Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Adán y Eva’: el éxito de un reality con el desnudo como nuevo cebo

22 octubre 2014 - 8:57 - Autor:

Cuatro inventó la televisión tróspida. La experiencia colectiva de disfrutar un programa sin complejos a través de las redes sociales. La audiencia se siente partícipe al descubrir el delirio de unos concursantes dispuestos a casi todo por encontrar algo parecido al amor. Y anoche la cadena roja de Mediaset dio un paso más allá con Adán y Eva, uno de los formatos más esperados de la temporada por su en principio novedosa (o al menos morbosa) vuelta de tuerca: aquí los protagonistas buscan pareja literalmente desnudos. Sin píxeles cubriendo genitales. El dato en audiencia ha resultado potente: un gran 14.8 por ciento de share y 2.816.000.

Un éxito para un estreno en el que, al final, lo que menos importó fue el hecho de que los participantes anduvieran desnudos a sus anchas por la paradisiaca playa. Porque de ese provocador detalle te olvidas a los cinco minutos. Esa es su gracia, que el desnudo intenta ser tratado con absoluta naturalidad y sin que prime una mirada sexual. Lo paradójico, sin embargo, es que los desnudos son lo único natural en un reality en el que todo lo demás pareció artificial. Nada real. En la línea de, por ejemplo, los realities de MTV como Dismissed. Solo que con gente sin ropa.

Esta primera entrega de Adán y Eva contó, eso sí, con cuatro concursantes idóneos para generar miles de comentarios en Twitter. Fueron cuatro personajes perfectos: la joven superficial machista que busca un millonario, el guaperas golfo y seductor, la ni-ni que no sabe ni donde está la Alhambra y el pelirrojo cachondo. Juntos, jugaron a eso de encontrar el amor aunque en su subconsciente solo ansiaran unos minutos de gloria catódica a cualquier precio. Impagables (y demenciales) sus diálogos sobre el arte. Y es que este género televisivo ya no busca que el espectador se identifique con los concursantes, sino que logra que se siente por encima de ellos. Por mal que haya ido tu día, reconforta plantarte frente al televisor y dejarte llevar por una buena dosis de vergüenza ajena que relativiza tus propios complejos. Y eso tiene mucho de humano, disfrutable y adictivo.

En medio del berenjenal, una Mónica Martínez solvente y también sexy que, en sus locuciones en off, recordaba inevitablemente a Luján Argüelles, la reina de este tipo de formatos en Cuatro. Pero Adán y Eva intenta ser más “serio” que ¿Quién quiere casarse con mi hijo? o Un príncipe para Corina. De hecho, tras concluir el primer capítulo, el interesante programa de actualidad La otra red abrió debate, con Ruth Jiménez al frente, sobre el experimento sociológico que supone ver a cuatro jóvenes individuos desnudos en busca del amor…

Desde luego, aquí no hay nada de experimento sociológico y mejor que tampoco consideremos que estos cuatro personajes de anoche representan a nuestra juventud. El balance sería desolador y deprimente si así fuera. Adán y Eva es simplemente una muestra más del espíritu de este entretenimiento televisivo de nuestro tiempo: la televisión que nos evade y busca el chascarrillo, la risa y hasta la mofa entre las nuevas generaciones. Como tal, cumple su función catártica de sobra. Y ese es el fuerte de este programa: la divertida guinda del pastel la pone el espectador desde su casa mostrando su ingenio a golpe de tuit. Porque así debe vivirse, como una experiencia colectiva y contagiosa en las redes. Verlo a solas en el sofá y sin comentarlo con nadie sí que debe de ser aburrido… o para cortarse las venas.

Y ADEMÁS…

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Así está revolucionando Twitter los contenidos televisivos

Youtube: una poderosa vía de promoción e ingresos que la TV en España aún no aprovecha

El fenómeno tróspido, la tele hecha para consumir en las redes

Los chicos de ‘Un príncipe para Corina’: ¿Son actores contratados o ‘concursólogos’ profesionales?

¿Son así de verdad los concursantes del programa ‘Un príncipe para Corina’?

¿La audiencia de TV se puede medir con Twitter?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter