Saltar al contenido

« ver todos los blogs

TVE cancela ‘Entre todos’: 6 razones que justifican el fin del programa de Toñi Moreno

25 julio 2014 - 2:33 - Autor:

“Ha merecido la pena, porque es verdad que trabajo en el mejor programa del mundo. Paramos, pero yo tengo el deseo de que en septiembre nos volvamos a encontrar para seguir haciendo algo grande”. Así se despedía Toñi Moreno en el último Entre todos de la temporada. Pero su deseo no se cumplirá.

El nuevo director de TVE, José Ramón Díez, ha decidido no renovar el programa y así lo ha comunicado ya al Consejo de Administración, según adelantó ayer Vertele. Termina así el periplo de uno de los espacios más polémicos de los últimos años, ampliamente criticado y en el punto de mira desde sus inicios por inapropiado para una cadena pública. Analizamos las razones que justifican una cancelación esperada:

1. EL MORBO DISFRAZADO DE SOLIDARIDAD

Entre todos no ha sido más que un sensacionalista programa de testimonios que intentaba justificarse bajo la apariencia de servicio público. Los casos tratados han apelado a la solidaridad del espectador pero lo que han hecho tácitamente ha sido justificar las lagunas crecientes de nuestro estado de bienestar, que es el que debería ocuparse de muchos de los problemas que el programa ha expuesto (necesidades básicas relacionadas con asuntos sociales o discapacidades). Más aún, desde una cadena pública que debería luchar por los derechos de los ciudadanos no desde la superficie: desde el fondo del problema.

En su otra vertiente, el programa también se ha encargado de ayudar a abrir negocios a mansalva, casi todos bautizados con el nombre de Entre todos, ya fueran una carnicería o una peluquería. Muchos de estos negocios han cerrado actualmente. Lógico: se han puesto en marcha de forma precipitada y desbocada, copiando conceptos desfasados y sin que los ‘emprendedores’ hayan sido asesorados con un estudio de mercado en el pueblo o la ciudad en cuestión. Sólo importaba el efectismo de conectar cuanto antes con el local para celebrar su inauguración.

Y toda esta solidaridad, además, se gestionaba con dudosa eficacia, actuando sólo como elemento conector entre la buena voluntad de aquellos que daban la limosna y los afectados, quienes debían llamar luego personalmente a las personas que habían dicho que les iban a ayudar. Y apañárselas por sí solos y esperar que cumplieran lo prometido en el directo. Ya daba igual, el programa ya había logrado el instante televisivo efectista.

2. EL ESPECTÁCULO CON PERSONAS EN SITUACIONES DE EXCLUSIÓN SOCIAL O SIN FORMACIÓN

Si ya los casos con los que jugaba el programa eran muy delicados, tampoco ha ayudado en absoluto el tratamiento que se les ha dado. No se ha escatimado en lágrimas y truculencias, haciendo espectáculo con los sentimientos y las necesidades de personas en situaciones de exclusión social o sin formación. Perfectas para ser manejadas en el directo de cualquier ‘show’ de las emociones. Víctimas, por tanto, perfectas para un formato dispuesto a hurgar en la herida.

3. TOÑI MORENO: LAS METEDURAS DE PATA, EL GRITERÍO

Toñi es una presentadora solvente, profesional y cercana. Parece que seguirá en la tarde de TVE con otro formato. Su indudable carisma y espontaneidad puede tener largo recorrido en la pequeña pantalla, pero su forma excesivamente campechana de conducir Entre todos ha resultado contraproducente en ocasiones y ha provocado unas cuantas meteduras de pata no aptas para un programa que debe ser riguroso por los temas sensibles que trata (aquel famoso desliz en el que pareció justificar el silencio de una mujer ante un maltrato).

Ella ha intentado defender lo suyo con uñas y dientes, siempre explicando sus propias teorías sobre la diferencia entre la solidaridad y la caridad y otros argumentos que validaran su trabajo en “el mejor programa del mundo”, pero sus discursos no han aminorado las críticas. No eran suficientes, no se sostenían. Y es que su grito de guerra (¿qué tengo?, ¡llamada!) y los aplausos y los vítores posteriores del público convertían cada tarde ese plató (el 5 de Prado del Rey) en una especie de peligroso mercado propenso a la pornografía de las emociones, la psicología de mercadillo y las reflexiones de patio de vecinos. Algo muy cuestionable teniendo en cuenta el material tan delicado que tenían entre manos.

4. LA FISCALÍA Y LA PRESUNTA VULNERACIÓN DE DERECHOS DE UN MENOR CON DISCAPACIDAD 

Otro duro golpe para Entre todos se produjo hace apenas unas semanas, cuando el Ministerio Fiscal presentó una demanda contra el programa al considerar que se han vulnerado presuntamente los derechos de un niño con discapacidad.

Se solicita una indemnización para el menor de 15.000 euros por daños y perjuicios, pues la Fiscalía asegura que se utilizó su imagen con fines conmiserativos y mendicantes. El rostro del niño apareció en pantalla “débilmente pixelado”, y se mencionaron el nombre y apellidos de su padre y las iniciales del pequeño, facilitando su identificación. Se argumenta también que la imagen que se dio del menor estuvo muy lejos de ser integradora, cayendo “de lleno en la óptica caritativo-paternalista de la desgracia familiar enfatizando negativamente la discapacidad”.

Independientemente de la sentencia a la que llegue esta demanda, Entre todos se ha enfrentado con ella a una puerta abierta a otras muchas posibles denuncias de este tipo. Vamos, justo lo que le faltaba a TVE.

5. EL ELEVADO COSTE DE LA PRODUCCIÓN AJENA DEL PROGRAMA

3,68 millones de euros ha costado la temporada de Entre todos, cifra que llama especialmente la atención cuando hablamos de un espacio que pide a gritos la solidaridad de quien está al otro lado de la pantalla y que se podía haber hecho con un menor presupuesto si se hubiera optado por la producción propia dentro de TVE.  Tampoco aquí se ha librado Toñi Moreno, que, según se ha sabido, ha cobrado 1.400 euros por día de programa. Demasiados ceros para que el espectador crítico entienda la permanencia de un formato tan indefendible en una cadena pública.

6. LA (MALA) AUDIENCIA

No es menos importante el hecho de que la audiencia de Entre todos (apenas un 7% de share) nunca ha sido buena. Es decir, ni el número de espectadores ha podido ‘legitimar’ su continuidad en la parrilla.

Este bajo dato de share no habría sido un problema en la actual TVE sin publicidad si realmente Entre todos hubiera hecho un servicio público real, pero, con tantos elementos en contra, esa escasa cuota de pantalla ha sido otra razón más de peso para la cancelación. El programa no funcionaba porque no conectaba con una sociedad en donde la mayor parte de las audiencias ya cuentan con un espíritu crítico y despierto, que no se conforma con programas condescendientes y cargados de estereotipos.

¿Y AHORA QUÉ?

Según ha comunicado también la dirección de TVE, Toñi Moreno continuará en la franja de tarde pero con un nuevo programa que además intente mejorar la audiencia vespertina.

Un reto para la presentadora y también para nuestra televisión: ya no vale quedarse en el típico y anticuado magacín de conexiones con reporteros en cocinas de bares o en medio de ventiscas climatológicas. Ahí no está el camino de la tele actual, que debe mirar a las nuevas generaciones y no desconectarse de una sociedad que sí avanza.

Quedémonos, por tanto, con lo verdaderamente estimulante. Se abre un abanico de posibilidades para las nuevas tardes de TVE. Una oportunidad para ser imaginativos, diferentes, cómplices con un espectador que vive en 2014 y que ha dejado de sentirse reflejado en la tele con la que creció, con la que aprendió, con esa TVE que nos hizo apasionarnos tanto por la televisión, pues demostró, en otras épocas, ser una adelantada a su tiempo. Y aposar por las ideas que no se quedaban en lo convencional y que jugaban con la creatividad.

TVE no puede quedarse estancada en la inercia actual de sus contenidos, debe arriesgar. Aunque quizá eso no pasa por otro programa de tarde con Toñi Moreno.

Y ADEMÁS…

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

La importancia de TVE

Cosas que debe saber un abogado del Estado para presidir RTVE

Seis programas que TVE no emitiría hoy

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter