Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Operación Palace’: Jordi Évole pone a prueba a la audiencia con un falso documental sobre el 23F

23 febrero 2014 - 23:27 - Autor:

Orson Welles se inventó La guerra de los mundos aquel 30 de octubre de 1938. La credibilidad de la radio creó el caos. Esta noche, el equipo de Jordi Évole ha osado experimentar con la fórmula del falso documental. Un riesgo televisivo al que se ha atrevido Atresmedia y que no se repetía desde que uno de los grandes creativos de nuestra televisión, Joan Ramón Mainat, colara en la programación, cuando era director de TVE Catalunya, un informativo especial ficticio en el que se anunciaba un golpe de estado de la URSS (unos meses antes de que pasara de verdad). El objetivo era relativizar la fe ciega de la audiencia en la pequeña pantalla. Lo consiguió. Pero Mainat fue despedido por ello. Era 1991.

Évole ha repetido la historia con Operación Palace. Un programa especial que ha intentado demostrar de nuevo, dos décadas después, esta fe ciega del público proponiendo un juego al espectador sobre qué es verdad y qué es mentira de aquello que nos cuentan los medios de comunicación.

Lo ha hecho siguiendo la estela de Operación Luna (Opération Lune o Dark side of the Moon, Canal ARTE-2002). Otro falso documental francés que negaba la llegada del hombre a la Luna a bordo del Apollo 11, basándose en el rumor de que el alunizaje fue encargado por el presidente Nixon al director Stanley Kubrik para mostrar el poderío de Estados Unidos en plena Guerra Fría.

Aquí no teníamos Kubrik, pero sí a Jose Luis Garcí (nuestro primer Oscar). Y el programa ha construido una posible trama de golpe de Estado prefabricado como si se tratara de una película.  Para dar verosimilitud, este formato experimental ha contado con testimonios de prestigio (Iñaki Gabilondo, Fernando Ónega, Luis María Ansón, el propio Garci…), acompañados por una voz en off rimbombante que daba al espacio la institucionalidad necesaria. La Sexta estaba ‘desvelando’ un falso golpe de Estado ideado para salvarnos de cualquier resurrección de la dictadura. Aunque, en ocasiones, el guion se quedaba cojo y evidenciaba demasiado la trampa del programa.

Al final, Évole explicó que todo era mentira. Pidió disculpas. “Seguramente otras veces les han mentido y nadie se lo ha dicho”, sentenció. Las tomas falsas de los invitados al falso documental patentaron el artificio. Muchos tuiteros no se lo creyeron durante la emisión, otros sí. Pero toda la audiencia había sido testigo de un intrépido juego televisivo. ¿Qué es verdad y mentira de lo que nos cuentan en nuestra televisión? Un programa para hacer pensar al espectador. ¿Lo consiguió?

Y ADEMÁS…

Jordi Évole, sus trucos para el éxito

¿Por qué Jordi Évole no puede explicar el contenido de su especial sobre el 23 F? (vídeo)

14:23 - Autor:

ACTUALIZACIÓN: > Jordi Évole pone a prueba a la audiencia con un falso documental sobre el 23F

Vamos a emitir un programa sobre el 23F, pero no será un documental más sobre esta fecha, es otra cosa; no puedo explicar más porque si lo explico igual no lo podemos emitir“. Así de contundente se ha mostrado Jordi Évole en las promociones de Operación Palace, un especial sobre el 23-F que cuenta con el testimonio de algunos de los que fueron los protagonistas de aquel 23 de febrero de 1981 en el que el teniente coronel Antonio Tejero asaltó el Congreso de los Diputados.

Un programa que competirá con el estreno de Risto Mejide en Cuatro. Sin embargo, da la sensación de que La Sexta no tiene miedo a la flamante competencia porque el contenido del especial sobre el 23 de febrero, al parecer, es explosivo.

De ahí que no sea una edición habitual de Salvados. Évole ha decidido que el formato sea independiente de su contenedor habitual. Y es que Operación Palace pondrá sobre la mesa algunas cuestiones en torno al intento de golpe de Estado que hace unos años no se podrían haber tratado de esta forma en televisión, según apuntan fuentes cercanas al periodista. “Sobre todo, os pido por favor que veáis hasta el final”, sentencia Évole. Quizá en esta reflexión del periodista esté la clave de un programa con el sello de la factoría de Salvados.

Y ADEMÁS…

Jordi Évole, sus trucos para el éxito

Y TAMBIÉN HOY…

Errores y aciertos de la pre-gala de Eurovisión que ganó Ruth Lorenzo

Errores y aciertos de la preselección de ‘Eurovisión’ que ganó Ruth Lorenzo (a pesar del jurado)

1:33 - Autor:

Ya tenemos representante para Eurovisión 2014. Su nombre: Ruth Lorenzo. La murciana se ganó al público en una noche en la que TVE celebró una gala que olía a puro trámite. De hecho, sólo interesó a un 9,8 por ciento de la audiencia, siendo cuarta opción de la noche.

Una velada catártica para los eurofans que, a nivel televisivo, nos dejó los siguientes errores y  aciertos:

ERRORES

1. La escaleta mortífera.

Un programa suspende cuando se confunde rapidez con una escaleta sin personalidad, sin alma. Y ayer Mira quién va a Eurovisión pecó de este defecto. ¿Cuándo se convertirá la preselección de TVE en un espectáculo? Porque un show televisivo no es sólo cuatro canciones desnudas pegadas con cuatro vídeos emotivos.

2. El bucle del televoto.

Parecía que los responsables del evento querían torturarnos, con constantes reposiciones, del mismo vídeo recopilatorio con fragmentos de cada una de las canciones. ¿Querían que votáramos compulsivamente? Al final, esta pieza sólo conseguía saturar al espectador e invitarlo al cambiar el canal. Tampoco ayudaron los vídeos emotivos de los familiares de los cantantes, cargados de tópicos y que recordaban a una retransmisión del primer OT. Pero la televisión ha evolucionado. Y un espacio de estas características debe y puede arriesgar en otras ideas, con más perspectiva de su historia. Porque su historia no es sólo caer en la sensiblería manida que deja en evidencia las trampas de guion.

3. El jurado sólo de cantantes.

Mónica Naranjo, David Bustamante y Merche. El programa contaba con tres de los jueces que más juego han dado a nuestra televisión en los últimos años. Sin embargo, eran cortados de repente y no fueron exprimidos. Sus diagnósticos no contaron con el tiempo suficiente en una gala en la que había minutos de sobra. En cambio, se optó por llenar de paja los entreactos entre canción y canción. Otro fallo fue que el jurado solo fueran cantantes, pues no supieron ver que a Eurovisión hay que llevar una candidatura completa: no sólo en voz, también en espectáculo y puesta en escena. De ahí que, entre los jueces, debían haber estado personas con mayor perspectiva del festival, como productores musicales o profesionales especializados.

4. El láser retro.

Mira quién va a Eurovisión no sorprendió por las puestas en escena de sus actuaciones. El láser verde de Brequette era muy moderno en el programa Viva el espectáculo de Concha Velasco. Ya no. Su actuación no tuvo ningún golpe de efecto. De hecho, sólo destacó la puesta en escena de Jorge con los bailarines arrancando su chaqueta y la fuerza bajo los focos de Ruth Lorenzo, quien, por cierto, ha prometido que llevará agua real a Eurovisión. ¿Lo conseguirá?

5. La sirenita cómica.

En vez de aprovechar al jurado o idear algún otro elemento, para desengrasar el sarao se optó por dar protagonismo a una sirenita de Copenhague paródica y cantarina que tomaba el pelo a Anne. No era mala idea. El problema: su guion parecía escrito por Kiko Rivera.

ACIERTOS

1. La canción inicial de Anne.

Telepasión regresó por un momento a TVE. Lo hizo con Anne Igartiburu bailando y cantando en riguroso playback. Pobre. Pero salvó el tipo. Y demostró que sigue siendo una presentadora más que apta del directo y que podía haber continuado al frente de Mira quién baila. Porque Anne no está oxidada. Aprobó la noche con buena nota.

2. La realización cómplice.

El mítico realizador de TVE Jordi Vives volvió a dar en la diana de la realización. Mira quién va a Eurovisión se vio muy bonito, en un plató con una iluminación acogedora. Es más, nos supo mostrar las emociones reales y la euforia de los eurofans presentes en el Estudio 6 de Sant Cugat.

3. El sonido estéreo.

El sonido también fue uno de los aciertos de la noche. En ese plató donde cada lunes hay una orquesta en directo en Mira quién baila no podía fallar. Todos los temas se escucharon con la potencia que necesita este acontecimiento.

4. El final nervioso (y descafeinado).

Lo mejor del programa fueron los minutos finales que transmitieron tensión real. Unos intensos momentos con un jurado, demasiado de acuerdo, que se quedó KO al ver que el público no estaba con él. La audiencia había preferido el show de Lorenzo a la voz de Brequette.

Y, al final, Ruth emocionada, demostrando su instinto televisivo, que aprendió en Factor X británico, levantó un plató y cantó. Fue el chimpún final. No lo tuvo fácil, ya que el cierre del especial estuvo algo  algo vacío. Y es que faltó que detrás de Lorenzo hubiera un mogollón de gente arropando a la flamante ganadora y dando la sensación de gran fiesta irrepetible. No sucedió así.

Ya tenemos representante para Eurovisión 2014. Ruth Lorenzo es su nombre. Ahora nos queda el reto de que, en la próxima selección, podamos crear un show consciente de su tiempo, que consiga construir un acontecimiento atrayente más allá de los fieles eurofans. Porque Eurovisión es el gran espectáculo televisivo europeo y también esta característica debería estar presente en los programas previos que consuma TVE, unas retransmisiones desaprovechadas que pueden ser algo más que un mero trámite.

http://www.youtube.com/watch?v=avwG_u4Ahfo

Y ADEMÁS…

5 errores que no debe cometer TVE en su candidatura a ‘Eurovisión’

Eurovisión 2013: Dinamarca gana, España queda penúltima. El análisis completo del último eurofestival

La historia de España en Eurovisión, de un vistazo

Las peores actuaciones de España en la historia de ‘Eurovisión’

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

febrero 2014
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  

TeleDiaria en Twitter