Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Quiero ser monja’: así aprende un docushow de la religión

10 abril 2016 - 22:41 - Autor:

La religión ha llegado al género del docushow en España con Quiero ser monja. Un programa de Cuatro, producido por los mismos responsables de Quién quiere casarse con mi hijo, Pesadilla en la cocina o Un príncipe para tres princesas. Aunque el gran acierto es que se aleja del tono surrealista de este tipo de formatos para realizar un reality desde el respeto que merece el tema.

Quiero ser monja no es un documental, pero tiene mimbres de documental. Quiero ser monja no es un reality, pero cuenta con trazos de reality. Quiero ser monja no es un programa de testimonios, pero utiliza elementos del programa de testimonios. Y ese es su acierto, pues coge lo mejor de estos géneros televisivos para crear un show de prime time que divulga la situación a la que se enfrentan varias jóvenes que se han encontrado con una vocación a contracorriente de los cánones establecidos en nuestra sociedad.

De esta forma, con una tranquilidad argumental que no acostumbran los programas de estas características, el formato de Cuatro dibuja las tramas y temperamentos de cada una de sus protagonistas. La fiestera, la chica con novio, la posible concursante de La Voz, la que le encanta abrazar árboles. Y el choque que sufren al enfrentarse a las reglas del juego. Ahí está el conflicto principal del programa, en el que no hay sorpresas. Lo típico: dolor porque se les confisca el móvil, trauma por la austeridad de las habitaciones y crisis por el despojo de sus ropas caras.

Pero, en realidad, las gran revelación del programa son las monjas, que transmiten una acogedora luz. Lo fácil del formato hubiera sido pintar histéricos conflictos desde el minuto uno, meter soniquetes para parodiar a las jóvenes del casting e introducir malos rollos más bruscos, pero la productora ha dejado a un lado la tensión de manual o el humor más básico porque ha entendido que por si misma es más poderosa la historia: ya que despierta debate, dudas y curiosidades en el público.

Por eso mismo, ha sido inteligente narrar la nueva vida a la que se enfrentan las aspirantes a monjas a través de la paz de convento, aderezada por el dinamismo televisivo que aportan un puñado de músicas de catequesis. No todas seguirán ese camino religioso, pero lo que es seguro es que todas aprenderán y hasta derribarán prejuicios. Las aspirantes a novicias, las propias monjas e incluso los espectadores de Cuatro.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

El truco televisivo de Chicho que sigue vigente hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

8 peculiaridades de los decorados televisivos cuando aún no hay pantallas de Led

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

El derribo de los Estudios Buñuel: fotos y 22 vídeos de su historia en TVE

Así infravaloran las cadenas españolas el poder de Youtube

Las debilidades y fortalezas de la nueva imagen de La Sexta (VÍDEO)

14:30 - Autor:

La Sexta (laSexta) ya tiene nueva imagen de marca. Nuevo logo más a tono con su tiempo y la actual identidad del canal, sin perder parte de la esencia que ha identificado a la emisora verde desde sus inicios.

Una evolución que mantiene el característico color, los rasgos de su icónico seis hexagonal e incorpora unos trazos más urbanos y una tipografía más periodística (acorde con el imaginario del periodismo clásico), que casa con la evolución de la cadena como referente de información.

Esta nueva tipografía con serifas, que posee distintas variantes, desde Light hasta Black, se ha creado a partir de la Amasis (Extrude) para generar un efecto de sombra en el texto que se vea mejor en pantalla.

Un logotipo más dinámico, e incluso más hipster, perfecto a la hora de trastear con sus trazos en pantalla. Lo malo: es un logotipo menos definido que su predecesor. El anterior contaba con la fortaleza de que era una marca atemporal, este se centra en unas tendencias del diseño actual que pasarán más pronto que tarde de moda.

En este sentido, se ha roto con la tradicional caja verde (que encerraba el seis y permitía que no se empastara las líneas del número con los fondos en emisión) para apostar por una mayor coherencia con la continuidad del resto de canales de la familia Atresmedia. De hecho, ha sido creado por el propio Departamento de Imagen y Creatividad de Atresmedia, dirigido por Juan Ramón Martín Muñoz, en colaboración de la compañía francesa especializada en marcas Gédéon.

Y, como es lógico, esta evolución de la imagen corporativa de La Sexta se extiende a todos los elementos de continuidad: autopromos, cortinillas, pathfinders, identificadores, mosca (logo en pantalla), micrófonos… Que podremos ver ya desde hoy en emisión.

Además se ha creado una interesante familia de pictogramas que identifican los diferentes programas y áreas temáticas. Es el mayor acierto. El espectador, a un golpe de vista, sabrá que ese programa es ‘marca Sexta’. No son programas estancos, están unidos bajo un mismo paraguas corporativo. Ahora se identificarán aún más rápidamente los diferentes formatos con el ADN de una cadena que ya cuenta con una estrategia de programación muy bien definida, en donde es fácil ubicar los pilares que sustentan su parrilla.

Con este rediseño, La Sexta genera un acontecimiento mediático que mantiene viva la cadena en su décimo aniversario. Su nuevo logo ya no tiene la ventaja de desprender una personalidad atemporal como el predecesor pero, con su implantación, La Sexta sigue ganando en posicionamiento de marca: como cadena a la vanguardia, que conecta con un público a la última, que es crítico, que está informado, que no teme los cambios y que, sobre todo, se siente moderno e incluso algo hipster.

> Las lecciones aprendidas en los 10 años de vida de La Sexta

@borjateran

Y ADEMÁS…

> 7 aciertos televisivos de la línea editorial de La Sexta

5 lecciones que un futuro periodista debe aprender de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias

> Lo que tienen que aprender las facultades de Comunicación de Salvados

Los 7 parecidos entre ‘Sálvame’ y ‘La Sexta Noche’

Buenafuente: así traslada la excitación de un gran musical a un plató de TV (VÍDEO)

4:04 - Autor:

Tal vez por prisas. Tal vez por falta de tiempo de ensayo. Tal vez porque la televisión se olvidó de lo que significaba la televisión en su máxima expresión. En los últimos años, se ha perdido una de las esencias clave en los programas de entretenimiento: la calidad en la realización visual como aliada crucial para contagiar emoción en el espectador.

Porque, como en la ficción, cualquier tipo de formato no debe relegar la fuerza visual a la hora de contar una historia. Pero nos hemos acostumbrado, y hasta ya nos parece normal, que las constantes actuaciones musicales en la televisión de España se retransmitan a golpe de planos de cámara improvisados. Lejos quedan aquellas épocas en las que lo habitual era que estudiara cada actuación antes de ser grabada y se planificara de forma armónica y efectista para que entrara por los ojos del espectador sin fisuras, a través de una narración coherente y cargada de detalles. Ahora, en cambio, la intuición del directo y la casualidad mandan.

Aunque en televisión la mejor improvisación es la que está ensayada. Y eso se nota en el resultado final de cualquier show. Un ejemplo de perfección en imagen son los programas de Buenafuente. Los formatos de la compañía del cómico catalán, El Terrat, han destacado históricamente en puesta en escena, iluminación y realización. También en su actual etapa en el canal #0 de Movistar+ con Late Motiv.

En este sentido, la realización del talk show es impoluta y cobra especial energía en las actuaciones musicales. Esta semana, sin ir más lejos, el equipo de realización ha logrado un trabajo sublime a la hora de trasladar la energía del musical Sister Act a su plató. No sólo incorporando proyecciones de vidrieras en las grandes pantallas o atrezzando la escena con contundentes velas, el acierto ha estado en que se ha entendido la historia del número que interpreta el elenco de monjas.

Así, el realizador ha diseñado una coreografía de planos que nos muestran las expresiones y reacciones de todas las protagonistas en el momento preciso. Del primer plano de la novicia tímida a la ebullición de ese instante en el que el convento se entrega a los placeres del baile. El realizador no va por detrás de lo que está sucediendo, llega a tiempo e incluso se adelanta, dibujando la trama a través de las miradas de las protagonistas y de sus movimientos, dosificando la información con técnicas de la narrativa cinematográfica clásica.

Por eso mismo, esta actuación es toda una lección de como debe de ser la televisión. La televisión que no se queda en la superficie, la televisión que perdura en la retina del espectador. Una propuesta, en contenido y continente, que está al nivel de formatos internacionales como The Ellen DeGeneres Show.

> Ellen DeGeneres: así triunfa en Twitter (tú también puedes hacerlo)

@borjateran

Y ADEMÁS…

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

El truco televisivo de Chicho que sigue vigente hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

8 peculiaridades de los decorados televisivos cuando aún no hay pantallas de Led

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

El derribo de los Estudios Buñuel: fotos y 22 vídeos de su historia en TVE

Así infravaloran las cadenas españolas el poder de Youtube

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter