Saltar al contenido

« ver todos los blogs

TVE cumple 58 años en plena crisis y con su primera sede en estado de abandono (FOTOS)

28 octubre 2014 - 3:36 - Autor:

Así está hoy el número 75 del madrileño Paseo de La Habana. Vacío, casi abandonado. Algunas ventanas abiertas, como sin cristales. Las cortinas tambaleándose al ritmo que marca el viento.

Aquí, en este edificio hoy olvidado, empezó a emitir la televisión en España tal día como este 28 de octubre pero hace 58 años. Lo hizo con una misa y un popurrí de bailes regionales.

Franco no quiso asistir al sarao porque no confiaba mucho en este invento. Todo un visionario. En su lugar, asistió el Ministro de Información y Turismo, Gabriel Arias Salgado, quien fue responsable del arranque de nuestra televisión pública.

Ahí dentro, en un minúsculo estudio, se empezó a experimentar con los rudimentos de la televisión. La cadena, en sus inicios, no tenía informativos, ni reportajes, sólo contaba con programas de variedades: música, humor, teatrillos y algo de zarzuela. Cualquier formato de varietés tenía cabida con tal de entretener a la audiencia. De aquella época de pan y circo, no quedan casi documentos; cada minuto se hacía en directo: no existía un sistema para grabar la programación. Únicamente el NO-DO inmortalizó algunos instantes de aquellos artesanales primeros pasos.

Mucho ha cambiado la televisión pública desde que comenzó a retransmitir en este histórico chalet que ya no es propiedad de TVE. Ahora, este lugar espera un nuevo inquilino en un país en el que el patrimonio histórico de sus inmuebles más recientes es lo de menos, como tantas otras cosas. Sólo una placa, rodeada de malas hierbas, recuerda que ahí se dio el pistoletazo de salida a las emisiones de Televisión Española.

58 años de TVE no son nada. En este tiempo, la cadena pública ha inventado la televisión en España. Actualmente, sin embargo, vive una crisis existencial debido a la desconfianza que generan los políticos que no entienden el tiempo en el que estamos, ni el valor de la credibilidad del viejo ‘ente’. Vivimos un momento en el que TVE debería ser clave a la hora de tomar el pulso informativo y también como ingeniosa y creativa factoría de contenidos. Debería ser, en definitiva, espejo del país que nos merecemos.

Los profesionales del que fuera ente nos enseñaron a apasionarnos por la televisión a base de trabajo y creatividad. Todo era posible en un plató. Pero en 2014 las nuevas generaciones no reciben eso de TVE. Sólo varias series y algún que otro programa brillan en la parrilla. Especialmente, aquellos programas que recuperan joyas de su archivo y que demuestran el riesgo y la imaginación con los que se trabajaba cualquier género televisivo en el pasado.

¿Se podrán realizar en el futuro este tipo de programas recopilatorios con el archivo que está generando TVE en estos últimos años? Poca cosa valiosa saldría. Si acaso, sólo sería recuperable algún momento de Alaska y Coronas y poco más. Preocupante, sin duda. Aterrador, más bien.

Porque la mayoría de espacios de la TVE de hoy no está sabiendo mirar de frente al presente. Han olvidando a las nuevas generaciones, prácticamente no juegan con sus contenidos propios y empiezan a dejar de estar implicados en la vida cotidiana real de los espectadores. Mientras 5 millones de españoles ven un encuentro entre Jordi Évole y Pablo Iglesias, TVE decide no abrir sus puertas al líder de Podemos por órdenes directas de unos señores poderosos que no entienden lo que de verdad significa el poder. Otra gran oportunidad perdida. La desconexión ciudadana se multiplica cuando comprobamos que en la tele que pagamos todos se silencian aspectos esenciales de nuestra realidad en vez de abrir debates constructivos y plurales.

Y es que TVE está siendo víctima de la política. Y lo peor es que esto no tiene visos de cambiar: las nuevas decisiones del Gobierno al respecto parecen ir encaminadas a endurecer aún más el control férreo ideológico de la cadena. Un error que sólo servirá para enterrar del todo la credibilidad de la emisora. Y sus índices de audiencia. Es lo paradójico y lo que no parecen entender nuestros representantes políticos. ¿De qué sirve controlar ideológicamente una televisión si eso provoca cada vez una mayor estampida de los espectadores en busca de otras fuentes de información más fiables?

La situación es, simplemente, intolerable, infame. Tras la puerta del mítico Estudio 1 de la sede de TVE en Prado del Rey, por los pasillos de los Estudios Buñuel o bajo la sombra del Pirulí, se respira añojo catódico. Pero, también, futuro, esperanza y pasión por parte de una buena parte de sus profesionales, que aún creen en el modelo correcto de televisión pública. Un ejemplo es la excelente página web que ha venido desarrollando la corporación RTVE en los últimos años. Ese es el camino a emprender, moderno y consciente de su tiempo sin olvidar todo lo sembrado hasta llegar aquí: una tele que nos ilusionó y nos enseñó, básicamente, en qué consiste eso de hacer televisión. Hoy cumple 58 años esa TVE que nació en un edificio ahora olvidado y decadente. Terrible metáfora. Pero algunos todavía creemos que si abrimos bien las ventanas de cualquier lugar, entrará aire fresco. Hoy, más que nunca, TVE necesita ese aire fresco comprometido con la sociedad plural y sin temor a las ideas nuevas. 

Fotos de la sede del Paseo de La Habana realizadas ayer por la tarde.

TVE, EN 13 ARTÍCULOS 

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

Seis programas que TVE no emitiría hoy

Cuatro programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

Cosas que debe saber un abogado del Estado para presidir RTVE

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

Un año desde el cambio de modelo de TVE: 12 meses de pérdida de audiencia ¿y de independencia?

3 errores y 3 aciertos de la actual TVE

Los míticos programas infantiles de TVE a análisis

¿El fin de los emblemáticos ‘Estudios Buñuel’?

La importancia de TVE

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter