Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Los aciertos y errores (televisivos) de la entrevista de Ana Blanco a Mariano Rajoy en TVE

27 octubre 2015 - 2:00 - Autor:

Mariano Rajoy ha vuelto a ser entrevistado en Televisión Española. Esta vez, el encuentro ha sido en el propio plató del Telediario, pues la cadena pública ya se ha desprendido de los míticos Estudios Buñuel, que solían acoger este tipo de especiales y desde donde se realizaron la mayor parte de los Tengo una pregunta para usted o la última entrevista al propio Rajoy.

Ana Blanco ha sido la entrevistadora elegida. Un acierto, pues es la única primera espada de los informativos de TVE que mantiene cierta credibilidad. De hecho, la periodista apostó por la repregunta en una cadena que, en los últimos años, no acostumbra a las repreguntas a los miembros del gobierno.

Otro acierto ha sido la realización visual, acogedora, aunque el formato de la entrevista ha desprendido una estructura antigua a pesar de que intentaba imitar a últimas técnicas de las televisiones privadas para, así, conectar con una mayor cercanía con la ciudadanía.

Ese objetivo, esta noche, desde TVE no se ha conseguido, ya que el formato de la entrevista ha evidenciado artificio pactado. De esta forma, daba la sensación de que el encuentro estaba hecho a medida entre la dirección de comunicación del PP y la jefatura de informativos de la televisión. De ahí el pobre dato de audiencia (11.5% y 2.230.000): el programa no ha logrado contagiar un interés de acontecimiento periodístico.

Tampoco ha ayudado las preguntas de los ciudadanos anónimos, pregrabadas y, por tanto, sin derecho a réplica. No ha existido sensación de entrevista popular, al contrario. Error.

Esta decisión de “preguntas vía plasma” ha restado naturalidad y credibilidad a la entrevista. Más aún en estos tiempos en los que la política se dibuja en prime time a través de la cercanía de políticos respondiendo a la gente en programas más dinámicos, sin ataduras encorsetadas a las cocinas de los asesores políticos de antaño. Estamos en otra era de la comunicación política.

Aquí ha faltado esa espontaneidad de enfrentarse, cara a cara, a la realidad. Una pantalla ha vuelto a separar a Rajoy de los votantes y de la propia audiencia de una televisión pública que necesita programas donde el espectador no sienta que están diseñados para que el político los maneje a su antojo. O, al menos, lo intente.

La única forma de lograr convencer a la audiencia de hoy es sólo creyendo en la libertad sin medias tintas del periodismo, comprender la importancia de la responsabilidad de rendir cuentas y no trabajar desde la necesidad de engatusar al personal porque se acercan unas elecciones.

Y ese ha sido el fallo principal, a nivel televisivo, de la última comparecencia del presidente en la cadena pública: fría y a medias tintas. Una entrevista que define el modelo que ha instaurado el gobierno de Rajoy en TVE: fría, temerosa de la pluralidad real y aséptica.

@borjateran

Y ADEMÁS…

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

4 consejos de Mariano Rajoy para triunfar en Twitter

La importancia de TVE

6 programas que TVE no emitiría hoy

Cuatro programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

El arte flamenco de José María gana ‘La Voz Kids’ (VÍDEO)

1:59 - Autor:

Al ritmo de ‘El sitio de mi recreo’ de Antonio Vega, José María ha ganado La Voz Kids. El joven artista del equipo de Manuel Carrasco se ha llevado los 10.000 euros en formación de la segunda temporada del talent show de Telecinco, que sigue arrasando en audiencias. Sin rival.

Un formato de éxito internacional que ha sabido adaptarse a la particularidad de la cadena que lo acoge, Telecinco.

Porque La Voz Kids ha primado las emociones a la música en su vida en Mediaset. Y, para ese viaje en la emoción, la verdad que transmiten los niños siempre es un valor añadido. O eso se traduce del triunfo de audiencias de la edición junior, que incluso superar el furor de la versión adulta del programa.

Los niños triunfan en prime time. Son unos monstruos, como dice Rosario Flores. Porque, aunque en este tipo de programas actúan como adultos, su ingenuidad nunca sabes por donde va a salir.

Así es La Voz Kids: el éxito de los niños jugando a ser mayores para entretener a la audiencia adulta a través de un formato con una estructura en la que es fácil engancharse y reengancharse.

Primero con las sillas giratorias, que son sencillas y rápidas de seguir desde casa. El espectador se queda pegando para ver si los coaches dan al botón que gira el sillón para elegir el niño que se enfrenta al reto. Cada candidato tiene su momento exacto de gloria y frustración. Nadie aburre, son sólo 4 minutos. Y cuando termina la canción… “Venga, uno más”. No hay escapatoria.

Después vienen las batallas. Sólo puede quedar uno. La dura decisión del jurado, la tristeza de perdedor, los saltos de alegría del ganador… La tensión crece.

Y la apoteosis final, donde el sueño se cumple: se hace realidad, aunque sólo sea por unos segundos.

Así es la televisión. Así es La Voz Kids, el talent de las emociones. Un show donde no es lo más crucial una gran puesta en escena, ni una vanguardista realización visual, ni un mimado sonido, ni siquiera existe confeti en su final. Porque lo que importa es el juego instantáneo, ese juego de la competición frenética que crea una fama que viene tan rápido como se esfuma.

> Las 5 cualidades para ser un jurado de un talent show español

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter