Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Netflix: la televisión del futuro desconfía de España

22 agosto 2014 - 8:20 - Autor:

Este lunes, la televisión norteamericana se disputa sus premios Emmy como cada año. Juego de tronos, Breaking Bad, Mad Men o True detective están en la pugna por unos galardones en los que por primera vez destaca la ausencia de Homeland y en cuyas nominaciones brillan también dos particulares producciones: House of cards en drama y Orange is the new black en comedia.

¿Por qué son particulares? Porque no han sido estrenadas en una cadena de televisión de forma tradicional. House of cards y Orange is the new black son productos de Netflix, la innovadora plataforma de contenidos bajo demanda online en USA, que está resultando todo un fenómeno también en producción de contenidos de ficción propios.

Netflix pone a disposición del espectador, a sólo un clic, cine, espacios televisivos y series de producción propia sin horarios y sin esperas. De hecho, cuando estrena sus series, cuelga todos los capítulos de la temporada de golpe, el mismo día: el espectador decide cuándo y cómo los quiere ver. Se autoprograma su contenido, sin esperas. Y paga por ese privilegio. Es el valor añadido de la compañía, que así está plantando cara a las cadenas convencionales. Y no ha hecho más que empezar.

En tiempo récord, Netflix se está convirtiendo en Estados Unidos en una reconocida factoría de ficciones. House of cards ya destacó en los Emmy del año pasado y este año vuelve a competir en una decena de categorías junto a la revelación de Orange is the new black, que es la favorita en los apartados de comedia.

A través de dispositivos como la PS3, Wii, Xbox, PC, Mac, tablets o una simple smart tv, se puede acceder a esta innovadora plataforma que se expande por el mundo pero que, de momento, no tiene demasiado claro si debe instalarse en España, un país con un sistema de distribución de derechos que se resiste a evolucionar y con una audiencia que no cuenta con tradición en la televisión de pago, ya que la población mayormente no entiende que hay que pagar para que los productos de ficción se sigan financiando. Busca la alternativa pirata.

De momento, sólo ha habido especulaciones. Se habla de la llegada de Netflix a nuestro país en 2015 pero la realidad pesa: España ha aparecido en los últimos años en “la lista negra” que Estados Unidos elabora con los países con los que no es recomendables hacer negocios relacionados con la propiedad intelectual. Y el hecho es que los datos recaudados por el VOD (vídeo bajo demanda) en España (con plataformas como Wuaki o Filmin) aún no son prometedores.

¿Se producirá un cambio progresivo? ¿Ayudará que la plataforma Netflix se instale aquí con su ventana abierta y fácil a contenidos de calidad o será un estrepitoso fracaso en nuestras tierras? En cualquier caso, lo más probable es que este domingo veamos a las dos series de Netflix hacerse con unas cuantas estatuillas, demostrando que el camino está trazado hacia nuevas formas de producción y consumo. Aunque España aún esté a la cola.

Y ADEMÁS…

Así está revolucionando Twitter el consumo televisivo

Youtube: una poderosa vía de promoción e ingresos que la TV en España aún no aprovecha

¿La audiencia de televisión se puede medir a través de Twitter?

Fenómeno #IceBucketChallenge: el vídeo que da una lección a los que sólo se lanzan el cubo de agua

1:51 - Autor:

El efecto masivo del denominado Ice Bucket Challenge, lanzamiento del cubo de agua con hielos para concienciar sobre la necesidad de investigar en la lucha contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), ha supuesto un nuevo fenómeno viral sin precedentes.

Políticos, cantantes, actores, presentadores, anónimos… todos se han sumado al reto. También los programas de entretenimiento de las televisiones a nivel internacional. Casi ningún show se ha quedado sin chapuzón con el que, de paso, subir el share. Del Tonight Show con Jimmy Fallon al Hable con Ellas en Telecinco. Aquí, además, la refrescante prueba ha llegado justo en el momento perfecto, con el calor de los últimos coletazos de agosto, y ha servido para llenar horas y horas en los medios. La causa lo merece: divulgar una enfermedad sin cura que necesita fortalecer su investigación.

Las redes sociales y los teléfonos de última generación han globalizado, con una inaudita rapidez, este tipo de ‘viralidad’ social. Es más fácil que nunca participar, es muy divertido ‘mojarse’ y, además, juegas junto a tus celebrities favoritas. Y todavía queda ‘agua fría’ para rato: la lista de famosos ‘nominados’ se presenta muy alargada. Hay una sobresaturación de cubos de agua.

Sin embargo, en nuestro país, se nos está pasando el fondo de la causa. A diferencia de Estados Unidos, donde se han multiplicado las donaciones por la lucha contra el ELA (con 23,7 millones de euros), en España no se ha notado un aumento de donativos.

De hecho, algunos programas no han llegado ni a explicar el motivo solidario del lanzamiento de cubo de agua. Aunque la mayoría de los formatos sí que han dedicado su tiempo a recordarlo y reivindicarlo. En esta línea, ya empiezan a surgir vídeos más críticos en la red, que buscan dar un vuelco a la broma para intentar concienciar al mundo sobre este tipo de enfermedades. Es el caso de Anthony Carbajal, diagnosticado a los 26 años,  ha dado una lección a través de Youtube. Lo que empieza como un excéntrico gag frívolo, termina enseñando una realidad social olvidada por las instituciones:

NÚMERO DE CUENTA: ES09 – 2038 – 1923 – 156200003135

Y ADEMÁS…

Así está revolucionando Twitter el consumo televisivo

Youtube: una poderosa vía de promoción e ingresos que la TV en España aún no aprovecha

¿La audiencia de televisión se puede medir a través de Twitter?

¡Photobomb! Así sorprenden Cameron Diaz y Jimmy Fallon a los turistas en Nueva York (vídeos)

 

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter