Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El éxito de Jordi Hurtado: ‘Saber y Ganar’ suma más audiencia que ‘T con T’ y España Directo juntos

23 octubre 2014 - 10:17 - Autor:

La tarde de La 1 está logrando mínimos históricos de audiencia. Tanto el programa de Toñi Moreno, T con T, como la versión mejorada de España Directo, con Roberto Leal y Sandra Daviú, están logrando bajos datos de audiencia que rondan el 5 por ciento de share.

Incluso Entre todos superaba el curso pasado esa cifra, pues era un formato más definido que T con T. El nuevo magazine de Toñi Moreno se ha quedado en intentar reproducir fórmulas de los viejos magazines de tarde pero sin la soltura necesaria para enganchar al espectador.

Los malos datos de audiencia se repiten todos los días. Ayer, T con T se quedó en un 4,4 por ciento de share y 437.000 espectadores. Mientras que España Directo alcanzó un 6 por ciento de cuota y 572.000.

En cambio, el concurso de Jordi Hurtado supera la barrera psicológica del diez por ciento de cuota de pantalla. Es el espacio más visto de La 2. De hecho, este miércoles cosechó un excelente 12 por ciento de cuota y 1.528.000 fieles.

¿Se planteará TVE pasar el veterano concurso de La 2 a La 1 para ayudar a subir la maltrecha media de audiencia de la primera cadena? Sería un error para la segunda frecuencia de Televisión Española, pues el juego de Jordi Hurtado es un éxito por su posición estratégica en la parrilla. Es una tradición que sirve de pilar de referencia para la inmensa minoría de adeptos a La 2.

Saber y Ganar ejemplifica el triunfo de un concurso que ha construido un público fiel a través de un juego cercano, entretenido, con la dosis de emoción necesaria y con unos concursantes empáticos, que el espectador termina cogiendo cariño porque su permanencia se alarga en el programa durante incluso años.

La 1 debe reformar a fondo su tarde dando luz verde a formatos originales que intenten romper con el estereotipo de lo que era un programa tradicional de tarde. Más allá del magazine tradicional rosa o del espacio de reporteros callejeros con unos contenidos demasiado repetitivos.

¿Y SI SE REALIZA UN CAMBIO DE UBICACIÓN DE PRESENTADORES?

De momento, como paso intermedio, los responsables de la cadena pública podrían probar una nueva posición de las piezas del rompecabezas que ya cuenta en su daytime.  En este sentido, se podría reubicar a los presentadores como golpe de efecto.

Leal y Daviú serían buenas bazas para impulsar un contenedor matinal que generara más interés de unas flojas mañanas de La 1 que no han obtenido la confianza del público. Amigas y conocidas podría moverse a la tarde como formato telonero que arrope al Telediario y Mariló Montero y Toñi Moreno podrían protagonizar un espacio de sobremesa juntas, ambas funcionan mejor en un formato de conversación distendida, en el que cada día recibieran un invitado y comentaran, a su manera, la actualidad.

No será fácil recuperar la audiencia perdida, pero sí es posible. Sólo hay que conseguir que el espectador sienta que todo lo importante sucede, en directo, en las tardes de La 1.

Y ADEMÁS… 

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

> Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

Seis programas que TVE no emitiría hoy

Cuatro programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

3 errores y 3 aciertos de la actual TVE

Los míticos programas infantiles de TVE a análisis

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

¿El fin de los emblemáticos ‘Estudios Buñuel’?

La importancia de TVE

13 años del estreno de ‘Operación Triunfo’, ¿funcionaría una nueva edición del mítico reality musical?

1:08 - Autor:

Operación Triunfo llegó a nuestra televisión hace 13 años. Un reality musical, donde los aspirantes a estrellas estaban internos en una Academia dirigida por una imponente Nina. El programa se instaló en TVE sigiloso, sin grandes fanfarrias, ni inmensos decorados. Estábamos ante un fenómeno televisivo histórico. Y pocos lo imaginaban.

Cada semana de emisión del concurso, la audiencia se fue multiplicando. Los chicos avanzaban, aprendían, se equivocaban. El público empezaba a sentir como de la familia a esos jóvenes que estaban acariciando un sueño. Bisbal, Bustamante, Chenoa, Rosa…

El formato logró contar una historia con todas las aristas que debe tener la mejor aventura: emociones, tensiones, conflictos, sudores, lágrimas, valores y sentimientos. Y el furor de Operación Triunfo fue tal, que todas las cadenas comentaban el reality de TVE desde sus magazines. Telecinco y Antena 3 llenaban horas y horas hablando de un concurso de la competencia. Inaudito.

No ha vuelto a suceder nada parecido. Y parece difícil que se repita esta fórmula. Pero, ¿funcionaría una nueva edición de Operación Triunfo?

Operación triunfo llegó en el momento adecuado. Ahora debería sufrir una revolución a fondo que, al final, lo terminaría convirtiendo en otro formato completamente diferente. Así que, en principio, no tiene demasiado sentido una resurrección. Mejor quedarnos con el recuerdo idealizado.

Dos de sus creadores, Toni Cruz y Josep M. Mainat, han realizado una versión actualizada para la televisión estadounidense en español Telemundo, se denomina Yo soy el Artista. De esta forma, han incorporado elementos escénicos más espectaculares como una grada que se abre si el concursante en cuestión recibe el visto bueno de usuarios con influencia en las redes sociales.  Pero el programa no ha funcionado como se esperaba.

El efectismo de espacios como La Voz y sus sillas giratorias han dado un paso más allá. La audiencia no quiere más sucedáneos, quiere un nuevo show que les asombre desde cero.

LA CLAVE DEL ÉXITO DEL PRIMER OT

La clave crucial de aquel primer Operación Triunfo es que había grandes talentos con grandes personalidades. Nadie estaba resabiado de televisión. Todos amaban la música. La mezcla transmitía una verdad bestial, que se irradiaba en la convivencia de las clases y en las galas semanales, donde se implantó un repertorio que aún sigue inspirando a programas.

http://www.youtube.com/watch?v=nRKOJSHBHe4

Hoy los gustos musicales no son los mismos, la televisión tampoco. No obstante, faltan formatos musicales que se centren en la evolución espontánea, como cantantes (y personas), de unos chicos ilusionados con la música a través de la formación en una escuela. Ni las academias son iguales ni la tele es igual, pero en el fondo la emoción existe de la misma forma. X Factor tiene ya 10 años y sigue intacto, porque lo hicieron evolucionar.

OT sólo podría regresar con un paciente casting que no se parezca a nada más que sí mismo, una puesta en escena de altura y varias vueltas de tuerca a la intensa convivencia en la AcademiaAún así, es complicado que vuelva Operación Triunfo, aunque su esencia se mantiene como un valor añadido para la televisión que vendrá. Porque reinventó la música en el prime time de España y su estela todavía influye en las decisiones del día a día de nuestra pequeña pantalla.

Y ADEMÁS…

Canciones infalibles para que triunfe un talent show

Diez años del ‘Europe’s living a celebration’ de Rosa López

 

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter