Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Insuperables’: claves del éxito y fracaso del talent show de TVE

11 agosto 2015 - 3:21 - Autor:

Insuperables es el talent show del verano. Lo emite TVE y lo produce Gestmusic, la gran productora española de formatos de entretenimiento. En su cartera están desde Operación Triunfo hasta Tu cara me suena, pasando por Crónicas Marcianas. Que también era un espectáculo, aunque de otro tipo de talentos.

Estas vacaciones, la compañía de Endemol ha reinventado el género con el que triunfó en Telecinco gracias a Tú sí que vales. Insuperables cuenta con diferente mecánica, ha incorporado una palanca, con la que cualquier miembro del jurado puede ‘apagar’ la actuación de turno, y ha añadido unos palcos, donde se acomodan los mejores artistas que acuden cada noche. Son los elegidos. Si destaca algún otro participante y los jueces lo deciden, se puede robar palco a través de un duelo. Esas son las principales novedades de un formato, que cuenta con una factura visual bastante impecable.

Sin embargo, aunque ha crecido en espectadores, no está destacando especialmente en audiencia (ayer fue la tercera opción de la noche con 10.7 por ciento de cuota y 1.219.000 seguidores). La circunstancias de la actual TVE ayudan en el irregular resultado de cuota de pantalla. Aunque el problema está en el casting.

¿Necesitamos un recambio generacional para este género de programas? Los artistas que acuden a este tipo de audiciones son prácticamente los mismos siempre, así que el cazatalentos precisa una regeneración de la cantera para no parecer demasiado monótono y repetitivo. En este sentido, Insuperables probablemente no ha contado con suficiente tiempo para salir a encontrar artistas que se salgan de lo común, que sorprendan y provoquen que no se hable de otra cosa al día siguiente de la emisión del formato.

El programa cuenta con demasiadas atracciones visuales, aderezadas con una banda sonora peligrosamente retro (que se podría actualizar en muchos casos)y demasiado folclore cañí. En cambio, escasean participantes con capacidades que no te esperas. ¿Es imposible en España una Susan Boyle? ¿Es difícil en España un perro hipnotizador? No, es posible. Sólo hay que tener margen de tiempo y presupuesto para encontrarlo…. o crearlo.

Pero Insuperables está sabiendo jugar con sus virtudes y sus defectos. Un acierto es el jurado: Santiago Segura, Pitingo y Ana Milán, que es el epicentro del carisma en el plató. Los tres caen en los tópicos de los jueces televisivos de un show familiar pero, al mismo tiempo, trastean con los concursantes, participan en los delirios del guion del programa y hasta se ríen de las propios carencias del casting. No van contra los aspirantes, sólo impregnan una sana autocrítica sobre el concurso, lo que se convierte en un plus para el espectador, que se identifica con lo que ocurre en el plató.

Un plató con una buena escenografía, aunque tal vez abusa de los tonos azulados que convierten en clónicas las puestas en escena de hoy (da igual que sea un concurso o un musical: todos los decorados se ven iguales), pero que, asimismo, otorga un envoltorio atractivo y moderno a un programa que le ha faltado transmitir mayor dosis de imprevisibilidad.

Insuperables tampoco se olvida de arropar cada número con declaraciones de los candidatos en acción. Lo hace a través de unas piezas de vídeo con una edición sobresaliente, muy cuidada. Lo malo: están sentados, mirando a cámara fijos. Y en un gran show se agradece el movimiento, ya sea contagiando la tensión de la cola del casting (como sucede en las versiones de Got Talent), mostrando su capacidad de superación y evolución en los ensayos o destripando sus reacciones en las nerviosas bambalinas. Incluso con encuentros con familiares o apariciones sorpresas de personajes que admiran… o detestan. En definitiva, envolviendo cada participación de una historia con personalidad propia. Aunque, una vez más, para poder realizar todo esto se necesita margen de maniobra.

E Insuperables ha aprovechado bien los ases que dispone en su manga: un jurado que entra al trapo, unos concursantes que desprenden ilusión (y resignación), unos famosos padrinos invitados (que dinamizan cada edición con su particular carácter, ayer lo consiguió Ruth Lorenzo, participando activamente), una presentadora que va al grano (Carolina Cerezuela) y una manera de entender la televisión sin miedo al show global. Ese espectáculo que no descuida el espectáculo (en realización, iluminación, atrezo, tamaño de plató, público…), una necesaria característica en peligro de extinción.

Otra cosa es que la audiencia se sienta resabiada de formatos de estas características y demande contenidos más transgresores, más arriesgados, menos políticamente correctos. Quizá ha llegado la hora de desaprender y volver a recuperar aquella ingenuidad de la televisión con la que crecimos.

@borjateran

Y ADEMÁS…

7 canciones infalibles para subir el share de un programa

8 peculiaridades de los decorados televisivos cuando aún no existían las pantallas led

Las 9 ideas para evitar el desgaste de ‘Tu cara me suena’

La desaparición de los programas musicales: la fórmula para su resurrección 

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

‘Cine de Barrio’: los motivos que lo convierten en valioso para TVE (aunque no sea popular decirlo)

6 programas que TVE no emitiría hoy

4 programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter