Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Los problemas de la última edición de Gran Hermano VIP

5 febrero 2016 - 9:28 - Autor:



Gran Hermano VIP
es un éxito de audiencias. Pero la sombra de la pasada edición es alargada y favorece la percepción de que esta temporada tiene menos tirón. Sin las salidas de tono de Belén Esteban, Víctor Sandoval e Ylenia, la casa de Guadalix de la Sierra se siente más vacía y, sobre todo, menos identificable por parte del espectador fiel de Telecinco. Porque, a nivel televisivo, este Gran Hermano está sufriendo cuatro problemas para crecer en espectadores.

1. ¿Sálvame o Gran Hermano?

La presencia de determinados perfiles, como Laura Matamoros, genera más contenidos para Sálvame que para el propio el reality. Telecinco siempre intenta arrastrar contenidos de un programa a otro, pero en esta edición de GHVIP, la endogamia puede a llegar a excluir a un tipo de público que no sigue las tramas diarias del programa de Jorge Javier Vázquez y Paz Padilla. En ocasiones, surgen más tramas para comentar en Sálvame que para vivirlas realmente dentro de la casa.

2. La saturación

El equipo de Gran Hermano es hábil a la hora de generar pruebas y giros dramáticos para que los internados en la casa no caigan en la aburrida monotonía. Lo malo es que GH se ha transformado en el programa comodín de Telecinco. Ocupa varios prime time. El reality debe rellenar 4 horas en 3 noches a la semana. Y esta edición no tiene material para hacer interesantes tantas horas. Como consecuencia, las tramas se diluyen. No hay suficientes momentazos en la convivencia y se nutren de mucho relleno. Esta paja diluye el interés del espectador, que necesita un vaivén constante de frenéticos vuelcos en el culebrón para que su atención no decaiga.

3. Expertos en tele-realidad

Rosa Benito era una de las bazas del programa. Heredera natural de Belén Esteban. Sin embargo, cuenta con una contraindicación: ya venía demasiado experta en tele-realidad, pues participó en Supervivientes. Pero ahora su comportamiento no es como en la isla de los náufragos, sino que controla y calcula mucho más la situación. Lo mismo pasa con Liz, tan curtida en las trampas para propulsar el share en televisión, que es difícil creerse nada de lo que hace. El público de Telecinco desconfía de estrategias, se identifica menos con personajes que andan faltos de un temperamento espontáneo que se olvide, de verdad, de las cámaras. En la anterior sí hubo muchos concursantes (con Belén Esteban a la cabeza) totalmente fuera de control, por eso resultó más auténtica.

4. Vips que no son vips

La empatía, en su máximo esplendor, escasea en GHVIP 2016. Cuesta que alguien te caiga bien. Y además hay famosos que no son famosos ni para los más fieles de Telecinco. Ese es otro problema. Las cadenas saben que pueden fabricar celebrities en tiempo exprés y con las tramas adecuadas, pero a esta edición no le está resultando nada fácil crear personajes que den verdadero juego durante la semana o en las galas en directo. Todo es, sencillamente, soso, aburrido, olvidable.

Telecinco se ha asentado como la cadena de la tele-realidad y sus fieles no faltan a la cita. Están ahí casi por inercia. Pero este Gran Hermano VIP no tiene la misma fuerza mediática y social que el anterior, no genera filias y fobias, no provoca conversaciones en la calle ni da para vines, memes y gifs que circulen por la red. Y esto último, hoy en día, es esencial.

GHVIP sigue infalible para mantener la media de Telecinco pero es un fracaso en eso de hacer ruido. Más bien, está transcurriendo en completo silencio.

> ‘Gran Hermano’: así manipula tus emociones

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Cómo manipular a los concursantes de ‘Gran Hermano’ en cuatro sencillos pasos

> Los límites éticos que ‘Gran Hermano’ aún no ha sobrepasado

> Mamá, quiero ir a Gran Hermano. Los nuevos referentes televisivos

Lo que esperamos de la nueva temporada televisiva

‘Gran Hermano’, el superformato que reinventó la televisión

El emocionante primer plano con el que ‘Cuéntame’ ha despedido a Toni Alcántara

1:09 - Autor:

Con un emocionante y largo primer plano, lloroso y pensativo, el personaje de Toni Alcántara se ha despedido de Cuéntame cómo pasó en un avión rumbo a Londres.

El hijo mayor, el periodista de vocación, que tantos quebraderos de cabeza ha dado a la familia en los últimos años, ha tenido que escapar para salvar su vida, tras sumergirse en una complicada investigación de los GAL.


 
Nada volverá a ser lo mismo para los Alcántara desde este angustioso final de enero de 1984 en el que ha partido Toni. Desaparece, por tanto, uno de los pilares de la serie.

Después de 15 años trabajando frente a las cámaras de Cuéntame, Pablo Rivero ha decidido abandonar la producción de Ganga para seguir avanzando como intérprete en otros proyectos.

Porque Cuéntame ha sido para Rivero una especie de Boyhood, esa premiada película en la que filmaron el crecimiento de un niño durante doce años. A Pablo también le hemos visto crecer, de adolescente a adulto, de  actor novato (en plena edad del pavo) a actor consolidado y con recursos dramáticos.

Y se ha ido, y esa marcha ha dejado unos de los episodios más emocionantes de la ficción más longeva de nuestra televisión, incombustible, que avanza hacia al futuro sobreviviendo al implacable paso del tiempo de los audímetros, sabiendo evolucionar con inteligencia de la mano de su propio público y la historia de España.

Y, esta noche, una vez más, Cuéntame ha realizado ese poderoso retrato de nuestro reciente pasado. Un retrato que ninguna serie actual se atreve a realizar sobre nuestro convulso presente.

@borjateran

Y ADEMÁS…

‘Cuéntame’, la mejor ficción española

Así revivieron Los Alcántara el ‘Un, dos, tres’

La gran mentira de TVE

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

 

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

febrero 2016
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29  

TeleDiaria en Twitter