Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘La Voz’ se renueva: Alejandro Sanz y Laura Pausini sustituyen a Bisbal y Rosario Flores

31 octubre 2014 - 9:11 - Autor:

Después de meses con especulaciones, ya está confirmado. Alejandro Sanz y Laura Pausini se incorporan como coaches a la próxima temporada de La Voz, que aterrizará en el primer trimestre de 2015 en Telecinco.

La cadena ha sabido dar un descanso a su formato musical estrella y, además, ha entendido que hay que introducir cambios al jurado para evitar el desgaste de audiencias. Tras la marcha de David Bisbal, el talent de Telecinco necesitaba una renovación por completo, ya que su elenco de jueces había perdido su efecto novedad y empezaban a ser muy repetitivos en sus valoraciones, con argumentos que se quedaban en tópicos.

El concurso precisaba, por tanto, de nuevas estrellas con impacto televisivo. Y han elegido a los sucesores perfectos. Alejandro Sanz, que ocupará la silla de Bisbal, y Laura Pausini, que sustituirá a Rosario Flores.

Con este movimiento, que ha desvelado el portal Vertele en exclusiva, el programa multiplica su expectación para la tercera temporada y, así, evita una pérdida de interés. Tanto Sanz como Pausini tienen el carisma e instinto del espectáculo necesario para dar juego en las galas y, no menos importante, cuentan con la solidez del bagaje musical para enseñar y enriquecer a los aspirantes (y a la audiencia) con argumentos constructivos más allá del aquello del ‘tienes una voz calentita‘.

Malú y Antonio Orozco repiten en sus sillas giratorias del programa de éxito internacional que ya está en búsqueda de sus nuevas ‘voces’ aspirantes. Ahora sólo falta que nuestra versión invierta en una puesta en escena más al nivel de las otras ediciones internacionales del talent, con escenografías más espectaculares.

Visualmente, la versión española ha cojeado en los últimos años. Pero en 2015 La Voz de Telecinco parece encaminada a revolucionar el fondo y la forma para crear un emocionante acontecimiento en la parrilla. Sanz y Pausini, desde luego, jugarán a favor de ello. Ya han participado en shows de estas características y su espontaneidad no fallará.

Y ADEMÁS…

‘Tu cara me suena’, las nueve ideas para evitar el desgaste 

Laura Pausini, instinto del espectáculo

‘La Voz’ no volverá hasta 2015, ¿un acierto de Telecinco?

Una noche en la semifinal de ‘La Voz’

Cinco puntos fuertes de ‘La Voz’

¿Qué esconde David Bisbal en su libreta de ‘La Voz’?

¿Por qué el jurado de ‘La Voz’ llevaba siempre la misma ropa?

Halloween en serie: 7 seriéfilos analizan sus ficciones de terror favoritas

1:52 - Autor:

Ya es Halloween. Hemos hecho nuestra esta tradición anglosajona. Sin embargo, siempre nos ha gustado jugar con el miedo. También en televisión. En programas… y en ficciones, claro. 7 expertos seriéfilos nos dan un repaso a las series que más les aterrorizaron (para bien).

HISTORIAS DE LA CRIPTA

No es la más terrorífica ni la más desagradable. Vista ahora, tampoco destaca por sus efectos especiales, más que nada porque Historias de la cripta se estrenó en 1989 y se nota. Pero si hay un adjetivo que se puede aplicar sin miedo a esta serie que, como tantas, llegó a España a través de las autonómicas, es el de atrevida, ya que se trataba de una producción creada originalmente para el canal de cable HBO. Al inicio de cada episodio, el Guardián de la cripta presentaba la historia con ese humor negro que respira toda la serie (el mismo que Ryan Murphy aplica, actualizado, en American Horror Story), sin miedo a rozar el gore ni a mostrar desnudos si la ocasión lo merecía. El esqueleto tomado de los cómics de terror del mismo título editados por EC en los años 50 -en realidad una pequeña marioneta que era manipulada por seis personas a la vez que daban expresividad a su cara- aparecía de nuevo al final, siempre poniendo un punto sarcástico al cierre del cuento.

A pesar del desigual resultado de sus siete temporadas y casi 100 episodios (con mayor grado de acierto cuanto más pegadas al cómic estaban sus tramas), Historias de la cripta sigue siendo una serie muy disfrutable, con un reparto salpicado de caras que nos resultarán familiares: Demi Moore, Ewan McGregor, Whoopi Goldberg, Daniel Craig, Isabella Rossellini o Tim Roth trabajaron a las órdenes de Richard Donner (Los Goonies) y Robert Zemeckis (Forrest Gump), los productores de una serie que muchos hemos visto en algún momento de nuestra adolescencia.

La última vez que se ha asomado a la parrilla televisiva ha sido en las madrugadas de Cuatro, en aquella época en la que la cadena apostaba por el terror. Lo que muchos no sabrán es que los capítulos de 25 minutos que emitieron las cadenas privadas en nuestro país no coinciden con los de la HBO sino con una versión “censurada” que en su momento había comprado Fox. A tal fin se habían grabado distintas versiones de las escenas más gráficas de sexo y violencia para intentar adaptar el tono de la serie a un público juvenil.

Bernardo Pajares @bernardopajares

PENNY DREADFUL

Odio las pelis de terror y, por tanto, también las series de terror. No soporto pasar miedo y no comprendo cómo la gente puede aguantar la taquicardia y disfrutar con el mal rato. He soportado pocas ficciones de esta categoría (para ver una serie con la cara tapada prefiero reírme o llorar con otra), pero he decir que, a pesar de pegar algún que otro bote, el planteamiento que presentaba Penny Dreadful en los primeros capítulos de la temporada me fascinó. Aunque no pueda considerarla una serie “de terror”, la encuadro como tal. Y seré una cobarde, pero no puedo evitar que se me ponga la carne de gallina cuando recuerdo a Eva Green retorciéndose al ser poseída por un espíritu en mitad de una fiesta.

La serie, escrita por John Logan (guionista de El aviador, El último samurai o La invención de Hugo entre otros títulos), ha creado más expectativas que éxitos. Sin embargo, y a pesar de que la primera temporada no haya sido una maravilla, podemos decir que sí, que me ha dado bastante miedito…

Ana Magdalena Quijano @anaMagdalenaQ

PESADILLAS

Siendo sincero tengo que decir que la serie que más miedo me ha dado ha sido Pesadillas, sí, esa serie canadiense basada en la saga de libros terroríficos adolescentes. Admito que miedo lo que se dice miedo no da… pero, con  mi inocencia de 11 años, un poquito de mal rollo si me despertaba: por ejemplo, los episodios ¡No bajes al sótano! o Sangre de monstruo o el doble episodio del campamento de verano.

Aunque con una miniserie sí lo pase un poco peor, “Pesadillas y Alucinaciones de Stephen King”. Estas historias cortas del maestro del terror fueron trasladadas a la pequeña pantalla con unos capítulos fantásticos y tenebrosos. Mi favorito: el episodio de la autopsia o el de los juguetes, ambos sencillamente geniales.

No os voy a decir que veáis Pesadillas, creo que el tiempo para esa serie ya ha pasado, pero la miniserie de TNT basada en las historias cortas de Stephen King es una absoluta gozada. Cada episodio es una historia, y cada una de esas historias es una maravilla.

Iñaki Oyarzun Orozco @InakiO

EXPEDIENTE X

Aunque a medida que crecemos la tarea se hace más difícil (debido a nuestra tendencia a volvernos resabidos y escépticos) seguimos buscando como espectadores experiencias que nos lleven al límite, que nos hagan llorar, asustarnos… Yo aún busco estremecerme y volver a temblar frente a la pantalla, vibrar con los monstruos (reales y humanos) que habitaban esas noches de este niño de 12 años que veía cada semana Expediente X a escondidas, sumido en la oscuridad del salón, para no despertar a sus padres.

Todavía hoy recuerdo la mezcla de miedo y horror que sentí al ver el capítulo 4×02 de esta serie, Home. Aquel en el que esa familia de 3 hermanos con deformidades mantenía a su madre, sin extremidades, amordazada bajo la cama. Siempre vigilante, siempre complaciente. Sus ojos, iluminados y acechantes en la oscuridad, me hicieron mirar durante meses debajo de la cama. Y aún hoy me siguen acompañando y dando escalofríos. La verdad está ahí fuera.

Marcos Colorado @marcoscoloradol

VERANO AZUL

Es curioso pero mis mayores terrores los despertaron series o programas infantiles. Posiblemente no soy un buen espectador de cine de terror, no suelo asustarme y las pelis de susto fácil me producen risión pero tengo vívidas imágenes grabadas en mi cerebro televisivo cercanas al trauma infantil causadas por la programación de TVE para los infantes. Y es que los 80 fueron duros, cuando menos te lo esperabas te encontrabas un maletín que comía gente o a Galindo como vampiro de libros… ¡en un programa infantil! Siempre digo que deberíamos formar un club de afectados por Planeta imaginario. Ejercía una poderosa atracción que impedía que dejáramos de verlo alguna semana (la falta de variedad quizás influyera también), aquella sintonía hipnotizante de Tomita, aquella estética dirigida por Miquel Obiols… y mundos oníricos que metían un canguelo importante. Pero no es el único ejemplo, un día ponías la tele a la hora de la merienda y te encontrabas a un niño británico con pelo a la taza y gafas tamaño XXL al que se la aparecía un ectoplasma verde, Choky. Jolín, ¡qué miedito!

Y aún hay más, ¿nadie recuerda aquel capítulo de Verano azul en el que llueve y se van a una casa aparentemente abandonada y de repente aparece una muñeca de porcelana con mirada de odio y les da un susto de muerte a los chavales? Creo que ahí comenzó mi odio hacia esos juguetes, seguro.

Alejandro Macias @alemaciasblanco

5. AMERICAN HORROR STORY 

¿Quién habría pensado que el creador de series como Popular o Glee iba a ser el responsable de una saga de miniseries de terror como American Horror Story que ya va por su cuarta temporada?

Una casa encantada, un manicomio en la California de los años 60, un aquelarre de brujas en Nueva Orléans y un circo repleto de singulares personajes conforman el peculiar universo de Ryan Murphy que pone de manifiesto tus peores temores: claustrofobia, encierros, paranoia, mutilación, monstruos, magia negra…sin olvidar las cabeceras, cada una de ellas distinta a la de la anterior temporada, con esa sintonía hiptónica a la par que terrorífica y esa sucesión de imágenes sacadas de tus peores pesadillas.

No me gustaría toparme bajo ninguna circunstancia con la monja que interpreta Jessica Lange en Asylum ni con la santera a la que da vida Angela Basset en Coven.

Rubén Pérez Pacheco @RPPmadrid

TODAS LAS SERIES PRODUCEN UNA PIZCA DE PÁNICO

Disfrazarte en Halloween de doctor Clive Owen en The Knick es el nuevo Dexter de este año. No te olvides salpicar de sangre esos botines blancos. En pareja, recomiendo hacerse un Eleanor Nacht, con el pelo bien sucio y look retro Big Love incluido. A la villana de The Bridge no le puede faltar una larga cadena de la que agarrar a su padre pedófilo: barba de varios años y calzoncillo cagado. Si eres hombre cambia a la fanática religiosa por el más buscado de True Detective, Errol Childress y su máscara de gas. No cambies al padre, clavadito, es un 2×1. Y si váis en comandita, nada mejor que un mix-monstruo con los zombies rápidos de Z Nation (así no te dejarán atrás); los caníbales de la Terminal de The Walking Dead (más letales que los zombies) y los vampiros nazis de The Strain (medalla de oro para el que se transforme en el gigantesco Amo a lo Hellboy, por tamaño). El seriéfilo que no pasa miedo es porque no quiere. Eso sí, para terror peor que el circo de American Horror Story, cualquier Lena Dunham en pelotas. A ver quién se atreve a hacerse este Adán y Eva estilo Girls.

Mariló García @yonomeaburro

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Y TAMBIÉN…

El obstáculo de las series españolas

5 tópicos de las series españolas que derrumba ‘Refugiados’, la nueva ficción de La Sexta

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

¿Por qué las series españolas siempre tienen los mismos actores?

Lo que envidian los norteamericanos de nuestras series (y lo que no)

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter