Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Cuatro no puede con La Sexta: el problema de personalidad de la cadena de Mediaset

1 marzo 2016 - 16:13 - Autor:

Su peor dato desde julio de 2014. Este mes de febrero, Cuatro se ha quedado en un 6,5 por ciento de cuota de pantalla (por detrás de La Sexta, con un 8 por ciento). La cadena roja sigue manteniendo un jugoso target comercial, su fuerte está en hombres y edades de 13 a 54 años, pero sufre una constante pérdida de identidad de la marca.

Ahí estriba el problema de fondo de Cuatro: en la marca. El liderazgo de cualquier televisión privada se identifica en coste, facturación y audiencia. Y el hándicap de Cuatro está en conquistar la complicidad de su audiencia objetiva, pues ya no cuenta con una identidad consolidada que conecte con un segmento rotundo de público.

Cuatro se ha convertido en una segunda ventana de Telecinco. De hecho, programas como Toma Partido, Gym Tony e incluso Las Mañanas de Cuatro podrían emitirse perfectamente en Telecinco. No chirriaría.

En Mediaset son grandes expertos en realizar sinergias, homogeneizar productos de entretenimiento es muy positivo para arrastrar y fidelizar a públicos, pero también puede convertirse en un obstáculo entre cadenas.del mismo grupo.

Cada vez más, al espectador le cuesta identificar espacios de Cuatro. Sólo Castle y los programas del universo tróspido (Un príncipe para tres princesas, Quién quiere casarse con mi hijo…) se identifican con el sello de la emisora. Son productos Cuatro. De hecho, los Gipsy Kings, el docushow de los domingos de familia gitanas, es en uno de los mayores éxitos del canal este febrero. Un buen espacio televisivo que, además, encaja con ese sello de Cuatro.

Sin embargo, estrenos como el show de debate Toma Partido, han marcado estrepitosos mínimos de cuota de pantalla. No encajan con el público de Cuatro. Su espectador objetivo ya está en Telecinco y prefiere otro tipo de contenidos menos políticos.

Cuatro necesita amplificar su grado de personalidad. Lo puede conseguir sin dejar de ejercer el papel de hermano menor de Telecinco. Aunque, para ello, además de dar con programas o series de éxito, que complementen a los de Telecinco, es crucial impulsar una parrilla bien ordenada, que defina una estrategia unitaria y no parezca un campo de pruebas de productos estancos, que podrían ir en una u otra cadena y son cambiados de horario cuando conviene al liderazgo de Telecinco.

Cuatro ha decidido no competir con su canal enemigo, La Sexta, a través de una definición de su carácter y ha optado por dar palos de ciego a la caza del éxito instantáneo. Pero Cuatro necesita formatos que suenen a Cuatro. Y ahora mismo ni suena. Cuatro pasa desapercibido.

Cuatro: lo que aprendimos del mejor lanzamiento de una TV de España

@borjateran

Y ADEMÁS…

El liderazgo de Telecinco: claves con las que ha construido su modelo de éxito

22 vías de acción para la supervivencia de TVE

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Las 7 diferencias entre ‘Casados a primera vista’ y ‘Un príncipe para tres princesas’

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

Raquel Sánchez Silva: cuando te critican por tu risa

8:43 - Autor:

La risa no es tendencia en la televisión actual. En la era de lo políticamente correcto, el espectador se ha desacostumbrado a escuchar carcajadas de los presentadores. Tanto, que si una comunicadora se ríe durante su propio programa, se termina criticando en las redes sociales. ¡Ha osado reírse!

Esto ha sucedido en la noche de los Oscars 2016. La retransmisión española de la ceremonia de premios de Hollywood, en Movistar+, desató la risa de su presentadora, Raquel Sánchez Silva, sobre todo en el programa previo a la gala.

A pesar de tener que estar pendiente de una vorágine de instrucciones del directo (conexiones, vídeos, invitados…), la periodista parecía estar disfrutando al máximo de la noche cinéfila. También con su risa, que surgía con los comentarios jocosos de los comentarios de los compañeros de emisión (Pepe Colubi, David Broncano, Carlos Areces…). Y esa expresividad caló en las redes sociales, paradójicamente criticando la actitud.

Son las consecuencias de estar en un tiempo en el que los presentadores parecen no disfrutar el momento. Sánchez Silva no fue una columna rígida del decorado, interactuó con espontaneidad con sus compañeros y logró llenar una silenciosa emisión de la chispa de su particular risa. Menos mal, porque la televisión es eso: reaccionar a lo que sucede en el plató y desprender personalidad, enriqueciendo el programa. No ser sólo un busto parlante.

Pero, sin embargo, en la indignación viral  se suele ir directo contra la personalidad que se sale de lo común. Lo que propicia una especie de nueva autocensura en (algunos) presentadores, que terminan siendo más rígidos y menos imprevisibles. Daños colaterales de tomarnos tan en serio las redes sociales. Habrá que reírse más. Como Raquel Sánchez Silva.

Oscars 2016: sus 8 lecciones televisivas

La noche en la que los Oscars se rieron de la susceptibilidad extrema

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los trucos televisivos de Ellen DeGeneres en los Oscars

La bola de Cristal: el motivo por el que sería imposible hoy

Los motivos por los que Buenafuente hizo los mejores Goya hasta la fecha

Las 7 diferencias entre los EMMY y los premios de televisión en España

15 icónicos momentos de la historia de los Oscars

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter