Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Felipe, ábrete un Twitter

24 diciembre 2014 - 22:17 - Autor:

  • Así ha sido el primer mensaje de Navidad del Rey Felipe VI (a nivel televisivo)

Una año más, TVE ha grabado el discurso del 24 de diciembre del Rey desde el Palacio de la Zarzuela. Un año más que no ha sido un año más, pues se estrenaba en tal cometido el nuevo monarca Felipe VI. Y se ha notado en la puesta en escena. Poco, pero se ha notado.

Al igual que su padre, el discurso ha sido sentado. No de pie como se había especulado. Y fuera del despacho habitual, en una amplia sala con fondos más claros y con una ventana que miraba a un árbol con luces (led) de Navidad. No obstante, se ha seguido presentando el acto en una decoración extremadamente tradicional.

Como es habitual, la realización de TVE ha estado muy medida y consensuada. Se ha apostado por la luminosidad, aunque la principal novedad ha sido incorporar planos en movimiento más allá del zoom. ¡La cámara se movía! Lo que daba más dinamismo a los 14 minutos de parlamento. También se ha introducido el cambio de plano en mitad de las frases, mientras que con Juan Carlos I se realizaban en las pausas de los puntos y aparte para disimular los cortes de grabación.

En ese sentido, para dar más riqueza al mensaje, la planificación multicámara nos ha ido enseñando, por partes, los siempre esperados marcos con fotografías que lanzan guiños desde el fondo de plano. Primero el espectador pudo ver aquellos en los que se encontraba la actual Familia Real. Uno con Letizia apoyada en su hombro, los dos en camisa sin chaqueta, en plan informal. Otro con la Reina y las Princesas. Siempre sonrientes y distendidos. Después, se abrió otro plano lateral que descubrió la imagen con sus padres, Juan Carlos I y Doña Sofía, en el día de la abdicación. No podían faltar.

El mensaje navideño terminó con una recopilación de imágenes de la Familia Real, otra novedad para cerrar la emisión televisiva más importante de una monarquía que afronta un momento en el que gran parte de la sociedad clama por una regeneración que otorgue la credibilidad y confianza en las instituciones y, en esta línea, el nuevo monarca ha centrado su discurso navideño con la pretensión de conectar con la cercanía y proximidad de la audiencia, aunque la puesta en escena no ha apostado por grandes riesgos y ha sido conservadora.

El discurso del Rey es una tradición nacional. Y este de 2014 pasará a la historia por ser el primero de Felipe VI. Pero también se escribirá en los libros como el mensaje navideño en el que comenzó el cambio, tanto en las formas como en el fondo, creyendo en la regeneración, la convivencia, el respeto y un proyecto de recorrido. Pero no debe pasar desapercibido para los nuevos reyes la necesaria revolución de las maneras de comunicación de la monarquía en una nueva era en la que ya no sirven los discursos estáticos y protocolarios construidos en rococós decorados de Palacios separados por varias espinosas verjas de la realidad. Ya está aquí la generación que busca la participación, transparencia e interactividad constante. También con esta monarquía. Felipe, ábrete un Twitter. 

Y ADEMÁS…

Así ha sido la Nochebuena televisiva 2014

Fortalezas y debilidades de la retransmisión de ‘El Gordo’

¿Cómo debe ser la televisión pública que nos merecemos?

Cuando la política no entiende la verdadera esencia de una televisión pública

Las virtudes de Twitter que aún no se aprovechan

Lo que los analistas políticos (no) han aprendido de las redes sociales y la TV tras el efecto Pablo Iglesias

¿Son lo mismo las Navidades sin Telepasión?

Tres memorables retransmisiones de TVE de las Campanadas (vídeos)

Seis programas que TVE no emitiría hoy

 La TVE del futuro

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

El obstáculo de las series españolas

12 infalibles trucos para triunfar con una gala televisiva en Navidad (VÍDEOS)

9:31 - Autor:

Llegó el día. Hoy es Nochebuena. Día de tradiciones, también para la televisión. Porque, en un panorama en el que arriesgar creativamente brilla por su ausencia, hay poderosos elementos de las galas de variedades que siempre vuelven por Navidad. Son los 12 trucos infalibles que parecen que no deben faltar en el más pomposo de los tele-saraos. Son estos.

1. Obligue a sus presentadores, ballets y público a aplaudir. Todo el rato. Sin cesar. Incluso cuando se habla a cámara. Muchos aplausos. Para que la gente sienta el nervio de la fiesta en sus casas…

2. Ponga a rostros de la cadena a cantar. Aunque no canten.

3. No se olvide de los niños. Saque del baúl a sus marionetas favoritas para que se contoneen y bailen canciones de mayores.

4. Apueste por las apariciones estelares inesperadas. Si son actores travestidos, mejor.

http://www.youtube.com/watch?v=hp3HmEeej_s

5. Cuente con humoristas de renombre. Juanito Borromeo, por ejemplo.

6. Introduzca teatrillos.. Y repita el mismo guion cada año.

7. Apueste por desfiles de modelos. En moto, que siempre luce más.

8. Hipervitamine a sus meteorólogos. Infalible.

9. Contrate atracciones visuales. Sin demasiada ropa.

10. Llene el estudio de bailarines. De tres estilos: ballet moderno, ballet flamenco y ballet florero (que no baila nada, pero posa).

11. Invente una coreografía asequible a todos. Y lance globitos. Y confeti. Y globos y confeti al mismo tiempo.

12. Y, si algo no va bien, que salga el director, que cante José Luis Moreno.

Y ADEMÁS…

¿Son lo mismo las Navidades sin Telepasión?

Tres memorables retransmisiones de TVE de las Campanadas (vídeos)

4 excéntricas canciones con las que TVE nos felicitó el año nuevo: ¿imposibles en la tele de hoy?

Seis programas que TVE no emitiría hoy

¿Cómo debería ser la TVE que soñamos en el futuro?

Cuando la política no entiende la verdadera esencia de una televisión pública

 

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter