Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Mariló Montero buscará ‘El pueblo más divertido de España’ en las noches de La 1 de TVE

21 enero 2014 - 16:58 - Autor:

Anne Igartiburu se queda sin prime time, Mariló Monteró aterriza en el prime time. Así de paradójico es a veces el panorama de nuestra televisión pública.

El portal Vertele ha desvelado hoy en exclusiva que Montero llegará al horario de máxima audiencia para conducir el nuevo concurso de TVE. Se trata de un espacio que pretende buscar el pueblo más divertido de España.

Y ahí estará Mariló como estrella del show, demostrando que es una experta en las tradiciones ancestrales de nuestro país. Aunque ya lo dejó claro con el Toro de la Vega.

MARILÓ, ¿IMAGEN DE CADENA?

Televisión Española prefirió un rostro masculino, Jaime Cantizano, para el regreso de Mira quién baila el próximo lunes. De esta forma, Anne Igartiburu se quedaba fuera del programa con el que más éxitos cosechó. En cambio, Montero, que recriminó con indirectas a Igartiburu que pedía “prime times” en su entrevista más polémica (esto da para muchas lecturas), da ahora el salto al horario de máxima audiencia.

LA MAÑANA DE LA 1 PASA DESAPERCIBIDA 

TVE premia, por tanto, a la comunicadora que ha llevado a mínimos de audiencia a las mañanas de La 1. Sus constantes polémicas y su soberbia habitual complica que el espectador se sienta identificado con un magazine que debe ser cercano, interesante, curioso, entretenido y creíble.  Sin embargo, se ha quedado estancado en temas cíclicos y desfasados.

El magazine matinal de la tele pública siempre había sido un pilar fuerte de la cadena. Lo fue con Jesús Hermida, con Pepe Navarro, con María Teresa Campos y con Inés Ballester (que compartía mañana con el exitoso Manuel Torreiglesias). Sólo pinchó en los años del regreso de Laura ValenzuelaInmaculada Galván o Pepa Bueno, quienes apenas duraron una temporada.

Jesús Hermida, Pepe Navarro o María Teresa Campos innovaron y arriesgaron en sus magazines para buscar la complicidad de los televidentes. Experimentaban en nuevas secciones y buscaban la voz de la calle más allá de la receta de salud-cocina-sucesos-corazón de los últimos años. Es más, hay programas de la historia de TVE que vistos hoy son más televisivos que algunos de los que produce la cadena pública en la actualidad: en ritmo, en temáticas y en lenguajes audiovisuales. ¿Cuándo volverá Televisión Española a creer en magazines que evolucionan al mismo tiempo que los intereses de los espectadores y no se quedan estancados en fórmulas testadas pero anticuadas? 

POLÉMICAS QUE NO SE TRADUCEN EN BUENAS AUDIENCIAS

Pero Mariló Montero se mantiene en TVE y, además, la cadena confía en ella este talent show cómico que produce Cuarzo (compañía de Ana Rosa Quintana). Para algunos, la decisión de que sea la maestra de ceremonias de El pueblo más divertido ha sido tomada por la repercusión de las polémicas que genera Montero, aunque sus controversias nunca se traducen en datos de audiencia positivos.

Sus meteduras de pata, desde la tensa entrevista a Anne Igartiburu, han provocado que sus palabras se miren con lupa ante cualquier amago de desvarío, que pueda circular por las redes sociales y diarios a velocidad de vértigo. Y es que hay algo que no se le puede negar: lo último que produce Mariló Montero es indiferencia. La polémica está servida.

Los momentos más polémicos de Montero en 2o13

Y ADEMÁS…

¿Qué tiene Mariló Montero contra Anne Igartiburu?

La última de Mariló Montero: almas trasplantadas en órganos

¿Son injustas las redes sociales con Mariló?

 

Siete delirantes momentos de Silvia Abril en televisión (vídeos)

10:00 - Autor:

  • La cómica triunfó anoche en las redes sociales con su reaparición en ‘La que se avecina’ de Telecinco.

Lo ha vuelto a hacer. Silvia Abril ha deslumbrado con su desparpajo ante la cámara en su retorno a La que se avecina. Si hace unas semanas nos sorprendía perpetrando una peculiar versión de Los Micrófonos en Tu cara me suena, anoche bordó a Violeta, la alocada hermana de Recio.

La fiel audiencia de la serie de Telecinco (anoche alcanzó un buen 19,8 por ciento de share) sucumbió a los delirios del papel consumado por una Silvia Abril en estado de gracia, como también el público acogió con ganas al personaje interpretado por Dani Muriel, un cachas millonario y fanfarrón que ha aterrizado en las tramas para perturbar la estabilidad matrimonial de Javi y Lola y que despuntó en comentarios positivos en Twitter.

