Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Un tiempo nuevo’ pincha: claves de los malos resultados de audiencia del programa de Telecinco

2 noviembre 2014 - 15:47 - Autor:

Ni con Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista; ni con Javier Limón, marido de Teresa Romero; ni con el juez Gómez Bermudez. Un tiempo nuevo tampoco ha logrado superar la barrera del diez por ciento de share en su segunda emisión (9,6% frente al 15,9 de La Sexta Noche).

El regreso de Telecinco al debate en el prime time de los sábados ha pinchado. Aún puede crecer en audiencias, pero con estos datos el formato no aguantará en la programación, pues baja la media de audiencia de la cadena líder.

¿Por qué no está funcionando Un tiempo nuevo? El programa ha incorporado elementos interesantes a la fórmula de la efectista tertulia que convierte en espectáculo la política. Cuenta con periodistas de referencia que sirven de apoyo plural a Sandra Barneda, firmas de personalidades relevantes o un ‘parlamento’ con atriles entre las diferentes fuerzas políticas.

Pero quizá, en esto último, se encuentra una de las debilidades del programa. En el ADN de la expresión ‘un tiempo nuevo’ probablemente esté una evolución de los clichés de lo que se consideraba ‘izquierda o derecha’, esta división empieza a desvanecerse en las nuevas generaciones. En este escenario, el debate desde los atriles que escenifican la trinchera política se convierte en una apuesta encorsetada: hace al espacio más previsible, porque cada partido tiene un rol muy definido que no sorprende. Nadie se atreve a saltarse el guion preestablecido de las siglas a las que representan.

En cambio, durante estos años, La Sexta Noche ha sabido convertir a sus contertulios políticos en identificables personajes para el espectador. Tienen una reconocible ideología posicionada pero, al mismo tiempo, se han convertido en los propios protagonistas de un show de la política. La audiencia empatiza con ellos para bien… o para mal. Y ellos sí se saltan el guion, incluso pierden los nervios y se encienden sin pudores.

Esa es una clave que impulsa, ahora, a La Sexta Noche hasta máximos de audiencia. El programa ha logrado combinar, en el equilibrio exacto, el ‘sello sexta’ de informativos que ejemplifican el periodismo crítico, que no se queda en los titulares de gabinete de comunicación, con la esencia del debate tombolero. Es decir, unos colaboradores que despiertan filias y fobias como los de Sálvame, pero en versión política.

Telecinco es maestra en este género. Aunque, a diferencia de La Sexta, tiene fidelizado a un tipo de público que rehúye más la política pura y dura. De ahí que cueste levantar más determinados productos que se salen de los contenidos habituales del canal (como sucedió con la serie Hermanos). El precipitado final de El Gran Debate, que cosechaba buenos rendimientos de share, ha acrecentado esa brecha en la noche de los sábados. Sólo la paciencia puede recuperar a esos espectadores que se han perdido en el mando a distancia.

Sin embargo, el público al que le interesa este tipo de formatos, también se fija más en la puesta en escena. Y Un tiempo nuevo cuenta con un plató demasiado claustrofóbico (al contrario de El Gran Debate). En esta segunda semana, se han mejorado elementos escénicos. Pero no son suficientes. Mientras que La Sexta Noche se realiza desde uno de los platós más grandes de Atresmedia, el viejo Estudio 10 de Antena 3, donde se juega con el público, la iluminación y las pantallas que no dejan descansar el ojo del espectador con su movilidad.

Un tiempo nuevo, por su parte, se emite utilizando parte del decorado de Hay una cosa que te quiero decir, que es tapado con unos recargados paneles opacos. Empobreciendo visualmente el espacio, que necesita captar a un público que sí exige un envoltorio visual más a tono con el nombre del programa.

La próxima semana será decisiva para el futuro de Un tiempo nuevo. Tiene buenos ingredientes a nivel periodístico, pero necesita más efectismo imprevisible que conecte con el público. Más aún con sus cuatro largas horas de duración.

Y ADEMÁS…

 ‘Un tiempo nuevo’: fortalezas y debilidades del regreso de Telecinco a la política en prime time

Así apagó Telecinco ‘El Gran Debate’

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

13 cosas que todavía se pueden hacer gracias al Teletexto

El obstáculo de las series españolas

La adicción a las miserias ajenas. Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

De Joaquín Reyes a Pablo Motos: el Pequeño Nicolás, estrella de la picaresca televisiva (VÍDEOS)

12:32 - Autor:

Esconde algo turbio, pero ejemplifica también la surrealista picaresca nacional. El caso del Pequeño Nicolás está llenando minutos y minutos de los informativos. También de nuestros programas de entretenimiento. Y es que. en estos últimos días, el programa está siendo centro de parodias y chistes. Incluso Joaquín Reyes se ha metido en la piel de este joven “mi cara es un paso VIP“.

En la misma línea, los chicos de El Hormiguero se han quedado perplejos con este personaje. Así que han recuperado sus ‘raps’ con motivo del caso del presunto estafador prematuro. Un género musical que era habitual para parodiar la actualidad en ‘No somos nadie’, el programa que realizó Pablo Motos en M80 Radio y que fue embrión del formato televisivo que protagonizan Trancas y Barrancas.

Dos programas competidores, El Intermedio y El Hormiguero, que representan géneros televisivos muy diferentes, pero con un mismo protagonista: el Pequeño Nicolás.

Y TAMBIÉN…

El Hormiguero, ¿ya es un icono de la historia de nuestra tele?

Cuando TVE censuró a ‘El Gran Wyoming’

De Pablo Iglesias a Esperanza Aguirre: las mejores parodias de Joaquín Reyes en ‘El Intermedio’ (VÍDEOS)

Wyoming, imparable en audiencias

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

noviembre 2014
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

TeleDiaria en Twitter