Saltar al contenido

« ver todos los blogs

NonStopPeople: debilidades y fortalezas del canal que quiere recuperar a los jóvenes en TV

15 noviembre 2015 - 12:26 - Autor:

Las nuevas generaciones ya no están enganchadas a la televisión. Salvo acontecimientos puntuales en la programación (talent shows, realities y series varias), crece la percepción de que los más jóvenes apagan la tele para conectar con el entretenimiento que encuentran en las redes. Aunque, en realidad, ha sido la propia televisión la que ha apartado a los jóvenes, dejando de diseñar contenidos por y para sus inquietudes.

Lejos quedan ya aquellos programas como Desesperado Club Social, Cuatrosfera o Ponte las pilas, que hablaban la jerga juvenil. Pero, desde este verano, existe un canal español, en Movistar+, que se ha instalado para intentar cambiar esa tendencia. Se llama NonStopPeople y está hecho (principalmente) por jóvenes. Una interesante inversión, con puntos fuertes en su concepción pero que, también, ha aterrizado con debilidades a la hora de lograr relevancia. Analizamos las fortalezas y los obstáculos a los que se enfrenta NonStopPeople.

DEBILIDADES

NonStopPeople ya existe en Francia con éxito. La reputada productora Banijay lo ha adaptado e implantado en nuestro país, centrando sus contenidos en estilos de vida a través de las celebrities. Primer problema: el canal bebe excesivamente de contenidos virales, de Internet, que cuando llegan a su emisión ya están, en muchos casos, multicompartidos en muros de Facebook y perfiles de Twitter. La audiencia del canal, por tanto, ya se sabe, en muchos casos, esos vídeos de memoria. Por eso, la emisora necesita más producción propia, más reportajes propios, más mirada propia.

Y esa mirada propia debe vertebrarse a través de sus jóvenes profesionales, sobradamente preparados y telegénicos. Aunque no siempre ser telegénico significa ser carismático y trasmitir. En ese sentido, otro de los obstáculos de NonStopPeople es que casi todos los rostros cuentan con una imagen demasiado homogénea. Son, por tanto, difíciles de diferenciar unos de otros por parte del espectador.

No ayuda el elegante vestuario que portan todos. No es fruto de la casualidad (en Francia también es así). Está muy estudiado, sí, pero falla. Para dar un toque más serio “de presentadores” a los conductores de los programas, van con traje. Estos looks están calculados como sello de la casa. Tal vez dan caché, pero así a la audiencia potencial le cuesta más empatizar con chicos y chicas ya de por sí luminosos, que resultarían más cercanos si no vistieran como en una gala de fin de año. Con una ropa más casual, sería más fácil identificarse con ellos desde casa. Incluso saldrían favorecidos y enamorarían más al personal. Porque la tele, en cierto sentido, consiste en enamorar.

Pero el formato fomenta que estos jóvenes periodistas parezcan más atados al cliché del presentador “serio, solvente y elegante” de una especie de CNN happy pero formal. Y esto es otro problema, pues no son presentadores de informativos al uso, con noticias trascendentales. Son jóvenes haciendo una tele con un concepto de programación antigua: ahí está el handicap, ya que los tiempos han cambiado y con ellos los lenguajes televisivos.

Hoy por hoy, ser joven y querer congeniar con los jóvenes significar ser canalla, ser travieso, ser cómplice, ser uno mismo, como hace (a su manera) la generación youtuber. Y ese es el camino que tiene que descubrir NonStopPeople (canalla, travieso, cómplice de verdad) para lograr una marca consistente en España. La telegenia es importante, pero el gran éxito de la comunicación está en el carisma que se irradia. La mayoría de los grandes presentadores de la historia de la televisión, aquellos que más se recuerdan, no lo han sido por resultar especialmente guapos ni por quedarse sonriendo a cámara con sonrisa de anuncio de dentífrico cuando dan paso a un vídeo (Jorge Javier Vázquez, Mercedes Milá, María Teresa Campos, Joaquín Prat, José María Íñigo…).

Y es que la tele es imprevisibilidad, y de eso NonStopPeople no andan sobrados. Tampoco ayuda realizar todos los programas en la misma escenografía monótona, aunque se cambien las tonalidades de las luces leds de fondo. Tener un mismo decorado para todo no es malo, porque puede ser una ventaja como seña de identidad del canal. Pero al menos se podría jugar con diferentes tiros de cámara y más variedad de sets (sofás, barra de bar…- en la versión francesa se cambia la mesa-) para que no parezca siempre el mismo programa repetido en bucle. Incluso se pueden realizar programas desde la calle. Sacar la tele fuera del plató siempre es un plus (reflejando looks urbanos de los peatones, artistas callejeros…).

Porque no pueden parecer todos los programas el mismo (de momento, hay cuatro claros: TheHub, Xtra, El Debate, GoodMorningPeople). No se diferencian con rotundidad los contenidos, y la parrilla puede parecer una reposición constante. Un lío que además se ha amplificado con bailes de presentadores y colaboradores de un espacio a otro (quizás para cubrir periodos de vacaciones) en estos primeros meses de vida, cuando aún no está afianzada la marca.

Y para afianzar esa marca, el canal sabe que ha sido concebido en la era de las redes sociales y las aprovecha, como las grandes protagonistas de la cadenas. Sin embargo, la emisora fomenta hashtags que son complicados y dan pereza de escribir desde el sofá de casa (#NSPElHub, #NSPXtra o palabros así). No favorecen el trending topic reconocible.

Y es que el problema principal de NonStopPeople es que es consciente de en qué era vive y cuenta con una plantilla de prometedores jóvenes pero, al mismo tiempo, ha nacido con una concepción de televisión temática por cable de finales de los años noventa, cuando ni existía Internet como ahora lo conocemos y nos influye.

FORTALEZAS

NonStopPeople está siendo una esperanzadora ventana para la promoción del talento. Ahí está su mayor baza. No sólo es escaparate para ese talento que ya ocupa horas y horas en los medios internacionales (sí, hablan mucho de Rihanna o Taylor Swift), sino que también se dedican a encontrar ese otro talento que es invisible en la radio, la prensa y la tele. Porque NonStopPeople invita a sus estudios a mucho arte alternativo que se cuece en nuestra sociedad. El canal abre hueco diario a la entrevista diferente y plural, dando voz a muchos artistas que no existen en las teles generalistas. Sólo necesitan transmitir más y mejor esta cita diaria y presentarla de una manera más atractiva y eficaz.

Como una revista de moda y tendencias, NonStopPeople es una marca interesante para anunciantes. Es la televisión de los jóvenes y tiene claro a qué jóvenes está dirigida. Un jugoso target para anunciantes, pues son potenciales consumidores de sus productos. Tenga más o menos audiencia, el canal cuenta con un segmentado perfil de público potencial muy concreto y jugoso.

Ahí estriba el porvenir de NonStopPeople: el valor de su marca y la capacidad de crear contenidos-acontecimiento que hagan relevante su sello para atraer a público también desde fuera de la plataforma de pago. Por eso necesitan estar presentes más allá de Movistar+, fortaleciendo por ejemplo sus redes sociales, que sean menos de autobombo y más interactivas, y sabiendo crear contenidos a medio camino entre la red y la tele. A través de YouTube, pueden conseguir que muchos jóvenes se enteren de que el canal existe.

Además. el canal cuenta con una sede icónica, accesible y reconocible para el espectador, en Gran Vía número 1, en el mítico edificio Grassy. Ahí se ubica el gran as en la manga de NonStopPeople: el talento de su redacción. Porque este canal va a ser una gran cantera de profesionales de los medios, a los que hay que permitirles brillar y ser naturales y creativos. Ya destaca una larga lista de ellos (Javier Torres, José Ángel Cuadrado, Mawi Durán, Conchi Gil, Natalia Sprenger, Esther Acebo, Eva Rojas, Alejandro Gómez, Aranzazu Santos, Álvaro Berro…). Incluso uno de sus rostros ya ha sido fichado para El Tiempo de Telecinco (Flora González).

Como en todo, al final, destacarán más aquellos que tienen más mirada propia y sienten menos respeto por el carácter encorsetado del propio canal. El trabajo, la energía y las ganas de estos jóvenes son el gancho más tangible de NonStopPeople, un canal que para ser más relevante sólo necesita dar más presencia a sus rostros (se pueden crear hasta tramas, vínculos y running gags de continuidad con la relaciones entre ellos) y, sobre todo, atreverse a ir por delante de los tópicos establecidos en la televisión. O, al menos, que lo parezca.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los tres errores de las cadenas en las redes sociales

Cuatro: lo que aprendimos del mejor lanzamiento de una TV en España

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Las 3 mentiras televisivas que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en viernes

8 peculiaridades de los decorados televisivos cuando aún no hay pantallas de Led

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Las 7 canciones infalibles para subir el share de un programa

 

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

noviembre 2015
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

TeleDiaria en Twitter