Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Los secuaces de Wyoming

13 junio 2014 - 11:08 - Autor:

Tras casi una década en emisión, El Intermedio vive su mejor momento. No sólo en récords de audiencias, también en reconocimiento social. Wyoming está a punto de arrebatar a Matías Prats su título de presentador más votado en este tipo de ceremonias. Ambos tienen buena percha para presentar un ‘Telediario’ y, de nuevo, esta semana ambos ganaron un Premio Iris. Y van muchos.

Pero los académicos de la televisión premiaban este martes el trabajo de Wyoming por partida triple. No sólo al mejor presentador de entretenimiento, también al resto de su equipo con otros dos galardones más: mejor programa de entretenimiento y mejor guion.

Porque la televisión es mucho más que el maestro de ceremonias y la trastienda de El Intermedio realiza un trabajo de fondo, a diario, que va más allá del gag, pues para consumar un formato tan brillante se necesita un potente equipo de guion y también de redacción. Y es que El Intermedio es un informativo y una tira satírica, con todo lo que conlleva la fusión de dos géneros: el más difícil todavía en creatividad.

El programa de Globomedia y La Sexta sabe exprimir con maestría la actualidad con una mirada particular, diferente, constructiva y, al mismo tiempo, contar lo que sucede con una honestidad crítica muy saludable en estos tiempos. El objetivo es hacer humor pero, también, resumir la información del día con ayuda del poder de la comedia. De ahí el gran éxito de El Intermedio: el triunfo de una audiencia que sabe reírse de sí misma. Y eso sin los secuaces de Wyoming, ese numeroso equipo de guionistas y periodistas, no es posible. Un formato valiente en sintonía con una madurez televisiva y democrática que ya debería estar por encima de los prejuicios de las trincheras ideológicas. Este formato no se queda en eso, cree en la inteligencia del espectador.

LA ACADEMIA CASTIGA A TVE

La otra cara de la última edición de los Premios Iris fue el castigo que realizaron los académicos con sus votos a Televisión Española. Los integrantes de la ATV son en gran parte trabajadores o ex trabajadores de TVE y siempre premiaban con holgura a su cadena. Pero ya no ha sido así. Sólo tres premios y una mención especial se llevó el canal público. Atresmedia se alzó con la mayoría de los reconocimientos, 11 Antena 3 y 6 La Sexta. De esta forma, la Academia no ha hecho vista gorda a la crisis de credibilidad del viejo ente y la pérdida de calidad de su programación. Sólo ha valorado el trabajo de Rodolfo Sancho por Isabel como mejor actor, mejor autopromoción por la campaña “Lo veo en ti” y mejor canal temático para el Canal 24 HorasJordi Hurtado, por su parte, sí que se alzó con un trofeo especial al programa más longevo.

Y ADEMÁS…

Cuando TVE censuró a Wyoming

¿Qué fue de ‘Dreamland’? Así fue el final invisible de la serie de Cuatro

8:00 - Autor:

La promoción de Dreamland duró más que la propia serie. Este invento de Cuatro no fue un experimento sociológico, pero casi: Mediaset apostó por la primera producción española construida combinando cantantes, improvisación, clases magistrales de artistas de primer nivel y toneladas de coreografías con un reparto, generalmente, luciendo camisetas mojadas.

Llegó con mucho ruido, pero se fue con un silencio mayúsculo. Tras casi un año de promoción, Dreamland se apagó de la parrilla de Cuatro casi de madrugada, a la hora de videntes y telecasinos. Pero hubo un último capítulo. El número ocho. Ahora se cumple un mes de ese adiós invisible. En este episodio final se cerraba el curso (un curso muy largo de apenas 8 semanas). Y se cantaba. Y se bailaba. Y se tomaba CocaCola sin parar.

Pero Dreamland nunca llegó a contar una historia de verdad, de su tiempo, de unos jóvenes identificables. Tampoco lo hizo en su desapercibida despedida, que se quedó, una vez más, en un refrito de momentos pensados para el lucimiento de los cuerpos de sus protagonistas y no para la televisión. Poco más: la serie nunca tuvo una estructura narrativa dramática (ni cómica) apta para la pequeña pantalla. Es más, era aburrida, lenta y contraria a los ritmos de consumo del público al que iba dirigido.

Así que no hubo sorpresas, la ficción bajó el telón con una “trama” en la que Ricky Martin actuaba al estilo de un jurado de La Voz Kids. Eso sí, aquí los aspirantes estaban más creciditos y todo el envoltorio evidenciaba el artificio. Ricky no tenía silla giratoria ni a Rosario diciendo “olé”, simplemente buscaba artistas y terminó charloteando con los aspirantes en una masterclass metafísica, donde se hablaba de sueños y superación con un montón de tópicos (“tu vida es un lienzo que solo tú tienes que pintar“).

En los últimos segundos, Ricky anunciaba que todos, sin excepción, estaban seleccionados. ¿Seleccionados para qué? Aunque suene cruel, para el olvido. Esperemos que sus intérpretes encuentren esa fama de la que tanto hablaban sus personajes, porque como bien dice Mar Saura en la propia ficción: “Este mundo es así, ¿verdad?”, refiriéndose a los difíciles vaivenes del artisteo. Fue casi la única reflexión lúcida de un episodio sin final. Porque Dreamland no tuvo ni comienzo ni final, ni pies ni cabeza.

¿Es ‘Dreamland’ realmente una serie?

Y ADEMÁS…

¿Tienen las cadenas poca paciencia con sus series y programas?

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

¿Infravaloran nuestras cadenas de televisión el poder de Youtube?

¿La audiencia de televisión se puede medir a través de Twitter?

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

¿Qué ingrediente le falta a los programas de televisión de hoy?

¿Cómo debería ser la TVE que soñamos en el futuro?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

junio 2014
L M X J V S D
« May   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

TeleDiaria en Twitter