Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Un tiempo nuevo’, el programa que se ató al Pequeño Nicolás

22 diciembre 2014 - 9:28 - Autor:

Telecinco decidió regresar al análisis de la actualidad política en los sábados noche con Un tiempo nuevo. Una apuesta para la que la cadena fichó a la directora de su más directo competidor en esa misma franja horaria, La Sexta Noche, Sandra Fernández. El nuevo formato de Mediaset llegó para tomar el pulso al vibrante momento de supuesta regeneración social con periodistas de renombre y representantes de todas las fuerzas políticas. Un parlamento en prime time comandado por Sandra Barneda y con el complemento de los datos de Javier Ruiz.

Sin embargo, Un tiempo nuevo no logró superar la barrera de un pobre diez por ciento de share en sus primeras emisiones. Un dato que, en estos tiempos, no se sostiene en Telecinco. El programa fue introduciendo cambios en su escaleta para alcanzar más espectáculo y menos previsibilidad de las diferentes posiciones políticas. Mientras, La Sexta Noche apenas se ha inmutado: cuenta con unos perfiles de contertulios más marcados. Ya son personajes. El espectador va con un bando u otro, con un tertuliano u otro. Es más, casi todos son indentificables y reconocibles para el espectador.

Pero los cambios de Un tiempo nuevo no fueron cuajando. Y entonces llegó el Pequeño Nicolás. El controvertido joven disparó, por primera vez, la audiencia del programa hasta un excelente 21,1% de cuota. Era la oportunidad de Un tiempo nuevo de darse a conocer al gran público. Telecinco la aprovechó.

Pero las audiencias son insaciables. Y Un tiempo nuevo ha terminado dependiendo exclusivamente del Pequeño Nicolás, como único as en la manga a mano para subir el share. Este joven, maestro de la picaresca, sólo ha concedido entrevistas a este espacio. Su labor altruista choca. Incluso Francisco Marhuenda, director de La Razón, ha insinuado que habría cobrado 200.000 euros. La productora del formato lo niega.

El programa ha utilizado al Pequeño Nicolás como salvavidas. Pero, al mismo tiempo, ha quemado el cartucho, ya que con la sobrexposición de este turbio personaje y sus alrededores (“la Pechotes”) sólo ha malogrado la esencia del programa.

El Pequeño Nicolás no es ejemplo de ‘un tiempo nuevo’. Al contrario, es un invitado de efímero interés que en absoluto está aportando los pilares sólidos informativos que necesita un formato de actualidad política de largo recorrido. El espectador sabe cuándo un presunto estafador les está vendiendo humo y cuándo no. Y el humo puede engatusar un día o dos, pero no más. De hecho, este pasado sábado, Un tiempo nuevo con el gancho, una vez más, de Francisco Nicolás se quedó en un 10 por ciento de share, como en sus primeras emisiones, frente a La Sexta Noche, en una cadena de menores dimensiones como La Sexta, que alcanzó el 15,6 por ciento de cuota de pantalla . Un dato que vislumbra el porvenir del programa: su final.

Y ADEMÁS…

Pequeño Nicolás, un personaje de tebeo que propulsa las audiencia

‘La Pechotes’ y otras formas de que te contraten sin demostrar tu talento

 ‘Un tiempo nuevo’: fortalezas y debilidades del regreso de Telecinco a la política en prime time

Así apagó Telecinco ‘El Gran Debate’

Cinco virtudes de Telecinco

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

El truco de Chico Ibáñez Serrador que sigue vigente en 2014

Lo que esperamos de la televisión que viene

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter