Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Chikilicuatre: los motivos que demuestran que ha sido la mejor propuesta de España en Eurovisión

18 marzo 2016 - 3:49 - Autor:

Sí, Rodolfo Chikilicuatre ha sido la mejor propuesta de España en Eurovisión a nivel televisivo. Al menos en los últimos diez años. Porque nunca hay que olvidar que Eurovisión es un gran espectáculo de televisión, y la candidatura de TVE en el año 2008 logró crear una actuación rotunda que no pasaba desapercibida. En tono, en puesta en escena y en historia. Porque Chikilicuatre narraba una historia, a través del guion que retrataba a unos antihéroes, que destacaban sobre el resto y encarnados por unos actores que se toman su trabajo muy en serio. Porque el buen humor es muy serio. De ahí que fueran hasta a las recepciones institucionales que se celebran en Eurovisión caracterizados de sus personajes.

A diferencia de lo que sucede habitualmente con nuestros cantantes eurovisivos, el equipo del chiki chiki no dio palos de ciego y diseñó una estrategia clara y firme. Desde su elección en aquella gala presentada por Raffaella Carrá en los Estudios Buñuel hasta el regreso a España. Inolvidable es la conexión con Carrá, tras el festival, en la que Silvia Abril, que encarnaba a una de las bailarinas (Disco-Gráfica) se tropezaba vía satélite y su compañera decía aquello de “Gracias, Andorra“. Todo un homenaje a la intensidad exagerada de los tópicos eurovisivos. Porque el buen cómico nunca se relaja:

El efecto Chikilicuatre diseñó una actuación con entidad propia. No improvisó. Marcó una coreografía perfecta para la emisión: la guitarra de Chikilicuatre, la rotulación en el fondo del escenario de los particulares nombres de los bailes (“el robocop, el crusaito”) y los delirios de las bailarinas, donde la milimetrada caída de Silvia Abril fue gran protagonista de la noche.

Como consecuencia, la actuación no pasó desapercibida. España fue cómplice y se reía de sus propios complejos en un festival que se suele hacer el sueco con nosotros. Esta vez, a diferencia de otras, no pretendimos imitar tendencias que aparentemente funcionan. No quisimos ser nada que no somos. Y Chikilicuatre se colocó en un decente decimosexto puesto, mejorando la posición española (desde Ramón en 2004, quedó décimo).

La propuesta no se parecía a nada ni a nadie. Era Chikilicuatre, un personaje surgido como una gran broma de Buenafuente que, al final, logró infiltrarse entre los artistas que se presentaban a la selección abierta de TVE en MySpace. Llegó a la final y fue elegido por el público. Como si fuera una catarsis colectiva, España se alió con Chickilicuatre y la canción alcanzó uno de los mejores datos de audiencia de los últimos eurovisiones con 13,9 millones de españoles y un 78,1 por ciento de share.

TVE no se centró en contentar sólo a los eurofans. La cadena apostó por un formato que abría democraticamente las posibilidades de participar en Eurovisión y lo siguió hasta las últimas consecuencias, sin vetar a nadie por canal o peculiaridad. Así ganó el humor. Un humor bien diseñado, con un trabajo de producción e interpretación de larga duración, que hizo Marca España internacional: como un país que sabe crear propuestas diferentes y relativiza Eurovisión como lo que es: un gran show televisivo en el que mejor sorprender que imitar. Contra todo pronóstico Chiquilicuatre tuvo su sentido: ocho años después, ver su actuación nos sigue sacando una nostálgica sonrisa. Y demuestra la mejor televisión, la del instinto del espectáculo antes, durante y después de salir a escena, la que se atreve a romper convenciones para encontrar algo único e irrepetible… inolvidable.

Los tentáculos de Eurovisión en las redes sociales: una táctica calculada

> 7 factores que TVE debe tener en cuenta para no hacer el ridículo en ‘Eurovisión’

El error de la gala de elección de representante de Eurovisión

@borjateran

Y ADEMÁS…

La gran mentira de TVE

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

Las trampas que realizan los concursos de TV

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Las 3 mentiras televisivas que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en viernes

Los tres errores de las cadenas en las redes sociales

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

TeleDiaria en Twitter