Y es que, una vez más, el patio de vecinos de Montepinar ha demostrado que para lograr carcajadas apoteósicas sólo basta con unos guiones con cero complejos y unos actores sin miedo al desvarío colectivo.

Eso sí, Silvia Abril se llevó al personaje más queriblemente enloquecedor. No obstante, ella tiene mucha práctica previa en este tipo de surrealismos catódicos. Ha hecho prácticamente de todo en nuestra comedia. Incluso presentó una de las versiones de Caiga Quien Caiga o cocinó recetas en El Hormiguero.

Repasamos 7 momentos imprescindibles de la trayectoria de Abril en la pequeña pantalla:

LA NIÑA DE SHREK | Cita Con Andreu

CAYETANA | Disfrútenla

PreTopChef | Cocinando a lo bestia, de Bilbao

EL DIARIO DE PATRICIA | Silvia Gaztañagao

DISCO… Y GRÁFICA | De promoción

PERREA PERREA | La caída más mítica de Eurovisión

LOS MICRÓFONOS | Su primera vez en ‘Tu cara me suena’

Y ADEMÁS…

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

¿Qué ingrediente le falta a los programas de televisión de hoy?

¿Infravaloran las cadenas el poder de Youtube?

‘El tiempo entre costuras’ cuelga el cartel de ‘fin’ con récord de audiencia

9:32 - Autor:

Como las grandes series literarias de antaño, El tiempo entre costuras terminó proyectando el cartel de ‘FIN’. Atrás quedan dos años que fueron cuajando este éxito, histórico para Antena 3, que concluyó anoche con un 27, 8 por ciento de audiencia y 5.536.000.

La serie pulverizó su récord de audiencia en un final reconfortante que coronó once capítulos que conjugaron con maestría cinco claves del éxito:

Realización visual… y sonora. El tiempo entre costuras ha recuperado la estética de las grandes adaptaciones literarias de nuestra televisión. La fotografía y la realización han jugado a crear luminosas imágenes de postal. Sin miedo a los sutiles movimientos de cámara: que hacen más atractivo el encuadre y que tanto escasean en nuestras series, debido a las prisas con las que se ruedan. No ha sido el caso de los once capítulos de esta ficción, donde la historia se convierte en una experiencia visual arropada por una banda sonora perfecta a la hora de impulsar la emoción.

La puesta en escena. Es bien sabido que la serie se ha grabado en 100 localizaciones de España, Marruecos y Portugal. La gran inversión económica de la producción consigue un despliegue que se nota y que empatiza con la curiosidad del espectador. Anoche, en el último episodio, cobró protagonismo el madrileño Museo del Ferrocarril, antigua Estación de Delicias, que sirve como decorado comodín a todas nuestras ficciones de época. Desde Cuéntame hasta Amar en Tiempos Revueltos. También Sira Quiroga pasó por ahí.

La ensoñación en otros tiempos. En estos años de aburrida crisis, este tipo de ficciones-vintage alcanzan una de las máximas de la televisión: hacernos imaginar. Las audiencias mayoritarias siempre agradecen poder fantasear con otras mágicas épocas, que no hemos vivido pero que muchos soñaron vivir, aunque sean reinventadas en cartón-piedra. El tiempo entre costuras en una buena válvula de escape hacia la evasión de la emoción que producen tiempos más ingenuos, en los que hasta conspiración parecía romántica.

Adriana Ugarte. Presente en casi todas las secuencias, Ugarte (La Señora, Niños Robados) ha derrochado una naturalidad frente a la cámara hasta alcanzar una rotunda complicidad con la audiencia femenina, filón de esta producción, que ha empatizado con los sentimientos de la protagonista.

El amor, el desamor… y el suspense. El tiempo entre costuras ha conseguido no decepcionar a la hora de versionar un bestseller que consigue el equilibrio entre la aspiracional búsqueda de la felicidad a través del amor más romántico, que se frustra, va y viene, con otro tipo de romanticismo: el de las turbias tramas de suspense, espías, soledad y supervivencia en el desasosiego.

El tiempo entre costuras se marcha con los capítulos exactos, sin posibilidad de estirar el éxito para caer en la trampa de deformarlo y, por tanto, Sira Quiroga se ha ido con con un público contagiado por una aureola de que esta producción es un hito histórico de nuestra televisión. No obstante, la audiencia es tan exagerada como olvidadiza, y pronto otorgará ese título de ‘hito histórico’ a otra serie que consiga traspasar la barrera del acontecimiento mediático que emociona. Es la infiel ley de la televisión, algo desmemoriada. ¿Cuál será el próximo hito? ¿El Príncipe, Galerías Velvet…? Pronto lo sabremos.

Y ADEMÁS…

¿’El tiempo entre costuras’ marca un antes y un después en la ficción televisiva española?

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter