Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La estudiante que defendió a Rajoy en el previo del cara a cara en TVE y realizó un gag cómico sin saberlo (VÍDEO)

15 diciembre 2015 - 12:49 - Autor:

No lideró audiencias, pero el previo de La 1 del cara a cara entre Rajoy y Sánchez nos ha dejado uno de los momentos televisivos más memorables del debate del bipartidismo.

Sucedió durante una conexión con una residencia de estudiantes privada, MasterHome, donde los responsables de la cadena pública, en un ataque de lucidez, decidieron tomar el pulso de la juventud española.

No es una parodia. No es un sketch de Martes y 13. No, es real. Es una joven que defiende a Rajoy recitando un texto, aprendido de memoria, cual robot. Con la mejor intención, eso seguro. Así es la información que se intenta realizar desde hábitats controlables, para que nada se salga del guion, y se termina convirtiendo en un gag de humor histórico:

> ANÁLISIS: ‘Cara a cara 2015′, una grave involución televisiva

@borjateran

> La gran mentira de TVE

> 10 parodias inolvidables de ‘Martes y 13’

> Las 7 claves que están regenerando la política en TV

El debate decisivo: periodismo… y el valor de hacer marca [análisis televisivo]

Cara a cara entre Rajoy y Sánchez: lo más visto del año y supera al debate a cuatro

10:16 - Autor:

9.687.000 espectadores (48,6 por ciento de share) han seguido el debate entre Rajoy y Sánchez en la suma de las principales cadenas que lo han emitido. La Academia de Televisión ha sido la organizadora neutral del cara a cara y ha cedido una señal institucional que ha logrado la nota más alta del año, aunque sin superar el encuentro de 2011 entre Rajoy y Rubalcaba (12.0005.000 espectadores con un 54,2 por ciento de share).

El cara a cara entre Rajoy y Sánchez ha interesado más que el encuentro a cuatro de la semana pasada en Atresmedia. No obstante, se ha emitido simultáneamente por más cadenas y no se ha desarrollado en un puente festivo, con la pérdida de consumo que eso conlleva.

La Sexta ha sido la favorita para seguir la cita entre los líderes del PP y PSOE. Lo ha logrado con un 14,6 por ciento de cuota (2.914.000 espectadores) y superando a Antena 3 con un 14 por ciento (2.794.000 espectadores). A diferencia de hace cuatro años, cuando la emisión fue seguida masivamente por La 1 de TVE, cadena en la que tradicionalmente era referente de información, por tradición y por despliegue de medios técnicos sin rival.

En esta ocasión, el público ha castigado la pérdida de independencia de la cadena pública, dejando a La 1 en un 13,4 por ciento (2.678.000 espectadores) y sin opción de adelantar a La Sexta, canal que ha definido en los últimos años su imagen de marca como referencia informativa.

La evolución de las audiencias de los debates

Los debates de 1993

El primer gran debate de la democracia, entre Felipe González y José María Aznar, desde el Estudio 1 de Antena 3 congregó a 9.625.000 espectadores. Fue el 24 de mayo. Sólo unos días después, el 31 de mayo, Telecinco celebró la segunda vuelta del encuentro logrando mayor audiencia: 10.526.000 espectadores.

El debate de 2008

El 25 de febrero José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, en el primer encuentro organizado por la Academia de TV, lograron 13.000.0000 espectadores y un 59,1 por ciento de cuota. TVE alcanzó un 8.036.000 espectadores y un 36,4 por ciento de cuota, Cuatro congregó a 2.360.0000 espectadores y un 10,5 por ciento de cuota y La Sexta fue la opción menos vista con 1.335.000 espectadores y un 6 por ciento de cuota. Por entonces, Cuatro tenía una imagen de canal más consolidad que el canal verde. Con la fusión del canal rojo por Telecinco, cambiaron las tornas.

El 3 de marzo, también organizado por la Academia, el segundo cara a cara entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy fue seguido por 11.952.000 y un 58,2 por ciento de cuota. En TVE asistieron 6.905.000 espectadores y un 32,6 por ciento, en Cuatro lo vieron 2.272.000 espectadores y un 10,7 por ciento y en La Sexta lo siguieron 1.120.000 espectadores y un 5,3 por ciento de cuota.

El debate de 2011

El 7 de noviembre el cara a cara entre Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba fue seguido por 12.005.000 espectadores y un 54,2 por ciento de cuota. TVE con 5.485.000 espectadores y un 24,8 por ciento, Antena 3 con 2.071.000 espectadores y un 9,3 por ciento, La Sexta con 1.346.000 espectadores y un 6,1 por ciento, Cuatro con 949.000 espectadores y un 4,3 por ciento e Intereconomía con 784.000 espectadores y un 3,5 por ciento de share.

La mediática campaña de 2015

El Debate a cuatro de Atresmedia, del pasado 7 de diciembre, alcanzó 9,2 millones de espectadores y un 48,2 por ciento de cuota de pantalla. En Antena 3 lo siguieron 5 millones de espectadores y un 26,2 por ciento, mientras que por La Sexta 4,2 millones de espectadores y un 22 por ciento de cuota. Sin embargo, no ha conseguido superar al cara a cara entre Rajoy y Sánchez, que se veía por más cadenas y que, además, no se ha emitido en un puente festivo, como sucedió con el especial de Antena 3 y La Sexta.

No obstante, en el cara a cara de anoche, Atresmedia con la emisión simultánea en sus dos canales se consolidó como el grupo de comunicación que más espectadores congregó. La compañía privada se apuntó el tanto.

Con estos datos, se vislumbra la pérdida de credibilidad que ha sufrido Televisión Española en la última legislatura, como consecuencia de decisiones políticas que han marcado una pérdida de independencia y, como consecuencia, de confianza y credibilidad por parte de la audiencia.

No sólo a nivel contenidos, en la programación especial del antes y el después del debate por TVE evidenció también una involución en las narrativas audiovisuales. A diferencia de hace cuatro años, la retransmisión fue antigua, torpe y con unos contenidos accesorios, donde destacó Ana Blanco con su rapidez de reflejos en el directo. El resto del programa no estuvo a la altura de los lenguajes televisivos de su tiempo, en los que TVE siempre fue por delante.

> ANÁLISIS: ‘Cara a cara 2015’, una grave involución televisiva

@borjateran

> Las 7 claves que están regenerando la política en TV

El debate decisivo: periodismo… y el valor de hacer marca [análisis televisivo]

Cara a Cara entre Rajoy y Sánchez, una grave involución televisiva (y política)

1:04 - Autor:

Buenas noches, España. Así Manuel Campo Vidal ha arrancado el único debate en el que ha participado Mariano Rajoy en esta campaña electoral. Su cara a cara con Pedro Sánchez. Un fracaso a nivel de contenido televisivo.

La Academia de TV ha repetido como organizadora neutral y, de nuevo, ha utilizado la mesa como epicentro del debate. Aunque, esta vez, más pequeña. Sólo una distancia de 1,7 metros ha separado a los dos contrincantes. Esta ha sido la principal novedad de una puesta en escena que parecía un frigorífico vacío por dentro.

Muy blanco, el decorado no favorecía la estética de los contrincantes (con un color de piel desvirtuado) ni hacía atractiva la retransmisión: plana, insípida, claustrofóbica. Sin profundidad, elemento crucial en cualquier formato televisivo.  Porque lo sobrio no quiere decir inexpresivo. Tampoco las formas de comunicar del moderador funcionaron: con largas y lentas presentaciones más institucionales que periodísticas. Faltó contundencia en las preguntas y sobró un cierto caos en el orden de los temas a tratar. Un debate digno de 1985, no de 2015.

No obstante, la emisión ha intentado ser más flexible como consecuencia de la campaña electoral más televisiva de la historia y, muy especialmente, del debate a cuatro de Atresmedia, que ha marcado una evolución del género en España, incorporando repreguntas de los moderadores, retirando atriles y desde la espectacularización de un plató de grandes dimensiones con público.

Con este escenario, tanto los dos líderes políticos como la propia Academia de TV no podían permitirse, por tanto, un formato de tertulia como el que los grandes partidos habían acostumbrado hasta ahora, donde la estructura se asemejaba más a una batalla de monólogos, aprendidos de memoria, que a un debate vivo.

Lo han intentado, han desaparecido los cronómetros, pero no han conseguido el objetivo: el enfrentamiento entre ambos líderes se ha vuelto a quedar en un encuentro dramatizado cargado de consignas básicas y mucho “y tú más”, donde Pedro Sánchez intentaba romper el guion memorizado de Rajoy a duras penas. Las formas han podido con el fondo.

Después de unos años en los que la televisión ha acercado la política a la calle, este cara a cara ha realizado el viaje a la inversa: con unos argumentos previsibles y gélidos, que sonaban lejanos al día a día de la población desde una nave espacial en la que los tripulantes parecían empotrados a la pared blanca.

Con esta escenografía, lo tenía complicado el realizadorFernando Navarrete (histórico de TVE y Antena 3, que en su currículum están desde grandes musicales hasta los míticos programas de José María Iñigo). Así, el director visual del programa ha centrado el protagonismo en los primeros planos de los políticos, donde han cobrado importancia las reacciones mientras hablaba el adversario, imágenes que enriquecían la retransmisión, retratando la inseguridad o la seguridad de los dos contrincantes del bipartidismo.

Aunque con una realización mucho menos dinámica que el encuentro a cuatro de hace siete días en Atresmedia o de los debates homónimos de países de nuestro entorno. Han faltado cámaras en movimiento que otorgaran más ritmo al diálogo y, además, se podía haber innovado en la planificación de planos con pantalla partida, que permite ver a los dos líderes a la vez y que ya acostumbra la televisión de hoy (claro que, esta noche, más de una vez, cuando hablaba uno el otro miraba los papeles).

Un Cara a cara 2015 que ha sido histórico. No por el contenido, no por la puesta en escena: es histórico porque un formato así no volverá a producirse. La televisión es un retrato de su sociedad, y la sociedad está en otro punto más abierto, más visual, más próximo, más plural y menos previsible.

> Las 7 claves que están regenerando la política en TV

El debate decisivo: periodismo… y el valor de hacer marca [análisis televisivo]

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

diciembre 2015
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

TeleDiaria en Twitter