Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Eurovisión 2014: gana la barba de Austria. Las claves televisivas del último eurofestival

11 mayo 2014 - 0:26 - Autor:

Ruth Lorenzo brilló de forma colosal esta noche en Eurovisión, como analizábamos en el artículo anterior. Pero no pudo ser. Ganó Conchita, la denominada mujer barbuda. Una vez más, triunfó la voz mezclada con la excentricidad. La imagen por encima de la música.

Aunque España aprobó con nota moral, con una de las actuación más impresionantes de los últimos años. Incluso Lorenzo superando el buen recuerdo que dejó Pastora Soler.

Pero, sobre todo, el otro gran ganador de la noche fue el propio festival, Eurovisión, que demostró seguir siendo el gran espectáculo televisivo del viejo continente. Sigue en buena forma en su edición 59, todo un acontecimiento que logra reunirnos frente a la pequeña pantalla y que, a nivel televisivo es un campo de cultivo para la nueva tecnología que viene.

Ruth Lorenzo llenó de elegancia el escenario de Cophenague. Aunque, por supuesto, además hubo grandes instantes horteras. Porque ahí radica gran parte del secreto del éxito del eurofestival: el horterismo. No obstante, esta gran retransmisión también cuenta con otros elementos que convierten Eurovisión en uno de los shows más espectaculares del planeta. Los analizamos:

  • Sin miedo al exceso

Eurovisión no es Eurovisión sin puestas en escena excesivas. Toneladas de luz, sobredosis de color y movimientos de cámara frenéticos. Hay que llamar la atención para triunfar, ya sea con una voz que derrocha personalidad propia o con atrezos imposibles. Y, en esta edición, tuvimos a Rusia subida en un columpio, a Ucrania con un hamster humano, a Grecia con una cama elástica o Montenegro con una simpática patinadora.

  • Giros dramáticos imprevisibles

Cualquier programa de televisión debe tener gran dosis de sorpresa. También Eurovisión. Aunque ahora es más complicado porque casi todo se filtra de los ensayos por obra y gracia de los teléfonos móviles.  Así que, en esta edición, lleva días asombrando el fuego de Conchita, el agua digital de Ruth Lorenzo o las descocadas intérpretes de Polonia. Y los directores del show también hicieron de las suyas. Genial idea presentar a todos los candidatos al comienzo de la emisión, excelente propuesta mostrar el lugar en el que se encuentran escondidos los locutores de diferentes países y, por supuesto, el momento acuático de los bailarines de la actuación de la ganadora de la pasada edición, Emmelie de Forest.

  • La tecnología del futuro

Eurovisión es el campo de prácticas de los nuevos adelantos tecnológicos televisivos. Hoy la puesta en escena ha fardado de pantallas de Leds, en paredes y en suelo del escenario, pero también ha incorporado las proyecciones en 3D que han generado decorados increíbles. Especial mención la realización, calculada al milímetro en multitud de ensayos. No deja nada a la casualidad para cuidar esa coreografía de planos que enseña todo y lo hace con unos encuadres que ‘bailan’ al ritmo de cada tema.

  • La expectación de los votos

En las votaciones ya no hay música, ni grandes aspavientos escénicos. Pero, en cambio, es el instante que rompe las audiencias. Y es que alcanza una de las mayores claves del éxito en televisión: contagia de emoción al espectador. El recuento del televoto, dónde van a parar los 12 points y la estrategia política de cada país votando, en directo, a los países vecinos son infalibles para arrancar el nervio del espectador, con sus filias y sus fobias, amores y odios, ilusión y desilusiones.

  • El acontecimiento global

Eurovisión ha sabido aprovechar las nuevas tecnologías. Lo vemos en los días previos, también en la final. Comentar la retransmisión en Twitter genera una nueva experiencia compartida a la hora de disfrutar del eurofestival.

De nuevo, este año, aunque faltó un poco de ritmo en los primeros minutos y en el entreacto, justo antes de los votos (se hizo eterno con una niña cantarina); Eurovisión consiguió mostrar el lado más apasionante y complejo de la televisión: el instinto del espectáculo en su máxima expresión, donde se juega con los sonidos, la puesta en escena, la realización y, por supuesto, la música. La televisión que avanza, intenta innovar y que logra el mejor ejercicio: disfrutarse en compañía.

EL ANÁLISIS DE LA ACTUACIÓN DE ESPAÑA (CON VÍDEO DEL MOMENTO) 

> Efectos especiales, emoción y voz: analizamos la actuación de Ruth Lorenzo en ‘Eurovisión 2014′

Y ADEMÁS…

La historia de España en Eurovisión, de un vistazo

5 horteradas que no cometerá Ruth Lorenzo en Eurovisión 2014

Errores y aciertos de la preselección de Eurovisión que ganó Ruth Lorenzo

5 errores que no debe cometer TVE en su candidatura a ‘Eurovisión’

Eurovisión 2013: Dinamarca gana, España queda penúltima. El análisis completo del último eurofestival

Diez años del ‘Europe’s living a celebration’ de Rosa

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter