Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Leticia Sabater: los peligros de aferrarse a la fama cueste lo que cueste

27 Mayo 2015 - 13:29 - Autor:

Leticia Sabater es parte de la historia de la televisión en España. Empezó como figurante del Un, dos, tres, más tarde debutó como seria presentadora de continuidad de La 2 y finalmente triunfó: chica Hermida, actriz del taller mecánico de la familia Ozores, cantante de pegadizos temas y, por supuesto, musa de los programas infantiles.

No te lo pierdas, junto a Enrique Simón, o Con mucha marcha son algunos de los formatos más recordados de Leticia Sabater.

Varias generaciones de españoles crecieron con sus espacios infantiles, sus clases matinales de gimnasia en La 2 y su Leti-Rap. Su fama marcó a niños (y mayores). De hecho, hasta se hizo fuente constante de chascarrillos y bromas durante años, mucho antes de que existieran los memes en las redes sociales.

Pero, desde hace unos años, dejaron de contar con ella para proyectos serios y, ávida de mantenerse en el candelero, empezó a crearse una trayectoria paralela, en la que le ha pasado casi todo. La última: Leticia Sabater dice haberse operado para volver a ser virgen, asegura ‘estar intacta’. Objetivo cumplido: trending topic y, como consecuencia, noticia en todos los medios. ¡Leticia Sabater virgen! Pero, ¿a qué precio?

Nunca sabremos que podría haber dado de sí Leticia Sabater si las cadenas hubieran seguido apostando por su trabajo en la primera o segunda línea de la pequeña pantalla. Porque, Sabater, demostró contar con instinto televisivo para estar en programas de entretenimiento distendido e incluso participar en programas de tele-realidad o talent show. Sin embargo, sus bandazos y montajes para aferrarse a la fama, sólo han servido para alcanzar rumbos que rozan el límite sórdido y que le han alejado de la posibilidad de regresar a la televisión generalista. Y con estas decisiones sólo malogra treinta años en los que nos ha dado (a los medios) un fantástico juego.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las presentadoras de programas infantiles que nos educaron (para bien… o para mal)

Risto Mejide, ¿se puede plagiar uno a sí mismo?

9:11 - Autor:

Plagio. Copia. Imitación. En televisión, estas tres palabras siempre están al orden del día. Los programas se inspiran, a veces incluso demasiado. Sin embargo, ¿se puede plagiar uno a sí mismo?

Tras su abrupta marcha de Cuatro, Risto Mejide ha vuelto con Al Rincón de Pensar. Un nuevo programa que no parece nuevo, porque es una continuación evidente de Viajando con Chester. Aquí no hay sofá personalizado que viaja por España, ahora es un loft que se ha decorado con elementos que identifican al invitado. Mario Conde, un banco (de madera); Dani Martín, dos motos; Hombres G unas coloristas guitarras, Borja Semper… nada.

Demasiados puntos coincidentes. Incluso en la forma de presentar a los invitados, con una emocionante locución previa del propio Mejide. Por tanto, ¿estamos ante un plagio entre cadenas? No, simplemente es una continuación de una trayectoria profesional. Una continuación sin disimulos. Porque Risto es Risto. Y ha decidido que nadie rompa el camino que había emprendido desde el otro canal. El publicista lo explicó en su primer programa: quería seguir con la esencia de sus no-entrevistas de Viajando con Chester, tras la falta de acuerdo con Mediaset España.

Más vídeos en Antena3

Ahora, desde Antena 3, Risto sigue realizando un programa hecho a su medida. Porque Risto es un producto muy definido. Porque Risto sólo puede parecerse a Risto. Se ha quitado sus características gafas de sol y se ha convertido en un gafa-pasta, pero mantiene los mimbres de calidad con los que Viajando con Chester conquistó al público más exquisito.

No es un programa de entrevistas, en una conversación desnuda. Con una luminosa puesta en escena enriquecida con insertos de imágenes de archivo, que van contextualizando y aderezando la charla. Un programa de autor, en el que Risto tiene la primera palabra. Pero no la última. El invitado, al terminar la grabación, cuenta sus sensaciones sobre su choque con el publicista. Lo hace desde una especie de fotomatón para la reflexión.

Al rincón de pensar es un diálogo despierto, que huye del periodismo y, al mismo tiempo, cree en la televisión. La televisión que cuida contar una historia a través de los primeros planos, de los silencios, de las miradas. La televisión que apuesta por el valor de la conversación tranquila, pero sin red. La televisión de autor, que morirá cuando el autor quiera.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Tres programas que nos reconciliaron con la TV

La televisión hipster: así sería la programación ideal en tiempos de postureo

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

¿Qué ingrediente falta a la televisión de hoy?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter