Saltar al contenido

« ver todos los blogs

5 lecciones (televisivas) que ha dado el estreno de ‘Supervivientes 2016’

22 abril 2016 - 1:44 - Autor:

  • ‘Supervivientes’ ha sido lo más visto del jueves con 29% de share, mejor estreno de los últimos 8 años. Analizamos sus claves del éxito:

En Telecinco saben que no hay tiempo que perder. Ha terminado Gran Hermano y ya está aquí Supervivientes. El programa de náufragos ya no va tanto de aventureros, ahora se prioriza la presencia de seudofamosos con ganas de dar qué hablar al público más fiel de la cadena. Los vips reales prefieren no correr el riesgo de abrir la puerta al universo friki, así que el casting se realiza, básicamente, en los pasillos de Mediaset. Que si una madre de ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, que si Yola Berrocal, que si un ex concursante de GH con un bañador poligonero, que si el Dioni, que si Tamara-Yurena, que si Mila Ximénez… Y todos a lanzarse del helicóptero. Momento de impacto con esa maldad natural de ver sufrir un ratito al prójimo. Pero, por lo de más, nada nuevo más allá del casting previsible. Eso sí, el formato sigue funcionando como un reloj porque demuestra cinco virtudes cruciales para el triunfo en televisión.

1. La cadena por encima del formato

Mediaset tiene muy bien engrasada la máquina de su tele-realidad. Son reconocibles para el público, no dan tregua e incluso se interconectan entre sí. Si Gran Hermano contó con Carlos Lozano, ahora la novia de Carlos Lozano participa en Supervivientes y Lozano la defiende en plató. La retroalimentación de la cadena no sólo radica en los conflictos que salpican casi todos los programas de entretenimiento, también en el intercambio de rostros. Ya sean ex tronistas de Mujeres y hombres y viceversa o colaboradores estrellas de Sálvame. Y todo con una línea visual muy parecida, con presentadores que son fichajes de larga duración y que el espectador identifica cual sinónimo de Telecinco. La cadena y su universo están por encima de cualquiera de sus programas, y eso da un apoyo de interés extra a cada estreno.

2. Culebrón con música de fondo

Supervivientes es un culebrón. Una especie de Yo soy Bea con niñera incluida. Porque aquí no falta ni la niñera. En concreto, la niñera de Chabelita, Dulce, toda una folclórica revelación (algo se le habrá pegado de Isabel Pantoja). Tampoco falta la que podría ser la prota de una telenovela latinoamericana sobreactuada, la novia de Carlos Lozano, Miriam Saavedra. Y ahí están los dos tortolitos (Miriam-Carlos), vía satélite, diciéndose melosamente lo mucho que se echan de menos y lo que se quieren. La ñoñería se recalca con música de fondo en un programa que no olvida dibujar los conflictos incluso antes de que realmente se produzcan. Ya se lo ha dicho Jorge Javier Vázquez a Carlos Lozano: “sabes que ya están todos en contra de tu chica”. Empezamos bien.

3. Guion bien estructurado que parece pura improvisación

La mejor improvisación es la que está ensayada. Y Supervivientes lo evidencia. Es un formato perfectamente estructurado. Y lo dicho, hasta los conflictos parecen bien definidos de antemano. Después ya surgirán otros, pero, como en una serie, es importante apuntar las posibles tramas incipientes (este va a estar enemistado con esta, estos dos se gustan…) desde el primer episodio. Para tener al público ojo avizor desde el estreno.

4. Tomarse muy poco en serio

El programa no tiene miedo al gag. Tampoco a bordear los límites de lo políticamente incorrecto. Y lo hace desde el buen rollo, no desde la intensidad impostada. Aunque se pongan intensos, existe una cierta ironía en cada momento, que relativiza todo, se ríe y es travieso. El humor es una de las claves del éxito actual de Supervivientes.

5. La importancia de un presentador que escucha y juega

En todas las anteriores características, la figura del presentador es esencial. Supervivientes tiene al que probablemente es uno de los mejores de nuestra televisión actual: Jorge Javier Vázquez. Porque escucha, va por delante del guion y está atento a lo que sucede: engrandece el formato con cada comentario, con cada movimiento, con cada salida de tono. Porque es la antítesis del presentador perfecto: es corrosivo, socarrón, algo irreverente y muy inteligente. Juega con cada participante, lanza pullas que conectan con la complicidad del público y saca una rapidez de reflejos que enriquece cualquier programa que presenta. Vázquez es el pilar de Supervivientes y un ingrediente trascendental para el show. Sin él, el formato sería otro. Jorge Javier representa la televisión de autor, que deja huella.

Las armas de Telecinco para liderar las audiencias

@borjateran

Y ADEMÁS…

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Tres locuras que son claves en el éxito de ‘El Hormiguero’ y que puede que no sonaran tan bien al principio

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter