Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Una mujer interrumpe la emisión en directo de ‘El Intermedio’ denunciando amenazas (VÍDEO)

10 septiembre 2015 - 22:52 - Autor:

El directo de El Intermedio de Wyoming se ha visto interrumpido esta noche por la irrupción de una mujer pidiendo ayuda. Mientras presentaba Sandra Sabatés una de las informaciones de la jornada, se escuchó una voz “por favor, ayúdenme” decía. “Estoy amenazada de muerte”, sentenció. Sabatés se giró asustada. Wyoming, templado, contestó “Ahora no puedo, no es el momento”.

El equipo del programa, a través de Twitter, ha dado explicaciones de lo sucedido “Una mujer ha interrumpido esta noche la emisión en directo de #elintermedio denunciando amenazas personales. La mujer ha sido atendida por el equipo del programa y ya está en manos de la policía para que la ayude”.

> El Intermedio de Wyoming: claves de un longevo tele-éxito

@borjateran

Y ADEMÁS…

Cuando TVE censuró a Wyoming

6 programas que TVE no emitiría hoy

25 años del estreno de ‘El Príncipe de Bel-Air’: lo que no te contó la serie

8:42 - Autor:

El 10 de septiembre de 1990 se estrenaba The Fresh Prince of Bel-Air. Era la oportuniad televisiva de un joven rapero que nadie imaginaba como actor de Hollywood. Se llamaba Will Smith y daba vida a un adolescente conflictivo, criado en un barrio marginal, que era enviado a la mansión de sus tíos multimillonarios para rehabilitarse (y liar la convivencia con sus ocurrencias).

El personaje tenía mucho de autobiográfico. Porque Will no fue adoptado por ninguna familia para salir de ‘malos ambientes’, pero la propia serie sí sirvió para encauzar su caótica existencia. De hecho, aceptó el papel en la ficción solo porque estaba arruinado. El 70 por ciento de su sueldo, durante las tres primeras temporadas, sirvió para pagar las deudas que asfixiaban su mal gestionada carrera de rapero.

La serie salvó a Will Smith ante el fisco. Aunque él prefiere no verse en los primeros episodios. Era un nefasto actor, aunque un nefasto actor que aprovechó la oportunidad para aprender, curtirse y labrarse una carrera vertiginosa. No sólo como intérprete, también sabiendo promocionar sus trabajos con una calculada cercanía que ha conquistado la complicidad del público.

Sin embargo, The Fresh Prince of Bel-Air estuvo a punto de ser cancelada en la cuarta etapa. La NBC no quería más capítulos, las audiencias habían mostrado síntomas de desgaste.

Entonces, no había redes sociales ni plataformas cibernéticas de recogidas de firmas, al estilo de change.org. Pero un movimiento de fans peleó hasta frenar la cancelación de la serie. La cadena produjo dos tandas de episodios más. En total, seis temporadas.

La NBC acertaba haciendo caso a los guerreros seguidores de Will Smith. La ficción ya era un icónico éxito, a pesar de que no contaba con grandes puestas en escena, sólo necesitó unos buenos guiones de sitcom negra para traspasar las fronteras internacionales. Hasta transformarse en un producto multirepetido en televisiones de medio mundo. Empezando por los propios canales norteamericanos, que son asiduos a reponer al ‘príncipe’ y que aún siguen bailando en las fiestas de guardar la extraña danza de Carlton. Podemos decir que El Príncipe de Bel-Air es una especie de Aquí no hay quien viva yanqui para determinadas cadenas temáticas.

De ahí que el propio Will Smith, con su olfato de productor, haya decidido resucitar la serie en plena moda de remakes en la televisión estadounidense. Y es que El Príncipe de Bel-Air regresará. Aunque no será lo mismo sin ese elenco capitaneado por el inolvidable tío Phil (James Avery, fallecido en 2014).

Es la televisión que traspasa los tiempos, e incluso traspasa la propia ficción. Porque Will Smith interpretaba a Will Smith. Hasta conoció a su esposa en el set de rodaje. Jada Pinkett Smith acudió a un casting para interpretar a su novia. No convenció. No fue escogida. Pero, al final, Will se terminó enamorando de ella en la vida real.

@borjateran

Y ADEMÁS…

El día que ‘El Príncipe de Bel-Air’ se coló en un capítulo de ‘Blossom’

Las quince mejores sintonías de series de los noventa

La táctica de Will Smith para disparar la audiencia de ‘El Hormiguero’

Así ha sido el regreso Bertín Osborne a TVE: a caballo entre Risto Mejide y ‘Alaska y Mario’

1:08 - Autor:

Sin mariachis. Sin puertas humeantes. Sin caballos. Sin la camisa abierta. Bertín Osborne ha regresado anoche a la televisión (pública) con el síndrome del docushow. Su nuevo espacio no es un programa, no es un documental: es una mezcla de géneros. Y es que En la tuya o en la mía. que así se llama el invento, nos muestra un Bertín compartiendo su vida más íntima a un invitado. O eso quieren hacernos creer.

La excusa es una entrevista, pero el formato es más que eso. Por primera vez, Bertín Osborne parece poseído por una especie de Risto Mejide de algodón de azúcar y, al mismo tiempo, sigue una especie de estela de Alaska y Mario (en su versión más casta, claro). De Risto el formato imita la estructura de voz en off, introductoria y resolutoria de sus programas, describiendo sensaciones sobre el invitado en cuestión y sobre su percepción del encuentro. Todo muy poético, pero con argumentos más de folletín que las reflexiones made in Mejide. No esperábamos menos. Del reality de MTV recuerda el mostrar quehaceres cotidianos. De hecho, Osborne comparte protagonismo con su mujer e incluso con sus hijos, que son arte y parte del show.

Aunque la diferencia principal del formato está en que todo se evidencia demasiado artificial. Hay poco lugar para la improvisación. Es como un reportaje, con posado photoshopeado, de la revista ¡Hola!. La fotografía es acogedora y los protagonistas están requetepeinados, sí. Sin embargo, la entrevista para enganchar a mayores audiencias necesita más fuelle.

Porque Bertín será muy campechano, pero el primer programa empachó al público con sobredosis de peloteo. Alborán, artista invitado en el estreno, probablemente lo merecía. Aunque no compartió nada nuevo con sus ‘fans’. Las mismas anécdotas de siempre, los tópicos de las confusiones de expresiones de nuestro idioma en latinoamérica, la incompatibilidad de enamorarse por su profesión… abrir el álbum familiar de la infancia fue lo más novedoso.

Las fotos analógicas del pasado de los dos artistas y la selección musical, que iba aderezando el programa, fue lo mejor de un docushow que no es mala idea como apuesta por la entrevista en el hogar de Osborne o en la casa del invitado, como ya hacía Albert Om en Cataluña, con un formato muy interesante, con El Convidat.

La debilidad de En la tuya o en la mía está en que es menos moderno, por la estructura narrativa y por los propios invitados escogidos, poco plurales a simple vista más allá de Alborán. Carmen Martínez Bordiú, Mariló Montero, Jesulín de Ubrique,Lolita… Y es que la audiencia más indiscreta preferiría, posiblemente, una charleta con Beatríz Montañez (mientras se dan un masaje tailandés). No será posible.

Tampoco ayuda que las entrevistas se queden en la oda vital de cada protagonista Porque una conversación para enganchar y aportar necesita más que un posado calculado, con sonrisa de anuncio de dentista, debe ser un diálogo imprevisible, en el que se escucha, se siente. Un punto de encuentro para dejarse llevar, con bondades y ciertas maldades, sin una planificación de rodaje previa tan cerrada y premeditada, como ha evidenciado la primera emisión, donde daba la sensación de que cada paso estaba marcado en guion.

En la tuya o en la mía, producido por la compañía Proamagna (responsable de Entre Todos con Toñi Moreno) no es un mal programa en concepción, Osborne tampoco es mal presentador, pero no deja de ser un espacio que transmite roles televisivos de otras épocas, una perfección impostada en la que es difícil sentirse identificado.

@borjateran

Y ADEMÁS…

5 prejuicios que debemos derribar para tener una TV pública mejor

Cuando los partidos políticos no entienden la esencia de TVE

6 programas que TVE no emitiría hoy

4 programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

28 cosas que nos ha enseñado la TV este verano

11 cosas que aprendimos con ‘Friends’

Las 5 dificultades que sufre el guionista de una serie

8 peculiaridades de los decorados de la TV cuando aún no existían las pantallas de led (VÍDEOS)

Los 3 prejuicios que propaga la televisión sobre los youtubers


 

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

septiembre 2015
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

TeleDiaria en Twitter