivo’ que cumplió Ana Pastor

2 diciembre 2013 - 17:32 - Autor:

Terminó la temporada de El Objetivo. Lo hizo, en su última edición, con un 9,2 por ciento de share. Un buen dato que cierra hasta enero el formato con el que Ana Pastor consumó todo un atrevimiento: importar el periodismo de datos a nuestra televisión cañí.

No era un reto fácil, pues la audiencia hasta ahora estaba más acostumbrada al aireado debate con colaboradores de marcada ideología o la audaz fórmula de Jordi Évole, influenciada por la poderosa personalidad del docushow.

Estos programas no son mejores ni peores, simplemente son complementarios. No obstante, Pastor, su equipo y la dirección de La Sexta osaron en ir un paso más allá y apostar por un espacio que “tenía las de perder“, según la encorsetada clarividencia de los más tradicionales analistas televisivos.

Y los sabios catódicos se equivocaron, claro. Porque no sólo de entrevistas y debate vive la televisión. El Objetivo ha sido una alternativa interesante al resto de la programación, incluso dentro de La Sexta. Una nueva opción que ha ido creciendo con las semanas, mejorando su estructura, la duración sostenible de los contenidos a tratar por edición y la calidad de las infografías.

Un trabajo en equipo que, además, ha supuesto un avance para entender la importancia de la verificación objetiva de los hechos. Más aún en el panorama actual, donde es habitual que predomine el titular maquillado, que cala dentro de la caótica vorágine de información sin digerir.

En tiempos de obsesión por la viralidad, por tanto, el Fact Check es clave. Y El Objetivo ha servido para progresar en la transparencia. Sólo progresar, pues en el programa también se han colado los titulares maquillados que tan bien manejan algunos políticos, como sucede con las incontrolables tácticas de Esperanza Aguirre.

Aún queda mucho recorrido en el periodismo de datos, y aún El Objetivo necesita tiempo para tomar más y mejor el pulso a los datos. En España, Pastor no ha plantado ‘pinochos’ a los políticos que mienten como hacen los norteamericanos, pero sí ha contado con el arrojo de demostrar que se puede hacer periodismo de servicio público en un plató de una cadena privada. Porque el buen periodismo siempre es un servicio público, también en el prime time.

ENTREVISTA A ANA PASTOR

“Odio que me pongan etiquetas y no soporto ponerlas yo”

Y ADEMÁS…

Ana Pastor, crónica de una destitución anunciada

Así despidió Ana Pastor su último desayuno en TVE

Antena 3 gana noviembre: ¿cuál es la debilidad de Telecinco?

1:48 - Autor:

Ni con la apisonadora de Avatar, ni con el regreso de Rosa Benito, ni con La Voz. Telecinco no ha podido ganar la batalla por las audiencias de noviembre. Ha sido una ajustada contienda, donde Antena 3 ha liderado con una décima más. 14,1% de Antena 3 contra el 14% de Telecinco.

Así, casi en tablas, ha quedado la lucha por conquistar al público entre las dos grandes cadenas privadas. Pero, más allá del frío dato numérico, este resultado perfila una dificultad creciente de Mediaset para asentar nuevos éxitos tras años viviendo, en gran medida, de triunfos dilatados en el tiempo, en donde las baratas tertulias sobre corazón, tripas, realities y viceversa eran prioritarias.

Ahora, aunque Telecinco sigue teniendo una parrilla sólida con espacios como Sálvame o El Programa de Ana Rosa, la cadena muestra su debilidad en un modelo de negocio que revela síntomas de desgaste. De hecho, su audiencia más habitual se sostiene en públicos que no son tan jugosos para los anunciantes, pues su perfil está comprendido en edades más adultas y de clase más baja que gastan menos en los productos que se anuncian por la tele.

DE OVERBOOKING A DESORDEN 

Antes, cada noche, Telecinco contaba con prime time competitivos, overbooking de éxitos con gran personalidad e intentaba innovar en contenidos para crecer, ahora la cadena sufre ausencia de ficciones de éxito o realities novedosos. También ha decaído el filón de La Voz, que padece las consecuencias de una mecánica repetitiva.

Es más, da la sensación de que esa pérdida de liderazgo en audiencias (y, también, en variedad de formatos en emisión) ha propiciado que se tomen decisiones apresuradas y, lo que es más peligroso aún, que no se arriesgue como si hace la competencia, lugar en el que no cesan estrenos en busca de congeniar con un público ansioso de alternativas de entretenimiento.

LA IMPORTANCIA DE LA IMAGEN SOCIAL DE UN CANAL

En televisión, las identidades de marca cocinadas a medio plazo son claves, como hizo Telecinco a finales de los noventa bajo el eslogan de La televisión de hoy, un trabajo de marca que asentó los cimientos de un éxito prolongado hasta hoy.

Esta temporada, por tanto, la cadena principal de Mediaset ha sufrido una oferta de prime time variante, caótica y con un fin de semana preocupante, más aún tras la cancelación de El Gran Debate. A diferencia de Antena 3 que ha conseguido una programación clara y definida en cada día de la semana. De esta manera, los espectadores conocen qué formato se emite cada noche, justo después de El Hormiguero que también sirve como pilar estructural que ordena y organiza la parrilla.

Parece que ha llegado la hora de una renovación en Telecinco, de intentar vivir menos al límite en la utilización de contenidos polémicos y empezar a cuidar más los símbolos cómplices con el público: los símbolos que sembraron el colosal éxito de este canal tan querido y odiado, a partes iguales.

Y ADEMÁS…

5 virtudes de Telecinco

Contradicciones de los responsables de las cadenas

El riesgo de Telecinco

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

diciembre 2013
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

TeleDiaria en Twitter