Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Antonio Banderas, ¿Goya de Honor para subir la audiencia de la ceremonia televisiva?

21 octubre 2014 - 9:10 - Autor:

La Academia de Cine va encajando las piezas del puzzle para intentar organizar una gala lo más atractiva posible para el gran público. Tras el anuncio de uno de los actores revelación del año y cómico de pro, Dani Rovira, como maestro de ceremonias, ahora ha llegado el turno del Goya de Honor. Y se ha optado por nuestro actor más internacional, Antonio Banderas, a pesar de que es joven aún (sólo 54 años) y cuenta con mucho recorrido profesional por delante y, por tanto, con posibilidades de ganar un Goya como actor por próximos papeles.

Pero suponemos que este reconocimiento prematuro tiene un motivo principal: la Academia ha considerado que el intérprete es un buen reclamo para la gala. Aunque, a efectos prácticos, lo más probable es que su presencia no sume demasiado en audiencia. De hecho, su aparición sorprenderá menos que lo entrañable que resultaría ver recoger este galardón a una actriz mucho más veterana como Chus Lampreave, por poner un ejemplo de profesional que se lo merece sobradamente a su edad.

La televisión premia en este tipo de ceremonias la sorpresa, el carisma y la emoción. Y El Goya de Honor se creó para elogiar un trabajo de toda una vida, para aplaudir en pie a alguien que ha dedicado su trayectoria al cine y que quizás no ha contado con los honores que se merece. Y, como tal, es una gran oportunidad para crear un momento sentimental y memorable en la ceremonia. Antonio Banderas se merece muchos reconocimientos y su presencia en los Goya será un aliciente interesante, pero bien se podría haber construido de otras maneras.

Porque a la audiencia de Televisión Española ya no le impresiona tanto la internacionalidad de sus actores, lo que busca es el entretenimiento genuino que piensa en el espectador. No se queda en los saraos endogámicos que quieren ser Hollywood sin serlo. De ahí que una de las presentadoras más recordadas de la ceremonia sea Rosa María Sardá. Ella la hizo suya de un modo único. Dani Rovira también lo hará, a su manera. Porque esta será la gala de éxitos taquilleros que pasan por la televisión: 8 apellidos vascos, El Niño, La isla mínima…

Las cadenas tienen la sartén por el mango a la hora de promocionar las películas. Son las grandes plataformas que, con sus impactos publicitarios, triunfalistas noticias en sus informativos y entrevistas de autobombo, están logrando llevar a la gente de hoy al cine. Eso es una buena noticia. Lo malo: hay otro enorme sector del cine que se queda invisible.

El reto de la Academia será equilibrar esa balanza en un show televisivo que se ha demostrado que tampoco sirve para arrastrar al público a las salas. Sólo funciona como fiesta puntual del cine. Una fiesta que debe huir de la política y de las viejas alfombras rojas cargadas de ácaros para ejercer de verdad de plataforma para el talento que se cuece. Dani Rovira puede ser un buen gancho. El resto lo pondrá la emoción real de un guion que sepa sorprender en el peliagudo devenir de una interminable entrega de premios. Sin olvidar que hay mucho cine español más allá de 8 apellidos vascos, Antonio Banderas y las películas producidas por Antena 3 y Telecinco. 

> Dani Rovira: ¿el presentador ideal? Los puntos fuertes que debe tener su ceremonia

> Los trucos televisivos de Ellen DeGeneres

> ¿La politización de los Goya hace daño al cine español?

Y ADEMÁS…

Cuando la política no entiende la verdadera esencia de una televisión pública

El obstáculo de las series españolas

 20 años de ‘Friends’: las 9 razones por las que amamos tanto esta serie

13 cosas que todavía se pueden hacer gracias al Teletexto

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

3o años del estreno de ‘La Bola de Cristal’

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

La interminable implantación de la TDT, ¡a resintonizar otra vez!

7:49 - Autor:

  • Claves de la nueva adaptación de antenas.

Llegó la hora. Hay que liberar espacio radioeléctrico para la tecnología 4G. Las operadoras de telefonía móviles necesitan el hueco, que compraron en subasta pública, para que los dispositivos móviles naveguen más rápido. De esta forma, la Unión Europea obliga que el día 1 de enero de 2015 queden libres las frecuencias en la banda que abarca de los 790 MHz a los 862 MHz.

El denominado ‘dividendo digital’ ya está aquí. Y las televisiones lo sufren. También los espectadores, que observan como deben resintonizar otra vez sus cadenas.

Además, las comunidades de vecinos que quieran seguir viendo todos los contenidos que ofrece la TDT deberán volver a adaptar las antenas colectivas, lo que supone un coste económico. Sólo ha durado cuatro años la última antenización. Se libran de este peaje aquellos con antena individual, pues éstas no necesitan ser adaptadas. Eso sí, aunque no se tenga que modificar la antena, nadie se librará de resintonizar los canales en el televisor. Algo que ya empieza a ser rutinario en nuestras vidas.

El coste medio de esta ‘reantenización’ será de 20-25 euros por vecino en el caso de tener que adecuar las antenas. El Gobierno ha anunciado ayudas para costear este nuevo gasto a los usuarios y ha habilitado dos teléfonos para consultas (954 307 796 ó 901 201 004). Las comunidades de propietarios deberán pagar por anticipado y después solicitar la ayuda. No habrá subvención si el proceso no se realiza a través de una empresa homologada (puedes consultar aquí el listado de instaladores).

Este próximo 26 de octubre arranca este periodo de adaptación. Desde ese instante, habrá cadenas que emitan la misma señal por distinta frecuencia para facilitar el cambio. Otras ya han empezado campaña publicitaria para encontrar una mejor ubicación en el mando a distancia de los usuarios. A resintonizar todos, pues.

No será la última vez en el futuro próximo que debamos ordenar las cadenas de nuestro televisor. Esta transición de canales dejará un espacio del espectro sin asignar que saldrá supuestamente a concurso público, tras el polémico cierre de emisoras de TDT como Xplora o La Sexta 3 Todo Cine. Cinco canales nuevos se perfilan, cuatro en alta definición y uno estándar.

Las prisas y las decisiones sin miras reales de futuro sostenible de la manoseada TDT han hecho complicado lo que podría ser más fácil. Al final, pierden las cadenas y los propios espectadores que ven como no termina de estabilizarse un invento que ya nació con un modelo obsoleto, el de los canales temáticos diseñados en la década de los noventa. Y es que fuimos cobayas de una apresurada implantación de la TDT. El futuro real de la televisión tiene otro nombre: TV Conectada. El porvenir real se está gestando en la red. Y ahí parece que, de nuevo, a los responsables políticos les pillará por sorpresa.

Y ADEMÁS…

Cinema Paradiso, una declaración de amor al cine para cerrar LaSexta3

Los canales que nadie cierra de la TDT: videntes, telepredicadores, bingos…

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Cuando la política no entiende la verdadera esencia de una televisión pública

13 cosas que todavía se pueden hacer gracias al Teletexto

El obstáculo de las series españolas

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter