Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La televisión inteligente de Moncho Alpuente (VÍDEOS)

21 marzo 2015 - 14:22 - Autor:

El periodista, escritor, humorista y músico Moncho Alpuente ha fallecido esta mañana víctima de un infarto. Se encontraba de vacaciones en Canarias. Polifacético y comprometido con su tiempo, su mirada propia también fue imprescindible en la modernización de nuestra televisión.

Mundo Pop fue su primera incursión en una TVE que empezaba a ser más valiente y arriesgada. Allí, en Prado del Rey, participó, en formatos como Pop-grama o ¡Qué noche la de aquel año! de Miguel Ríos, donde realizaba una sección transgresora para la época. La música vista desde un punto de vista políticamente menos correcto, junto a El Gran Wyoming.

También estuvo detrás de la emblemática serie Delirios de amor, dirigiendo el episodio Amor y oportunidades, con Ángel de Andrés y Kytty Maver. Era la explosión creativa de la televisión pública.

Y en plena resaca creativa de esa movida madrileña de los ochenta, Alpuente también participó en El peor programa de la semana de Wyoming. Un formato contracorriente, tanto que fue cancelado repentinamente por miedo a lo que pudiera decir en antena el invitado que iba a acudir al show: el escritor catalán Quim Monzó, que acababa de protagonizar una polémica al satirizar a la Infanta Elena.

En este, tan revolucionario como fugaz, Peor programa de la semana de La 2, Alpuente llevó las riendas de su propio informativo. Lo hacía subido desde un planeta tierra giratorio. El noticiero intergaláctico.

Habitual de la Cadena Ser, también participó en el frustrado regreso de Wyoming a La 1 con el late La Azotea, en 2004. Su humor, inteligencia e ironía fue necesaria en una televisión que crecía queriendo ser más despierta, inquieta, autocrítica y, sobre todo, inteligente.

Y ADEMÁS…

Cuando TVE censuró a Wyoming

Seis programas que TVE no emitiría hoy

Mamá, quiero ser Youtuber: las ¿perturbadoras? nuevas aspiraciones adolescentes

12:31 - Autor:

Los tiempos cambian. Las nuevas generaciones, también. Para empezar, ya no tienen programas infantiles en la televisión. Crecen viendo series de animación, como Bob Esponja, y tocando la pantalla táctil del móvil o, por defecto,  la tablet. Nacen, por tanto, sin la paciencia suficiente para aguantar la emisión lineal de la pequeña pantalla tradicional. Cuando algo les aburre, necesitan utilizar el cursor para avanzar.

Y luego llega la loca adolescencia. Sin embargo, la edad del pavo ya no se supera leyendo la SuperPop, tampoco viendo Música sí en La 1. Ahora la adolescencia ‘se pasa’ en Youtube. Ahí las nuevas generaciones encuentran sus aspiraciones. Se sienten reflejadas.

Mamá, quiero ser Youtuber. Es una frase que se empieza a repetir cada vez más. Los padres se ponen las manos en la cabeza. ¿Qué es eso?  Y los papás, los más modernos del lugar, piensan que “los Youtubers son esos ‘sin cabeza’ que tanto indignaron al crítico cinematográfico del periódico El País, Carlos Boyero“.

Pero ser Youtuber es mucho más que eso. Porque ser Youtuber también debe entenderse como crear para Internet. Aprovechar la plataforma de vídeos más poderosa del planeta para mostrar tu talento al mundo.

Y, como plataforma de vídeos más poderosa del planeta, hay contenidos de todo tipo. Existen personajes egocéntricos que no aportan nada más que su monólogo absurdo diario, pero también existen personas con ideas que aprovechan Youtube para crecer, para avanzar, para divulgar, para crear, para inventar, para sorprender.

Youtube es un democrático trampolín del que no se disponía antes. No es el enemigo. Al contrario, es un gran aliado para las nuevas generaciones. Sólo hay que saber cribar lo bueno de una montaña de basura (como en la tele, como en las librerías). Sólo hay que saber aprovechar la herramienta.

Las nuevas generaciones no cuentan con programas de televisión constructivos, de esos que despertaban inquietudes, como La Bola de Cristal o Cajón desastre. Pero, sin embargo, los pueden descubrir, treinta años después, gracias a Youtube. Porque ahí, en el ciberespacio, se sienten más reflejados que en la televisión tradicional. Porque es su medio natural, el medio que rompió los esquemas de los medios. Porque, aunque muchos no lo quieran ver debido al natural miedo a lo nuevo y se dejen llevar por el prejuicio, la fructífera creatividad audiovisual actual está surgiendo de la factoría más libre, participativa y plural. La factoría que (aún) no planta cortapisas a las ideas: Internet.

Y ADEMÁS…

¿Menosprecian los medios de comunicación tradicionales a los Youtubers?

Youtube: una poderosa vía de promoción e ingresos que la TV en España aún no aprovecha

Las virtudes de Twitter que las cadenas aún no saben aprovechar

30 años del estreno de ‘La Bola de Cristal’, el programa que rompió esquemas (VÍDEOS)

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter