Saltar al contenido

« ver todos los blogs

8 peculiaridades de los decorados de la TV cuando aún no existían las pantallas de led (VÍDEOS)

15 Julio 2015 - 2:11 - Autor:

Las grandes pantallas de led son un universo lleno de posibilidades para la televisión. Se utilizan desde en el Telediario hasta en los grandes shows musicales. No hay escapatoria. Están por todas partes. Y esto ha propiciado que, en ocasiones, todos los programas parezcan cortados por el mismo patrón: concursos, magazines, talent shows, informativos…

Falta más personalidad propia, incorporando la escenografía tradicional a la última tecnología. Falta mayor apuesta por decorados temáticos, aquellos que creaban ambientes especiales y envolvían la identidad especial de cada formato. Desde la azotea de Raffaella Carrá en Hola Raffaella hasta la nave espacial de Crónicas Marcianas.

Ahora, los platós son más prácticos, más luminosos, tienen más videopantallas y han desterrado, con mayor o menor acierto, elementos tradicionales, de cartón-piedra, que se utilizaban por aquello de dar profundidad y volumen al fondo de cada plano, sobre todo cuando no había casi ni presupuesto para bombillas.

1. LOS BODEGONES DE PLANTAS

Por suerte o por desgracia, la televisión de hoy ha desterrado los bodegones con plantas. Hubo un tiempo que daban mucho juego. Los arbustos y flores (artificiales, claro) lo mismo acompañaban a Bárbara Rey, cantando al amor, que servían para atrapar a las Baccara como si estuvieran en una selva amazónica por obra y gracia de un realizador ansioso de jugar con encuadres y encadenados tan adictivos como excesivos.

Y es que las plantas se utilizaron mucho como fondo de todo. Desde musicales con los hijos de Rocío Dúrcal y Junior, Antonio y Carmen, cuando nos recordaban la importancia de la España que madruga…

… hasta los más míticos late night norteamericanos, donde las plantas servían para ocultar que el skyline, dibujado al fondo, era cero creíble. Aquí uno de los mejores gags de la historia de Tonight Show (y de toda la televisión) con el legendario Johnny Carson (y su jardín):

2. VIENTOS HURACANADOS

Por aquello de que el decorado fuera más espectacular, además de sobredosis de bolas de discoteca en los platós, también hubo un tiempo en el que los artísticos paneles del decorado se movían como si sufrieran una ventisca. Mucho antes de los ventiladores de Paulina Rubio, los elementos escénicos, que adornaban la televisiva sala de fiestas Florida Park, se tambaleaban para dar un poco más de nervio al sarao. Suponemos.

3. LOS GONDOLEROS CON ESCOBILLA

Los ballets siempre han sido cruciales. Eran lo mejor para dar movilidad al fondo de plano y, además, servían para recogerte los bártulos sobrantes cuando se marchaban del escenario. Si José María Íñigo y Fernando Navarrete ponían bigote a las bailarinas en Esta noche fiesta (vídeo anterior), Raffaella Carrá siempre sorprendía con sus coreografías imposibles y sus ideas inimaginables. Arte, que ríete tú de cualquier sala indi inventando performances surrealistas.

4. TRASTOS POR ENCIMA DE NUESTRAS POSIBILIDADES

Pero si no había presupuesto para el ballet, el almacén de atrezo de TVE contaba con toneladas de utensilios utilizables y reutilizables. Todavía hoy ese lugar, escondido en Prado del Rey, es una mina para la creatividad. De hecho, esos almacenes se deben aprovechar más. De nuevo, las Baccara (con síndrome de anticuario):

5. EL CHROMA PSICODÉLICO, INFALIBLE

Aunque a falta de leds, el chroma era el arma perfecta para transformar la televisión en una fantasía histérica de zooms, collages y fosforitos.

6. ¡FUENTES!

Capítulo crucial de la historia de la escenografía televisiva para las fuentes ornamentales. José Luis Moreno las utilizó mucho en el fondo de sus discretos decorados. Los chorros hacían formas rococós y los focos de colores teñían el agua sin ton ni son. La sincronía está sobrevalorada.

7. SIRENAS CORISTAS

El irrepetible y venerado programa La edad de oro no tuvo presupuesto para fuentes ornamentales, lástima, pero sí fichó a unas sirenas para engalanar el escenario de Paloma Chamorro, instalado en el Estudio 1 de Prado del Rey. Fue en una escenografía ideada por Juan Gatti. Cuando la creatividad sin cortapisas era atrevida y transgresora. O al menos lo intentaba. La movida madrileña hecha televisión:

8. INCLUSO LOS PROPIOS PRESENTADORES (COMO PARTE -VIVA- DEL DECORADO)

Las puestas en escena han mejorado a ratos en nuestra televisión. Ya no hacen falta tantas plantas para ocultar cicatrices de los decorados, pero nos debemos seguir atreviendo con la imaginación. Sea con Sirenas de Gatti o trastos por encima de nuestras posibilades. O incuso aprovechando a los propios presentadores como fondo ineludible del decorado para captar el interés voyeur del espectador. Como hacía en 1969, en el Estudio 1 de Prado del Rey, Galas del Sábado con Joaquín Prat y Laura Valenzuela. Que los leds no nos atonten.

@borjateran

Y ADEMÁS…

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Qué esperamos de la temporada televisiva

¿Cómo debe ser la televisión pública que nos merecemos?

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

6 programas que TVE no emitiría hoy

4 programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

14 claves para entender la batalla de las audiencias

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

TeleDiaria en Twitter