Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Qué estrategia debe seguir TVE tras no renovar a Bertín Osborne?

17 marzo 2016 - 16:51 - Autor:

Cuando Arguiñano se fue de TVE y fichó por Telecinco, los responsables de Televisión Española apostaron por una estrategia peculiar: decidieron contraprogramar el estreno de Karlos Arguiñano en la emisora rival con reposiciones de Karlos Arguiñano.

En las primeras semanas, la táctica triunfó: las recetas repetidas en La 1 reunían más público que las nuevas en Telecinco. Entonces, TVE contaba con una audiencia muy fiel que no se había ni percatado de la marcha del chef del perejil.

Ahora se repite la historia con Bertín Osborne. Ya es oficial. El cantante se marcha a una privada. Aún no sabemos cuál, pero se especula con Telecinco. En estos nuevos tiempos, TVE no podrá seguir aquella particular estrategia con Arguiñano. Los entrevistados no son recetas intercambiables de cocina, pero Televisión Española sí que parece que está dando vueltas para continuar con la fórmula ‘osbórnica’ con un personaje relevante. Incluso se especula con Juan y Medio, como maestro de ceremonias. ¿Se equivocan con esta decisión?

El éxito del programa de Bertín no está sólo en Bertín. La buena acogida está en que el formato de La 1 ha contado con un buen equipo, que ha dibujado con inteligencia los contenidos de los programas. En la tuya o en la mía es el resultado del trabajo en equipo que ha dado en la diana de una mirada propia y que rompe, en muchas ocasiones, hasta con el tono que desprende el estereotipo de Bertín. Lo logra con una mimada selección musical, una realización brillante y un guion que no se queda en lo obvio y da la vuelta de tuerca que merece cada invitado, sobre todo cuando han tenido tiempo suficiente para planificarlo.

Pero, claro, Bertín se lleva con él a su equipo. Así que no tiene sentido intentar hacer el mismo programa sin aquellos que han hecho posible el concepto global del programa. Con nuevo rostro, lo mejor sería inventarse otro formato, completamente diferente y que case con el presentador o presentadora de turno. Incluso, ¿por qué tiene que ser sólo un presentador?

TVE ha registrado la marca En la tuya o en la mía en TVE para estirar esta gallina de los huevos de oro. Pero, como cadena pública, no debe ir a rebufo ni de sí misma. La audiencia ya ha conocido este formato, ahora puede ser un buen momento para explorar y evolucionar el género de docushow o programa de entrevistas. Las comparaciones siempre existirán, son odiosas, pero se pueden encauzar nuevos proyectos.

Porque, más allá de marcas y nombres, la baza de TVE está en intentar seguir seduciendo a ese público que ha recuperado en la noche de los miércoles. ¿Cómo lograrlo? Para empezar, con rapidez de reflejos (probablemente lo más difícil ahora mismo). La 1 debe estrenar otro formato que interese a la audiencia de Bertín justo a la semana siguiente del final de la etapa de Bertín. Así no dará tregua al espectador y mantendrá a esa base de espectadores fidelizados.

TVE tiene a su favor la ausencia de publicidad, la posibilidad de jugar con su histórico archivo de imágenes y que el tono campechano de la entrevista de Bertín en su sofá cambiante ya está visto. Hay muchos nombres del artisteo que pueden sorprender como maestros de ceremonias y revolucionar este género del docushow de entrevista hasta hacernos olvidar a Bertín. Porque así es la televisión de injusta y la audiencia de infiel. Eso sí, siempre que el formato que entronque con la personalidad del conductor y que no sea fruto de la herencia recibida de nadie.

+LAS CLAVES DEL FICHAJE

Bertín Osborne rompe con TVE: los problemas a los que se enfrenta el presentador

> Bertin Osborne: 8 cosas que podrá hacer si ficha por Telecinco (impensables en TVE)

> Las 7 razones del inesperado éxito del programa de Bertín Osborne, ‘En la tuya o en la mía’

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los 10 mandamientos para salir ileso de una entrevista con Pablo Motos

22 vías de acción para el porvenir de TVE

Así ha cambiado para siempre la ficción española

Las 5 dificultades que sufre un guionista de una serie española

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería la mítica serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

‘Friends’: las nueve razones por las que amamos tanto esta inolvidable serie

Bertín Osborne no seguirá en TVE: el Consejo de Administración no renueva ‘En la tuya o en la mía’

14:59 - Autor:

Crónica de una cancelación anunciada: Bertín Osborne y el programa En la tuya o en la mía no continuarán en TVE. Así lo ha decidido el Consejo de Administración de RTVE en sesión extraordinaria.

La cadena pública no ha ejercido su derecho a tanteo. Es decir, contaba con la posibilidad de igualar la oferta de la competencia y quedarse con el presentador. Según apuntan diversas fuentes y ha publicado El Español, la puja por Bertín está en 240.000 euros por entrega y dos años de contrato, que ofrecen los propietarios de Telecinco, Mediaset. Aunque, hasta finales de mes, pueden proponer más ofertas otros operadores privados.

El programa de Bertín Osborne estaba muy ajustado en presupuesto, costando a TVE una tercera parte de una ficción como Cuéntame. El formato sólo necesita la casa y un buen equipo humano y técnico (guion, redacción, realización, documentación… Porque la televisión se hace con más gente que el presentador y ese coste va a todos los puestos de trabajo).

Un producto barato para TVE que ha alcanzado buenos réditos también de audiencia. Osborne se va porque pedía más estabilidad y afirma que no lo hace por dinero. Si bien, al final, el aumento de caché va a ser decisivo en este movimiento de cadena. De hecho, desde La 1, ya habían recuperado la propuesta de 18 programas y con mejores condiciones, subiendo la inversión a 125.000 euros/programa: casi duplicando el presupuesto de la primera tanda de En la tuya o en la mía.

Pero Telecinco ofrece más. De mantener los datos de audiencia en su nuevo canal, 240.000 euros por programa es un coste muy competitivo para Telecinco. Un prime time barato que, además, puede encajar con el público fiel del canal, especialmente los targets más mayores.

Bertín ha ganado caché con el movimiento y, en este caso, TVE ha acertado en su decisión, pues En la tuya o en la mía es un buen formato pero tampoco es crucial en el porvenir que debe potenciar y explorar la televisión pública.

+LAS CLAVES DEL FICHAJE

Bertín Osborne rompe con TVE: los problemas a los que se enfrenta el presentador

> Bertin Osborne: 8 cosas que podrá hacer si ficha por Telecinco (impensables en TVE)

> Las 7 razones del inesperado éxito del programa de Bertín Osborne, ‘En la tuya o en la mía’

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los 10 mandamientos para salir ileso de una entrevista con Pablo Motos

22 vías de acción para el porvenir de TVE

Así ha cambiado para siempre la ficción española

Las 5 dificultades que sufre un guionista de una serie española

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería la mítica serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

‘Friends’: las nueve razones por las que amamos tanto esta inolvidable serie

3 locuras de ‘El Hormiguero’ que son clave en su éxito (y puede que no sonaran tan bien al principio)

9:49 - Autor:

¿Muñecos de trapo en un programa para adultos? ¿Qué invento es este? En este 2016, El Hormiguero cumple diez años de éxito. Un programa que es el triunfo de la personalidad propia pero, también, del atrevimiento de unos directivos televisivos por creer en elementos que, a priori, eran “arriesgados” para alcanzar competitivas cuotas de audiencia en televisión. En cambio, demolidos los prejuicios, estos ingredientes del show de Pablo Motos son claves para el desarrollo del programa. ¿Por qué? Lo explicamos.

– Titiriteros

¿Muñecos de trapo en un programa para adultos? ¿Cómo? ¿Y encima hablan a los famosos invitados, incluso a estrellas de Hollywood? Pues sí, la existencia de Trancas y Barrancas en un espacio de estas características podía parecer una marcianada dentro de los conservadores cánones preestablecidos en la televisión. Pero la mejor televisión es la que rompe con ciertos cánones, reinventando los géneros.

Y Trancas y Barrancas, además de convertirse en carismáticos protagonistas del show, también sirven para dinamizar el discurrir del formato de manera magistral. Juan Ibáñez y Damián Mollá, escondidos debajo de la mesa y moviendo estas marionetas, son los identificables y queribles Pepitos Grillo de Pablo Motos. Están al quite, cuentan con rapidez de reflejos, cierta corrosión y sus comentarios hacen más grande el programa. Son más que meros colaboradores, pues enriquecen y avivan la escaleta sin tregua. Su función no es gratuita: otorga al show una textura más especial, con más imprevisibilidad y más compás.

– Bailes imposibles

¿Un colaborador, llamado Marron, entrando al plató con una danza delirante? ¿Los invitados también bailan como si fueran frikis? La televisión es jugar y El Hormiguero no para de jugar. La entrada de los colaboradores, con una energía que roza lo delirante, otorga un inteligente plus de ritmo al formato. Porque El Hormiguero es ritmo. De ahí la importancia de las músicas de fondo, constantes, que dan fuerza a las pasiones del show y estimulan las emociones del espectador que ve un programa que no puede ser silencioso: es una especie de fiesta entre amigos. De amigos peculiares, claro. Por eso mismo, las salidas y entradas del programa derrochan un subidón escénico sin complejos, clave para romper la escaleta, mantener el ritmo del show y contagiar ímpetu al interés de un espectador sin tiempo a relajarse.

– Ideas naifs.

¿Culo o codo? ¿Efectos mariposas? ¿Cámaras ocultas con niños? ¡Experimentos? Menudo batiburrillo de infantilismos podrían pensar algunos, pero en realidad El Hormiguero es la televisión que hace espectáculo con la curiosidad más traviesa. Esa curiosidad que está por encima de la edad del público, esa curiosidad que traspasa generaciones.

Y ahí está la fórmula del longevo éxito del programa de Pablo Motos y de cualquier show: el entretenimiento imprevisible, el entretenimiento en el que todo puede pasar y, además, descubre y despierta inquietudes. Porque también se pueden despertar inquietudes a través del entretenimiento televisivo. En eso consiste. Y El Hormiguero lo empaqueta y da forma con una personalidad apabullante que se va dibujando con músicas, bailes, unas hormigas de trapo (que dan corrosión y vivacidad al discurrir del formato) y unas ideas sin demasiado miedo a las ideas. Porque el entretenimiento televisivo se resume en eso: no tener miedo a las ideas y saber plasmarlas con mirada propia. De ahí que El Hormiguero, ese programa que muchos directivos no hubieran dado jamás el visto bueno, ya está subrayado en fosforito en nuestra historia de la televisión.

@borjateran

Y ADEMÁS…

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

4 anomalías de la TV en España (que hemos acabado interiorizando como normales)

La actuación que no permitirían los temerosos directivos de la TV en España

Los tres errores de las cadenas en las redes sociales

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter