Saltar al contenido

« ver todos los blogs

13 años sin el humor de Eugenio (vídeos)

11 marzo 2014 - 15:48 - Autor:

Tal día como hoy de 2001 fallecía el humorista serio, impasible, aquel comediante que decía eso de “sólo me río cuando cobro”. Era Eugenio.

La televisión le catapultó a la fama en los años ochenta. Siempre vestido de negro, sentado sobre un taburete, pegado a un vodka y con un cigarrillo en la mano.

Con esta inolvidable puesta en escena, Eugenio dejó el archivo de nuestras cadenas plagado de surrealistas microhistorias sin fecha de caducidad.

Y es que el mismo se denominaba como intérprete de historias. Un narrador que recitaba la vida como nunca antes nadie nos la había contado.

Repasamos algunas de sus más míticas apariciones:

Y ADEMÁS…

La última actuación de Miguel Gila

Cuatro errores que ‘A bailar’ debería arreglar esta noche

13:38 - Autor:

Tras la expectación del estreno, el nuevo formato de baile de Antena 3 regresa esta noche. Cuenta con una presentadora carismática, Mónica Naranjo, y con un casting con materia prima (con futbolista incluido). Ahora sólo falta que aprendan de errores de su primera noche.

1. Los planos de reacción del jurado.

Un programa de baile, no es un programa de cantantes. El espectador necesita seguir constantemente la coreografía (a no ser que pase algo informativamente muy llamativo en otra zona del plató). Ir cortando el baile de cada pareja con planos de un inexpresivo jurado no aporta nada. De hecho, consigue lo contrario: romper el clímax. Se pueden introducir las imágenes de las reacciones de los jueces a través de la pantalla partida. De esta forma, la audiencia no se pierde ni un solo paso del número.

2. Proyecciones y atrezzo infrautilizado.

En la primera edición de A Bailar no sacaron partido a los elementos escénicos: ni a nivel de coreografías, ni a nivel de realización televisiva. La inversión en un decorado espectacular no lució. La gran pantalla no se aprovechó. Tampoco el atrezzo. Por ejemplo, en la primera participación de Juanjo Ballesta se incorporó una potente plataforma que imitaba a un casette y se utilizó cinco segundos. Se desperdició un elemento que podía dar mucho juego.

3. La edición.

El programa se graba con una semana de diferencia. Pero este tiempo no debe de servir para editar tanto el formato hasta terminar desvirtuando su esencia a través de unos cortes de montaje que evidencian un producto enlatado. O se juega con que es un programa completamente grabado o se intenta consumar un ‘falso directo’ (grabar el show del tirón, como si se estuviera emitiendo), pero pretender un espacio a medio camino entre ambas cosas es un fallo, pues el espectador cree que son defectos del programa y no congenia con el show.

4. El chimpún final.

La primera edición de A bailar terminó sin transmitir esa emoción que deja a la audiencia con ganas de más. Tras estirar la despedida cebando las canciones de la próxima semana, al estilo de Tu cara me suena pero con menos ritmo, se repitió la actuación de los ganadores: Pastora Vega y Juan Ribó. Y acabó el programa sin un plano expresivo de los ganadores, cuando la puesta en escena de los minutos finales de cualquier talent show es clave para transmitir a la audiencia el sentimiento de espectáculo imprevisible e irrepetible. Se echó de menos ese subidón de las despedidas que, por cierto, tan bien consuman en Mira quién baila.

Menos mal que estaba Mónica Naranjo constantemente en plató. Ese fue el gran acierto del show. La presentadora siempre estaba presente, pululando por el estudio también durante las actuaciones, observando un formato que seguramente habrá aprendido de estos y otros errores y que sabe que esta noche es decisiva para su consolidación en el prime time de Antena 3.

http://www.youtube.com/watch?v=iD8VUHGHsz4

Y ADEMÁS…

¿Por qué Splash! perdió tanta audiencia?

 

‘Velvet’ resiste y empata con el colofón de ‘La que se avecina’

9:50 - Autor:

  • Analizamos el duelo de audiencias de este lunes

Velvet demostró anoche su fortaleza: 4.111.000 millones de espectadores (21,1 por ciento de share) siguieron el capítulo del serial de las galerías de la Gran Vía. Un dato que Antena 3 logró con un duro rival en Telecinco, La que se avecina. La ficción de la urbanización Montepinar cerraba temporada por todo lo alto. Hasta con simulación de secuestro incluida. De hecho, se despidieron casi logrando empatar con la serie de Bambú al cosechar 3.888.000 seguidores y 21 por ciento de cuota.

Terminó la séptima temporada de La que se avecina justo el mismo día en el que empezaba a caminar su octava etapa con una lectura de guion del elenco. Y Telecinco acertó moviendo su comedia de nuevo al lunes, pues cuenta con un público fidelizado muy complementario al de la ficción de época de Atresmedia.

Sin embargo, Velvet no se resintió y ahora deja otra duda ¿qué sustituirá a La que se avecina la próxima semana? Todo indica que podría ser el regreso de Supervientes. De nuevo, un show complementario a la producción de Antena 3 que casa, además, con el público de base fiel a Telecinco. Aunque todo también dependerá de cómo funcione el especial de late night que la cadena principal de Mediaset lanza esta misma noche después de El Príncipe.

Un preestreno que llega con tres objetivos: calentar motores, aprovechar el efecto arrastre de la serie de Coronado para que el retorno del reality gane adeptos y, de paso, torpedear el segundo programa de A bailar, que subió en su estreno en esa franja tardía.

BUEN ARRANQUE DE ‘CIEGA A CITAS’

Como pronosticamos la semana pasada, Ciega a citas ha llegado bien a la parrilla de Cuatro gracias a sus ingredientes a medio camino entre Yo soy Bea y Bridget Jones. 902.000 espectadores y 7,6 por ciento de cuota sintonizaron la extele de PRISA. Con este dato, parece que la búsqueda desesperada del amor de Lucía irá ganando adictos en los próximos días. La reconocible, aspiracional, luminosa y algo surrealista historia de amor en la que se siente identificada una poderosa parte de la audiencia pocas veces falla. Sin embargo, también supone una búsqueda de un perfil nuevo de audiencia que no casa con la esencia de la marca Cuatro. Es decir, puede robar más espectadores a Toñi Moreno que a La Sexta.

MIRA QUIÉN BAILA, AGUANTA CON RITMO

En una primera cadena de TVE que ha perdido el compás del interés de la cercanía del público, destaca ¡Mira quién baila!. El formato bailongo original aupa el share de La 1 hasta alcanzar un 12.1 por ciento de cuota y 1.772.000 espectadores. Lógico, pues el programa está logrando una complicidad genuina muy entretenida. El jurado y el casting están derrochando una magnética espontaneidad, cargada de instinto del espectáculo, que en otra época de Televisión Española convertiría a este espacio en un apoteósico éxito en audiencias. 

Y ADEMÁS…

Tres nuevas series que apuntan maneras de éxito de audiencias

La que se avecina: el éxito de la picaresca nacional

¿Cómo se construye el viejo Madrid de las ‘Galerías Velvet’?

—–

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter