Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Los trucos de los efectos visuales de ‘El Ministerio del Tiempo’ al descubierto (FOTOS)

29 marzo 2016 - 12:09 - Autor:

Los efectos visuales ya no son cutres en la ficción nacional. Al contrario: están a la altura de grandes producciones internacionales, a pesar de que en España manejamos unos presupuestos muy ajustados.

El Ministerio del Tiempo es uno de los grandes ejemplos de ficción que cuida el fondo y la forma, trasladando al espectador a localizaciones reales que, en realidad, no lo son tanto.

A golpe de retales de ‘tela’ verde y otros trucos, los maestros de postproducccion y efectos visuales de la factoría USER T38 logran el más difícil todavía.

Y siempre es curioso ver la comparativa del lugar real donde están los actores y el resultado final que llega al espectador. También cuando el trabajo es ministéricamente made in Spain:

 




Puedes encontrar más imágenes y otras curiosidades del proceso de postproducción en el Twitter de USERT 38 (@USERT_38), donde están realizando un interesante trabajo de divulgación de su trabajo

> LAS 7 CUALIDADES DEL BUEN FAN DE ‘EL MINISTERIO DEL TIEMPO’

@borjateran

Y ADEMÁS…

‘Historias para no dormir’: el valor de Chicho Ibáñez Serrador

La gran mentira de TVE

Las 5 dificultades que sufre el guionista de las series españolas

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

 

‘Juego de Tronos’: la táctica de promoción de largo recorrido que aún parece imposible en España

9:05 - Autor:

Falta menos de un mes para el esperado regreso de Juego de Tronos. Esperado por el fervor que despierta la serie, pero también por la capacidad de generar expectación por parte de HBO.

La cadena de cable maneja una escrupulosa táctica de promoción para convertir la larga espera, entre temporada y temporada, en un camino de píldoras que aumentan el apetito de unos hambrientos seguidores de la ficción.

Y en ese río de mensajes. Esta semana, ha caído del cielo de la televisión de pago norteamericana un nuevo tráiler. Con (casi) todo lo que el consumidor de Juego de Tronos desea. Lugares épicos, batallas épicas, todos los personajes cruciales (y épicos), algún que otro retorno épico y, por supuesto, frases épicas. No falta nada. Perpetrado a medida para generar, en los astutos seguidores, un incesante caudal comentarios, análisis y hasta pormenorizados estudios sobre los derroteros que tomará la producción.

La táctica es lanzar píldoras contundentes. Ya sea en formato vídeo (tráiler) o incluso como póster. Con sólo una imagen ya juegan con la legión de fieles: lanzando cebos que impulsan la emoción… y la especulación. Propiciando la conjetura, la fascinación o el debate en donde no todo es como parece.

Giros de guion fuera de la ficción por obra y gracia del marketing. Porque para que corra la voz en las redes, aunque Juego de Tronos también ha desarrollado acciones con mayores ínfulas (hasta con street art), sólo basta lanzar una milimalista idea al aire.

Pero esta inteligente táctica de marketing es posible gracias a que en Estados Unidos, tanto en la tele de pago como en las cadenas en abierto, se marca la fecha de estreno con una gran antelación. El motivo: sus parrillas vienen estructuradas con una oferta estelar muy medida durante todos los meses del año. Poco se improvisa.

Así, también pueden planear una estrategia de marketing convencional de largo recorrido, perfecta para dar a conocer con antelación las fechas de estreno de las producciones e ir dosificando la información con la que trabajarse al público a través de las participativas artimañas de las redes sociales.

Un desarrollo más complicado en nuestro país, patria donde las cadenas priman una competencia feroz, con parrillas plagadas de horarios sin determinar que viven a expensas de la temida contraprogramación. Un verdadero juego de tronos televisivos: se mueve ficha dependiendo de la instantánea oferta del rival, las medias mensuales de audiencia y la facturación publicitaria.

Como consecuencia, los estrenos nos pillan por sorpresa y el espectador siente que es de lo que menos importa en todo el proceso. Incluso muestra cierta desconfianza hacia los canales ¿me cancelarán mi serie favorita? Como sucedió con El Ministerio del Tiempo

Sin espectadores, no hay producto. Pero manda la estrategia de programación frenética del aquí te pillo, aquí te programo. En ocasiones por la necesidad de las argucias del particular sistema de la economía del mercado televisivo español, en otras a la caza de derrotar cuanto antes a la cadena rival. Porque no hay piedad: con (casi) nadie. Porque en la estrategia de programación de la televisión privada en España, como en el universo de Juego de Tronos, los finales son despiadadamente imprevisibles.

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

> Las 7 cualidades del buen fan de ‘El Ministerio del Tiempo’

@borjateran

Y ADEMÁS…

‘Vis a Vis’: los agujeros de guion de una serie consolidada 

Las 5 dificultades que sufre el guionista de las series españolas

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

‘Historias para no dormir’: el valor de Chicho Ibáñez Serrador

La contestación de Cristina Pedroche a sus críticos

9:00 - Autor:

Tendré un hijo y le querré mucho, pero nunca tanto como a David”. Es el titular de Cristina Pedroche, publicado en una entrevista de La Vanguardia, que ha generado polémica en las redes sociales.

La colaboradora de Zapeando es una artista viral, diana perfecta de las redes sociales. No crea indiferencia. Cada uno de sus movimientos es vigilado y comentado. Pero esta declaración venía impregnada de un mensaje perturbador que ha descolocado incluso a los que pasan de esa sensación tuitera que produce la presentadora.

Y Cristina Pedroche ha contestado a aquellos que le han convertido en trending topic durante 7 horas. No ha querido dejar pasar este vorágine de comentarios en una red social que critica tan rápido como olvida en el mismo instante en el que aparece otra historia de la que opinar.

Esto es lo que ha argumentado, intentando rebatir (o tal vez alimentando inconscientemente más las críticas) en su blog de la revista Hola:

Y digo yo… ¿por qué no señalamos con el dedo a esa gente que dice querer por encima de todo a sus mascotas? No, no, peor, a esas mujeres que deciden ellas solas no tener hijos. ¡¡¡Ooohhh!!! ¡¡¡Esas sí que son malas!!! ¡¡¡Jajajaja!!! ¡¡Por favor, no seamos absurdos!! Que haya gente que no piense o no sienta como nosotros no es malo. De hecho, ¡es lo más lógico y normal! Yo no juzgo y no me gusta ser juzgada… Yo abogo por la libertad y que cada uno sienta como quiera. No quiero decirle a nadie a quién tiene que querer, ni si más o si menos. Oye, pero de verdad, si durante unos segundos os sentís mejor metiéndoos conmigo… ¡¡hacedlo!!” (>lee su post al completo)

> Las 6 cualidades imperfectas que han construido el éxito de Cristina Pedroche

@borjateran

Y ADEMÁS…

4 factores a reflexionar ante la indignación por el vestido de Pedroche

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Las 7 canciones infalibles para subir el share de un programa

8 peculiaridades de los decorados televisivos cuando aún no hay pantallas de Led

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter