Saltar al contenido

« ver todos los blogs

14 años del estreno de ‘Gran Hermano’, el superformato que reinventó la televisión

23 abril 2014 - 17:17 - Autor:

Una noche como esta, pero de hace 14 años, Mercedes Milá arrancó un novedoso programa que incluso definió como “experimento sociológico”. Había nacido Gran Hermano, el reality que rompió con la forma de hacer y entender la televisión.

Diez participantes se introducían a una casa sin saber muy bien qué les esperaba. Eran Ismael Beiro, Iván Armesto, Ania Iglesias, Marina Díez, Vanesa Pascual, Jorge Berrocal, Nacho Rodríguez, Silvia Casado, Israel Pita y María José Galera.

Esta misma noche, la propia Mercedes Milá vio como este reto no sería un proyecto más en su carrera. Estaba cambiando, sin darse cuenta, su forma de entender la televisión desde su experiencia de prestigiosa periodista.

Y es que Milá tenía razón: estaba a los mandos de un programa que sí tenía tintes de un ‘experimento sociológico’. No sólo porque grababa cada movimiento de la convivencia de unas cobayas humanas. También por cómo vivió el público desde casa el programa: esta primera edición paralizó al país por la increíble verdad que desprendían los concursantes. Nadie sabía aún a qué se estaba enfrentando. Nadie, ni los participantes ni la propia audiencia. Todos fuimos parte de ese experimento.

Terminaba de nacer el superformato, pues incorporaba casi todos los géneros televisivos en sólo un programa: culebrón, talk show, concurso, debate, espectáculo, cotilleo, sorpresa, documental y, sobre todo, realidad. Y la realidad siempre es un valor añadido en la pequeña pantalla.

En definitiva, un cóctel explosivo capaz de romper audímetros y emociones. Un show, que como siempre dice Mercedes Milá, estaba creado a medida de la indiscreta idiosincrasia de los gustos de los espectadores españoles.

> puedes ver aquel primer programa aquí

Y ADEMÁS…

6 supersticiones de Mercedes Milá

El histórico de audiencias de las finales de ‘Gran Hermano’

Así despertaba ‘La bola de Cristal’ la inquietud por la lectura (vídeos)

12:19 - Autor:

La televisión pública siempre ha sido utilizada como un altavoz ‘teórico’ para promocionar el interés en la lectura de los más pequeños. No sólo en el Día del Libro. Cientos de programas infantiles han hablado de libros, aunque hay un espacio que supo despertar la inquietud por la literatura de una forma especial: La bola de Cristal.

El programa de Lolo Rico se atrevió a gritar desde la propia pequeña pantalla eso de ¡viaja con la imaginación, lee libros!.  Lo hizo con unas promociones que vistas treinta años después son simplemente magistrales. Feliz día del libro.

http://www.youtube.com/watch?v=Zy2E99kSLrA

http://www.youtube.com/watch?v=YrAGke4ETW4

http://www.youtube.com/watch?v=h_74bf6QZvM

Y ADEMÁS…

Los programas infantiles de los ochenta, a análisis

Cuatro programas de entrevistas para entender la tele de los ochenta


Fotos de TVE cortesía del archivo de Alejandro Macías

Caos en Telecinco: José Luis Moreno abandona, enfadado, el plató de ‘Hable con ellas’

6:31 - Autor:

José Luis Moreno fue anoche el invitado estelar de Hable con ellas, el nuevo late night de Telecinco. De hecho, el productor entró arrasando en el plató, hablando y cantando en italiano desde un balcón en el decorado, con fallo en la música incluido y vuelta a empezar mientras las presentadoras no daban crédito y, en concreto, Yolanda Ramos se partía de risa.

Fue el anticipo de lo que estaba por venir: una entrevista que comenzó distendida para aumentar en tensión a partir del momento en el que la propia Ramos recordó que hace muchos años ella bailó en un Noche de fiesta y no le pagaron las 25.000 pesetas que le habían prometido por ese trabajo.

Bajo la aparente comicidad de la anécdota, se estaba metiendo el dedo en la llaga de una de las polémicas habituales que rodean a Moreno: el impago a muchos profesionales del sector que han trabajado para él. Moreno reaccionó en principio con humor, prometiendo pagar con intereses lo que debía a Ramos para que esta lo donara a una ONG. Todo bien, con una pizca de guasa, hasta que se sacó otro espinoso tema: el asalto a su mansión, para a continuación abordar su imputación y desimputación en el caso “Palma Arena”. Y entonces el ex ventrílocuo estalló.

“Señores, no habléis con ellas”, dijo Moreno a cámara. Fue su golpe de efecto final, ya que, en ese mismo instante, se levantó y abandonó el estudio. Lo hizo tras argumentar que a él se le había prometido una entrevista amable y no una encerrona como la que le estaban haciendo, pues, según explicó, había sido invitado para salvar la audiencia tras la caída en share del segundo programa de Hable con ellas: hacerle una entrevista agresiva no era forma de pagarle tal favor. Acto seguido, se marchó, dejando a las cinco presentadoras descolocadas y perdidas. Más de lo habitual, que ya es decir. Y Natalia Millán dio en la clave en uno de sus comentarios ante tan desaguisado: “chicas, quizá nos falta estrategia”.  No obstante, a veces,  la acalorada emoción con la que se vive el programa anula la cara más periodística de las entrevistas más polémicas, lo que produce un malestar en el invitado que, al final, se puede sentir atacado.

[ > ver vídeo del momento de tensión de Moreno en Hable con ellas ]

Pero, más allá de este numerito con Moreno, Hable con ellas se ha consolidado en su tercera emisión como lo que es: un entrañable caos. Un caos que engancha y entretiene. Sus cinco presentadoras, Sandra Barneda, Natalia Millán, Beatriz Montañez, Yolanda Ramos y Alyson Rae Eckmann, tienen carisma y tablas (con mención especial para Yolanda Ramos, que es la que más a gusto parece sentirse en el plató, siempre rápida en sus reacciones fuera de guión), pero la química aún no fluye entre ellas. Necesitan tiempo.

Todavía todo es atropellado, deslavazado y algo arrítmico. Probablemente, deberán aprender de la versión original del programa en USA, The View, donde para evitar guerra de egos van turnándose, entre cada contertulia habitual, el papel de presentadora principal que organiza la escaleta del show.

Tras el vacío que dejó Moreno, leyeron tuits que escriben los espectadores y uno de ellos criticaba el hecho de que las cinco presentadoras se pisen y corten todo el rato. A esto, Beatriz Montañez, que también está sorprendiendo por su viveza fuera de guion, replicó: “Es que somos como cinco amigas charlando en su salón o en su cocina y es normal que nos cortemos“. Vale, Montañez, pero es que no sois cinco amigas en su cocina… Sois cinco presentadoras de un programa de televisión en directo.

En cualquier caso, hay algo que agradecerle a Hable con ellas: ha devuelto al late night algo que se echaba mucho de menos, el nervio de un show en directo, tan imperfecto como imprevisible, en el que todo puede pasar. Larga vida a su sofá, sus presentadoras y bienvenido sea su caos. Tiene algo que Telecinco no conseguía en su late desde hace tiempo: personalidad propia. Falta nos hacía.

Y ADEMÁS…

Ponga una gala de José Luis Moreno en sábado noche

¿Por qué España ya no tenía programas de late night?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter