Saltar al contenido

« ver todos los blogs

4 lecciones imprescindibles de Internet que dio el ‘youtuber’ Rubius a Risto Mejide

3 junio 2015 - 13:35 - Autor:


El Rubius es el youtuber español de más éxito. Sus vídeos incluso superan con creces la audiencia de series con públicos millonarios. Para conseguirlo, él sólo necesita una webcam, una conexión a Internet y grabarse mientras juega un vídeo-juego. Un fenómeno que aún no es entendido por las generaciones más veteranas y no se toma realmente en serio en los medios de comunicación. Por eso, Risto Mejide, siempre por delante y consciente del trascendental poder de la red, es quien mejor podía realizar esta entrevista al máximo exponente de una nueva estirpe de referentes sociales: los youtubers.

Porque hay que saber leer lo que significan los youtubers como un nuevo producto que abre un abanico de posibilidades a las marcas, ya que conectan con unos poderosos targets comerciales muy definidos. Es una nueva forma de entender la creación de contenidos. Y anoche, en esa entrevista en Al Rincón de Pensar, el Rubius dio claves y derribó prejuicios sobre el uso de las plataformas sociales.

1. Televisión no es Youtube.

Los contenidos que generan los youtubers son complementarios a los televisivos, su narrativa audiovisual es diferente y cuenta con un as en la manga que marca la diferencia. “En Internet, todo es más directo todo, no hay filtros”, dice Rubius a Risto. Es verdad, la conexión de las nuevas generaciones con los youtubers se produce desde la complicidad de conectar o identificarte con una persona que está hablando contigo como si fuera de tú a tú. Sólo te separa una webcam. No hay más artificios. El público siente que pasa el rato con un amigo, al que conoce.

2. Las redes sociales están para manejarlas en primera persona.

Se está malinterpretando la esencia de las redes cuando grandes personalidades las utilizan como vía de negocio o publicidad pero sin gestionarlas en primera persona. Los políticos o muchos cantantes y futbolistas son ejemplos de este error. No llevan directamente sus perfiles de Twitter, Instagram o Facebook, sino que detrás están equipos de marketing. Y eso el receptor lo nota. Porque la fuerza de las redes sociales radica en la posibilidad de estar en contacto con sólo un clic de tus seguidores. Para que el receptor sienta que te conozca, porque al fin y al cabo estás compartiendo tu trabajo, tu creatividad y, en definitiva, tu vida sin mediadores. Sin fronteras. En cambio, los famosos con un equipo calculador detrás solo transmiten frialdad y estrategia, y se malogra el valor añadido de la red.

3. Más que spam masivo.

“Cada post que ponen son links, cosas de trabajo, como intentar venderse todo el rato. No son ellos mismos. Eso les falta“, dijo Rubius refiriéndose a esas celebridades que hacen un uso impersonal y comercial de la red. No le falta razón. El alma de las redes es compartir. No sólo intentar rentabilizar cada tuit en forma de enlace, consigna o recomendación publicitaria. Se puede dar a conocer tu trabajo y, al mismo tiempo, dejarte llevar compartiendo tu vida. Jugar con los usuarios, contestar, retuitear, en definitiva participar de la experiencia de las redes sociales que no sólo es vender, es hacer a la gente partícipe de tus experiencias, aciertos y errores, de tu existencia. Incluso vendiendo algo, tienes que ser tú mismo: otra gran verdad que dijo Rubius.

4. En resumen, la autenticidad por encima de todo.

Solo destacarás si eres auténtico y tu público así lo percibe. Y, guste más o menos lo que hace, Rubius lo demostró anoche cuando no pudo evitar dejarse llevar por la emoción al hablar de la parte dura de su fama descomunal y repentina, abrumadora para un chaval de veintipocos años que no siempre ha sabido darle el cauce adecuado. Contó que se aisló de sus seres queridos, que se fue lejos para evitar que los fans le esperaran cada día en la puerta de su casa y que no todo ha sido fácil de digerir. E intentó contenerse pero al final lloró. Y fue de verdad. La misma verdad que irradian sus vídeos en Youtube. Te hagan gracia o no. Esa es otra historia.

@borjateran

ANALIZAMOS EL FENÓMENO EN LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS:

Mamá, quiero ser Youtuber: las ¿perturbadoras? nuevas aspiraciones adolescentes

¿Menosprecian los medios de comunicación a los ‘Youtubers’?

> Youtubers: motivos por los que no triunfan en TV

Y ADEMÁS…

Youtube: una poderosa vía de promoción e ingresos que la TV en España aún no aprovecha

Las virtudes de Twitter que las cadenas aún no saben aprovechar

Ellen DeGeneres: así triunfa en Twitter (tú también puedes hacerlo)

MasterChef: la publicidad regresó a TVE (sin darnos cuenta)

10:33 - Autor:

MasterChef es el gran éxito de entretenimiento de Televisión Española. Pero no sólo en datos de audiencia (ayer logró un buen 19 por ciento de cuota y 3.164.000 espectadores), también a nivel de rentabilidad.

Porque en una cadena pública sin publicidad y sin un modelo presupuestario consistente, MasterChef es más que un programa de televisión: es un producto completo, que tiene vida más allá de su emisión en prime time.

Un talent show que favorece otras vías de ingresos para poder producir el espacio. En patrocinios culturales, en intercambios comerciales (ingredientes, electrodomésticos…), en escuelas de cocina, en publicaciones de libros de receta, en menús especiales para grandes cadenas de hostelería.. Incluso en venta de delantales.

Porque mientras disfrutamos de cada edición de MasterChef nos llegan impactos publicitarios sin que nos demos demasiada cuenta.

Eva González dice una y otra vez eso de “nuestro proveedor de alimentos”, pero no nombra marcas. Ni falta que hace. Porque la mejor publicidad es la que no dice “compra esto, ¡ahora!”, es la que participa de forma activa en el espectáculo. Es la que es cómplice de la historia que narra el  concurso.

MasterChef se vive con pasión gracias a la gastronomía, los concursantes, el jurado, el conflicto, las pruebas… y los productos que rodean al propio programa, que aparecen sutilmente. Como si tal cosa.

En el supermercado de MasterChef no pone ‘El Corte Inglés’, pero sí reconocemos el logotipo del supermercado de El Corte Inglés (con sus letras verdes y su manzana roja). El parecido razonable de la identidad corporativa del hiper de los grandes almacenes y la tienda del programa no es casual, claro. También vemos la marca de electrodomésticos, descubrimos localizaciones de exteriores a las que apetece ir (Disneyland París, por ejemplo) o aparece un carrito de helados, como sucedió anoche, con un corazón más que reconocible.

Es el valor añadido de MasterChef para TVE: su potencial para ser un producto que perdura por encima de la emisión. Del plató a la feria del libro, pasando por escuelas de cocina.

Es el valor añadido, pero no el único valor añadido. Porque el principal activo de MasterChef es que es un gran programa creativo y divulgativo. Un show sin miedo al show, que cuenta una historia de emociones y diversión. Lo logra a través de la cocina, la competición y el trepidante elenco de concursantes, donde importa tanto el resultado de las recetas como sus descriptivos primeros planos de reacción. El mejor formato de entretenimiento de la actual Televisión Española, una experiencia que pervive incluso al apagar la tele.

@borjateran

Y ADEMÁS…

La publicidad tradicional se reinventa

Claves televisivas de la implecable final de ‘MasterChef 2013’

‘MasterChef’, un éxito cocinado a fuego lento

¿Por qué los concursantes de ‘MasterChef están aislados en una casa?

‘De con las manos en la masa’ a ‘MasterChef’: 7 vídeos imprescindibles

La historia de los Estudios Buñuel

Informativos Telecinco: cuando la necesidad se convierte en virtud

7:11 - Autor:

En Telecinco la información no es lo más importante, pero es importante. Sus informativos son clave en la demostración pública de la emisora de su compromiso con la actualidad y, además, organizan y delimitan las franjas horarias, como pilares que sustentan una parrilla dedicada al entretenimiento más descarnado.

Así, los espacios de noticias de la cadena de Mediaset han sabido encontrar su hueco en un canal en el que están medidos al milímetros los tiempos para no permitir fugas de espectadores. Lejos quedan aquellos Informativos Telecinco que fueron prestigiosa referencia con Àngels Barceló y Juan Ramón Lucas, que innovaron en puesta en escena y experimentaron con nuevos lenguajes audiovisuales.

Ahora, la cadena ha apostado por otra fórmula: ni son los más extensos, ni los más espectaculares a nivel visual, pero sí son los más vistos. Y es que han sabido encajar sus piezas dentro del puzle de la programación de Telecinco. Lo han hecho hasta consolidarse como líderes, con ayuda de la crisis de credibilidad de TVE. En este sentido, Pedro Piqueras ha logrado potenciar la narrativa audiovisual a las necesidades de la cadena.

Porque Informativos Telecinco va al grano como nadie, no hay tiempo para más. Y, para conseguirlo, el equipo de Piqueras ha contado con la visión de definir su escaleta con una puesta en escena vertiginosamente directa, donde destacan especialmente las conexiones con reporteros en el lugar de los hechos.

El informativo suele girar en torno a un presentador que da paso a cada noticia a través de un periodista desplazado, que cuenta en primera persona lo acontecido. In situ. Sin intermediarios. O eso parece. De esta forma, con profesionales en el epicentro de la actualidad, el público adquiere una mayor percepción de proximidad en un informativo que no cuenta con tiempo para largos reportajes a fondo.

Esa línea directa y contundente de Piqueras, centrada en la conexión en directo, ha sido una acierto para mantener a la audiencia de Telecinco y, también, blindar un modelo de espacios informativos en una parrilla con otras prioridades reales.

Piqueras ha creado un formato de programa de noticias perfecto para la etapa de Paolo Vasile como Consejero Delegado de la compañía. Además, no ha relegado las entrevistas a los líderes políticos, a pesar de no contar con duraciones extras o contenedores especiales en la programación para realizarlas. Así, ha incrustado las entrevistas de campaña electoral dentro de la propia edición del informativo, creando un nuevo género: el telediario con político comentando las noticias.

En este escenario, Piqueras exprime al líder en cuestión (ayer Pedro Sánchez, del PSOE) desde el arranque del programa. Ya en los mismos titulares del sumario. Para qué esperar más, si ya puede comenta las noticias que le atañen desde el arranque de la emisión, una emisión que termina en una entrevista al uso, desde la misma mesa en la que Piqueras despacha las informaciones del día. En este formato, el noticiario se hace más interesante: al aprovechar la visión del invitado en plató de principio a fin y, al mismo tiempo, desarrollar un programa compacto que va más allá del informativo tradicional.

Un informativo con entrevistado que surge de hacer virtud las necesidades de un canal como Telecinco. Los Informativos Telecinco de hoy, por tanto, congenian con ese público fiel a la cadena e incorporan otros perfiles de audiencia, desencantados.

Tampoco faltan los espectadores ansiosos de escuchar a Piqueras soltar sus adjetivos exagerados: terrible, apocalíptico, macabro…. Aunque, en la realidad, el presentador y director tampoco incluye demasiadas rimbombancias. Hemos mitificado su ritmica capacidad de adjetivación. Sin embargo, el final del mundo aún (parece) que no ha llegado:

@borjateran

Y ADEMÁS…

La Sexta lidera las audiencias de la noche electoral: así lo ha conseguido

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

6 obstáculos que sufre diariamente un periodista de informativos

¿Por qué Telecinco ha ganado a TVE la batalla de los informativos?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter