Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Dime qué red social prefieres y te diré tu género televisivo favorito

30 marzo 2016 - 1:20 - Autor:

Las redes sociales se han convertido en aliciente a la hora de consumir la televisión tradicional. Sin embargo, paradójicamente, nada es lo que parece. La audiencia social no equivale a la audiencia real. Los presentadores de canales más minoritarios son los que más rápidamente han visto como se multiplicaban sus seguidores: Cristina Pedroche, Buenafuente o Jordi Évole, en su paso por La Sexta, han destacado en follows por encima de rostros de las grandes emisoras tradicionales. ¿Por qué? Su público es más joven y más activo en las plataformas sociales, especialmente en Twitter. Porque cada tipo de televisión cuenta con una red social predilecta. Porque, aunque se picotee por todas las redes, los gustos de cada espectador no casan igual con todas las redes.

– Twitter

La Sexta y Cuatro son los canales hechos para ti, tuitero. Necesitas acceder a la información rápido y comentar la actualidad con un sólo clic. Además, disfrutas comentando sin piedad los realities, talent shows, docushows y sucedáneos. De Pesadilla en la Cocina a Quién quiere casarse con mi hijo. Porque información y reality show no es incompatible y menos en Twitter que, en cierto sentido, transforma todo en una especie de reality interactivo.

Como consecuencia, la emisión convencional crece a través de la red social del pajarito. Es más, potencia la experiencia del consumo colectivo, que se estaba perdiendo. Un universo perfecto para fans de la pequeña pantalla basada en la realidad, ya sea desde la seriedad informativa o desde el ámbito del entretenimiento más cómico, donde el espectador participa con sus memes, parodias y gags propios.

– Facebook

Utilizas Facebook para descubrir lo que ha sucedido en la tele y debatir con otros usuarios, pero sin demasiadas prisas. El comentario en tiempo real no es lo tuyo y cuentas con más paciencia a la hora de consumir contenidos.

Facebook es la red social más poderosa y en la que están los espectadores más tradicionales. De ahí que Facebook congregue los mayores “me gusta” en cadenas con público más adulto. En este sentido, Facebook es perfecto para enterarse de lo que se cuece en formatos como Sálvame o El Programa de Ana Rosa. El espectador acude a curiosear, siendo menos activo que en Twitter. Participa, sí, pero más desde un lado voyeur donde no hay que discurrir un tuit ingenioso, sólo basta con dar al botón de “me gusta” y pinchar en el enlace o foto.

– Instagram

Es la red social en alza. Y es perfecta para los adictos a series, pues en ella han encontrado refugio los actores. De Paula Echevarría (@pau_eche) a Pablo Rivero (@pabloriverooficial). Los intérpretes saben que es la plataforma ideal para promocionarse, sí, pero sin meterse en líos con tuits o reflexiones que propician polémica, o se pueden sacar de contexto. Solo se necesita una foto. Al poder ser, bonita.

Así, en Instagram, los actores comparten imágenes de sus rodajes, posados con otros compañeros de sus series e intríngulis de su vida privada. Todo un apasionante contenido extra para los espectadores de cada ficción, que en esta red social encuentran entresijos de la trastienda de los rodajes y, además, pueden descubrir trucos de sus producciones favoritas. Incluso comentar (o criticar) el capítulo de marras justo en la foto que ilustra, con filtro Amaro, el día en el que se rodó.

– Youtube

Disfrutas con el espectáculo a lo grande. Y necesitas revivir los momentos memorables de tus programas favoritos. Después de la emisión, te sumerges en Youtube en la búsqueda y captura de la actuación que te ha emocionado o sorprendido. Deseas el revival de esas ocurrencias televisivas que te han dejado con la boca abierta.

Las puestas en escena de las imitaciones de Tu cara me suena, los tartazos de Silvia Abril o los experimentos de El Hormiguero son claros ejemplos. De hecho, el programa de Pablo Motos cuenta con fieles seguidores que también crean sus propios contenidos en Youtube, como Foro Hormiguitas. Sucede lo mismo en la televisión internacional, sobre todo con el Tonight Show de Jimmy Fallon o el show de Ellen DeGeneres, donde los espectadores más fieles realizan un segundo visionado de sus formatos favoritos en Youtube.

– Vine

Lo tuyo son los vídeos breves. No más de seis segundos en los que comprimes frases, normalmente delirantes. Esas salidas de tono que te dejan los personajes de formatos como Gran Hermano o Supervivientes. Y lo inmortalizas aunque sea grabando la pantalla del ordenador con la misma cámara de tu móvil. No importa el encuadre, lo crucial es preservar el delirio de turno.

De esta forma, Vine se ha convertido en una nueva forma de zapear por el surrealismo televisivo y, además, verlo literalmente en bucle. El motivo: cada vídeo se repite automáticamente. Sin fin, haciéndolo aún más adictivo (o cómico).

– Snapchat

Te gusta la música y eres de los pocos que encuentra la hora en la que ponen videoclips en la parrilla de MTV. De hecho, MTV ha sido un canal precursor en incorporar Snapchat como forma de interacción directa con los espectadores.

También es una red utilizada para estar al tanto de la saga Shore. Porque Snapchat es la ventana social que parece hecha a medida de los participantes del más famoso reality de la cadena, ahora con el nombre de SuperShore, pues lo que compartes en Snapchat se autodestruye. Desaparece. Se esfuma. Y a este elenco de participantes les viene muy bien eso de que se borren las pruebas digitales en su universo de fiesta, ligues volátiles y desfase perpetuo.

– Periscope

Las grandes competiciones son lo tuyo. Quieres colarte en estos rimbombantes eventos y charlar con tus propios ídolos. En riguroso directo, claro. Ya sea en el ámbito deportivo (Piqué y Casillas han protagonizado uno en los últimos días) o en el show eurovisivo.

En esto último, Periscope es una herramienta imprescindible. Ya aprovechó esto de hablar por una cam la pionera Ruth Lorenzo. Y ahora también Barei, que resuelve las dudas a los eurofanes a través de esta particular red social que te permite retransmitir a todo el planeta estés donde estés con simplemente un clic.

Además, Periscope es una aplicación muy interesante como apoyo de la televisión tradicional. Así lo han hecho Irene Mahia y César Vallejo, de RTVE.ES, que han aprovechado su estancia en la eurovisiva ciudad de Estocolmo (con motivo del rodaje de un documental) para compartir las entretelas profesionales de su viaje con los más fieles de @eurovision_tve. Eso sí, no se han quedado en la emisión convencional y, demostrando su instinto televisivo, han inventado un programa con entidad propia, #FindingABBA, un periscopoteshow en busca de alguno de los componentes del mítico grupo Abba por la ciudad sueca a través de pistas de las personas que se iban encontrando.

Prueba no superada, no se toparon con ningún intérprete oficial del Dancing Queen. Pero Mahia y Vallejo sí han logrado convertir a los usuarios de Periscope en partícipes de sus aventuras y desventuras durante este particular reto y, de paso, divulgar su trabajo desde la televisión pública. Y todo en vivo y en directo.

Porque gracias a Periscope sólo basta un móvil y una buena conexión a Internet para retransmitir una idea cómplice a todo el planeta. Ese es el valor de las redes sociales, sea cual sea tu favorita y bien utilizadas, pueden ser una arma de invasión creativa para enriquecer la televisión.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Ellen DeGeneres: así triunfa en Twitter (tú también puedes hacerlo)

Los 10 mandamientos del tuitero televisivo

> Los 3 errores de las cadenas de TV en las redes sociales

> 22 vías de acción para la supervivencia de TVE

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

> Youtube: la plataforma desaprovechada por la TV en España

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter