Saltar al contenido

« ver todos los blogs

45 años del último concierto de The Beatles en la azotea de Apple Records en Londres (vídeos)

30 enero 2014 - 21:09 - Autor:


 
Un día como hoy, pero de hace 45 años, The Beatles se subían a la terraza de Apple Records en Londres. Allí, en la azotea, realizaron un concierto para la historia, su último concierto.

http://www.youtube.com/watch?v=4LHeCudcR8Q

Una actuación que marcó generaciones y que intentó homenajear David Letterman en su late show. Lo hizo el 15 de julio de 2008 cuando logró plantar a Paul McCarney sobre la marquesina del teatro-plató de la CBS.

Ahí, en pleno Broadway, con West 53rd Street, McCarney realizó otro concierto desde las alturas y se reencontró con el mismo estudio de televisión desde donde los Beatles saltaron a la fama en Estados Unidos. Y es que allí mismo se rodaba el exitoso programa de variedades de Ed Sullivan, plataforma yankee para tantos artistas icónicos. Así debutaron en aquel teatro reconvertido en plató The Beatles, justo hace medio siglo:

http://www.youtube.com/watch?v=dwkve8s1dNI

Y ADEMÁS…

30 años sin Abba. Así revolucionaron el género del videoclip

Vídeoclips para la historia que dejó Freddie Mercury

Michael Jackson, el maestro del vídeoclip

Canciones infalibles para que triunfe un talent show

‘Pasapalabra’, el éxito incombustible de Telecinco

13:08 - Autor:

  • Seis claves del popular concurso de Christian Gálvez.

Tras seis años en Antena 3, Pasapalabra dio el salto a Telecinco en 2007. En la cadena madre de Mediaset, este concurso ha sabido renovarse y lograr una complicidad con el espectador que le ha catapultado a un infalible éxito diario.

Y es que Pasapalabra no falla, incluso muchos días es el programa con mayor share de su canal. Lógico, pues este juego reúne seis claves cruciales que debe contar cualquier concurso de televisión para enganchar a la audiencia.

1. Concursantes que son como de la familia.

Los jugadores no son catedráticos aburridos: son gente de la calle, personas espontáneas que comparten sus vivencias, sus filias, sus fobias, sus manías… Empatizan con el público, pueden caer bien o mal, pero siempre transmiten ante la cámara porque sus perfiles son muy reconocibles para el espectador.

2. Preguntas aptas para (casi) todos los públicos.

Las pruebas que se realizan cuentan con la dificultad adecuada: así fomentan que la gente concurse desde sus casas, el espectador se siente partícipe y no excluido: puede contestar las preguntas. De hecho, desde el sofá, se juega, se debate en familia y, en ocasiones, hasta se responde más rápido que el concursante en plató. El público lo disfruta, compite y reta al televisor.

3. Los famosos sin coraza.

Los padrinos populares son el valor añadido en Pasapalabra. La audiencia se divierte viendo como se desenvuelve personalidades de la ‘farándula’ fuera de su ámbito. Aquí no sólo van de promoción, también tienen que demostrar su desparpajo ante las pruebas, produciéndose, en ocasiones, situaciones muy distendidas, ya que el programa (y su presentador) crea un clima de confianza en donde estos ‘famosos’ olvidan cualquier coraza y se dejan llevar por su instinto del espectáculo.

4. La complicidad de Christian Gálvez.

Gálvez logra una naturalidad arrolladora, lleva el ritmo del espectáculo sin que se note y demuestra una irónica rapidez de reflejos a la hora de retar a los concursantes. El espectador se siente cómplice de un maestro de ceremonias que da mucho dinamismo al show y que, además, es el yerno ideal para cualquier madre.

5. La luminosidad.

En los últimos años, los platós de los concursos han apostado por la tensión de la oscuridad con toques azulones. Todos parecían iguales. En cambio, Pasapalabra ha marcado la diferencia con una puesta en escena muy luminosa, donde manda el amarillo y el azul. Un envoltorio muy festivo en el que cobran fuerza las proyecciones con movilidad, tanto en la gran pantalla que preside el decorado como en los Leds. El ojo del espectador no descansa ante estos impactos visuales que son muy útiles para fomentar que el público no baje la guardia durante el espacio.

6. La emoción.

En televisión nos gusta el drama. Todo programa, magazín o concurso debe tener su pequeña trama como si de la mejor ficción se tratara. Incluso si hay una broma recurrente mejor. Así es más fácil que se mantenga la atención en alto para que el espectador se quede pegado a la pantalla hasta el final. O, de lo contrario, se perderá si el concursante, que ya nos cae bien o mal, acierta el reto final de ‘el Rosco’, donde está solo ante el peligro.

Pasapalabra transmite a la perfección esa emoción real antidesgaste, que consigue que el formato no parezca repetitivo tantos años después. Lo logra porque el formato va creciendo con el tiempo a través de un presentador cómplice y unos concursantes tan imprevisibles como próximos para la audiencia. 

Y ADEMÁS…

 ¿Tongo en Pasapalabra?

Juan Pedro Gómez, el parado que ganó el mayor bote de ‘Pasapalabra en Telecinco

 

La muerte de Chanquete ahora también en ‘Cuéntame cómo pasó’

11:00 - Autor:

Cuéntame cómo pasó se sumerge esta noche en uno de los momentos más traumáticos de la historia de la televisión. Sí, nos referimos a la muerte de Chanquete. A la primera vez que se emitió el trágico suceso, claro. Porque luego vendrían muchas más.

El Barrio de San Genaro observará el capítulo más emocionante de Verano Azul a través del personaje de María, que quedará tocada. Menos mal que su amiga Gala tiene una idea para volver a verlo… ¿qué será?

Tras el episodio el programa nostálgico Ochénteame otra vez recordará también este acontecimiento catódico que paralizó el país y marcó un hito en TVE. Durante esa década nació una nueva forma de hacer televisión, más acorde con el nuevo imaginario de la España democrática y con voluntad de alcanzar niveles de calidad internacional.

Ochéntame otra vez reflexionará estos cambios: los nuevos presentadores de informativos, las coberturas de grandes eventos, una nueva programación con más horas de emisión, programas de humor politicamente incorrectos, grandes reportajes sobre el mundo, series de ficción que revisaban el pasado más próximo o la realidad social, series extranjeras que sedujeron por su realismo o su humor irreverente, y la irrupción de los culebrones sudamericanos.

El programa contará con testimonios de algunos de los protagonistas de aquella televisión tal especial, como Javier Gurruchaga, Joaquín Arozamena, Andrés Aberasturi, Ángel Casas, el actor Miguel Ángel Valero, Piraña en Verano azul.

Todos recordarán cómo arrancó la edad de oro de la televisión pública, la TVE que quiso ser transgresora, creativa, rompedora, inquieta, curiosa, autocrítica y libre.

> Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Y ADEMÁS…

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

Treinta años de ‘Verano Azul’, la pandilla se reencuentra en Nerja

¿Qué tienen en común Jorge Sanz y la pandilla de ‘Verano Azul’?

‘Verano Azul’ tuvo la culpa: el final del verano llegó, una vez más

Así despertaba ‘La bola de cristal’ la pasión por los libros

Los programas infantiles de los ochenta, a análisis

El último golpe de efecto de Oprah Winfrey: una clase de spinning para celebrar su 60 cumpleaños

10:00 - Autor:

Lo que iba a ser una gran fiesta de cumpleaños se ha convertido en una clase de spinning. Así, sudando la camiseta, Oprah Winfrey, la gran dama de la televisión de Estados Unidos, celebraba ayer su 60 años. Y lo compartía en las redes sociales.

Una vez más, Oprah daba el golpe de efecto perfecto para alcanzar titulares mundiales con este peculiar aniversario. Una fiesta deportiva que ejemplifica la carrera de la presentadora: siempre convirtiendo su propia vida en un espectáculo tan imprevisible como cómplice para la audiencia norteamericana.

Acabo de tener el mejor cumpleaños en SoulCycle“, sentenció la comunicadora que incluso compartió un vídeo en Instagram de este momento (con cinta en la frente) para celebrar seis décadas de una existencia que parece escrita por un guionista de Hollywood.

Oprah Winfrey sufrió una infancia dura y traumática, pero heredó el superpoder para la comunicación que tenía su abuela. Con sólo 19 años ya comenzó a destacar en una humilde emisora de radio de Nashville y, posteriormente, en los micrófonos de la Universidad de Tenesse, donde, por cierto, ganó diversos concursos de belleza.

Los cazatalentos de la época vieron claro su talento. La cadena de televisión de Baltimore fichó a Oprah para conducir People are talking. Tenía 22 años. Su habilidad ante la cámara era infalible.

El programa aguantó 8 temporadas en parrilla. Había nacido la estrella perfecta para la televisión norteamericana: una mujer humilde y carismática con la que una gran parte de la población se identificaba sin complejos. Su magnetismo populista no tenía precedentes.

La televisión no tardó en transformar a Oprah en un producto, perfecto y muy rentable. La presentadora se creyó su personaje e invirtió en alimentarlo. Revista propia O, The Oprah Magazine, productora propia HARPO (su nombre al revés), plató de televisión propio en Chicago, canal propio… Sus negocios facturan 165 millones de dólares al año, según Forbes.

Unos ingresos anuales que transformaron a Oprah en una de las mujeres más ricas del mundo. La historia perfecta del sueño americano, de una familia muy humilde a poseer la mayor mansión de Montecito, California.

Para algunos esta residencia es equiparable al Castillo del magnate de la prensa William Hearst, que reflejó el filme Ciudadano Kane y que es una colección de barrocos lujos de un excéntrico millonario (tenía hasta un zoo privado). De hecho, ambos domicilios, el Castillo Hearst y la Mansión Winfrey, cuentan con un curioso detalle en común: son fáciles de divisar a través de los satélites de GoogleMaps.

Oprah supo convertir su propia vida en un show. La gran showoman de la tele norteamericana, la showoman que reinventó los programas de testimonios y que con su naturalidad logró salir airosa del más difícil todavía: el espectáculo de los sentimientos.

http://www.youtube.com/watch?v=er-fi8mX1kc#t=0

Y ADEMÁS…

Si tienes un audímetro, Oprah te necesita

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter