Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Muere el actor Ángel de Andrés, inolvidable ‘Manolo’ en ‘Manos a la obra’

4 mayo 2016 - 17:39 - Autor:

El actor Ángel de Andrés ha fallecido, a los 64 años, según ha anunciado la Unión de Actores en su cuenta de Twitter.

Conocido por su papel en la exitosa serie de Antena 3 Manos a la Obra, donde interpretaba a Manolo, junto a Carlos Iglesias, Andrés desarrolló una extensa trayectoria todoterreno: en televisión, teatro y especialmente en cine.

Ya con sólo cuatro años realizaba cameos en Televisión Española, en unos recién inaugurados estudios del Paseo de La Habana. Apuntaba tempranas maneras como actor. Su futuro estaba escrito y dio el salto a la pantalla grande, trabajando en reputadas cintas como La Celestina de Gerardo Vera, El perro del Hortelano de Pilar Miró o dando vida al marido de Carmen Maura en la icónica ¿Qué he hecho yo para merecer esto? de Almodóvar.

Su última gran aparición en la televisión fue metiéndose en la piel de Clemente VII en Carlos: Rey Emperador de TVE. También le habíamos visto en series como Cuéntame o Pelotas, aunque siempre será recordado por su trabajo en Manos a la obra y su particular forma de gritar a su inseparable compañero de chapuzas Benito. ¡Beniiiiiiiiiiito!

 otros temas de hoy

Un año sin Jesús Hermida: el valor que aportó a la TV

 

 

Atresmedia pone fecha a la segunda vuelta del ‘debate decisivo’ a cuatro de la campaña electoral

13:17 - Autor:

Atresmedia ha propuesto formalmente a los cuatro principales partidos políticos la reedición de ‘El debate decisivo‘ a cuatro. El próximo 16 de junio es la fecha que se baraja para esta especie de segunda vuelta, en la que podría estrenarse Mariano Rajoy. En el transcurso de la mañana, minutos después del comunicado de Antena 3 y La Sexta, también TVE ha expresado su intención de organizar otro debate a cuatro y uno a siete.

7D: el debate decisivo’ inauguró una nueva forma de hacer debates políticos a nivel nacional y logró congregar a un espectacular 48,2 por ciento de share y 9.233.000 espectadores.

Ana Pastor y Vicente Vallés moderaron este encuentro con un estilo más dinámico de lo que acostumbraban hasta el momento los debates electorales en la televisión en España. Antena 3 y La Sexta rompieron, de esta forma, con el lenguaje visual de los cara a cara electorales tradicionales, con estructura encorsetada, que parecía una sucesión contrarreloj de monólogos prefabricados.

Y ese ha fue el gran acierto de Atresmedia: recuperar cierto ADN del periodismo en los debates electorales y no caer en la trampa del guion cerrado que pretenden marcar los directores de campaña. Sin miedo a contar con periodistas-moderadores con margen para repreguntar y contrastar datos que contextualizan argumentos lanzados a los espectadores y, además, insistiendo para que ningún ponente se perdiera en rodeos.

Una viveza que también Atresmedia introdujo a través de la realización visual de la retransmisión, con constantes planos con un cierto movimiento que otorgaban más emoción televisiva al encuentro. Por primera vez, no se ha quedado la imagen pactada en un plano fijo del orador de turno para, en ese sentido, aportar la reacción en directo del resto de contrincantes políticos. Así, Atresmedia  enriqueció la narrativa audiovisual  de un encuentro en el que siempre es tan importante la comunicación verbal como la no verbal.

Y todo sin atriles, la más inteligente revolución de la puesta en escena del pasado 7D. Los políticos no tenían barrera en la que protegerse, sólo una pequeña mesita (para guardar apuntes y cartulinas con gráficos) y una silla, en la que mejor no sentarse para no denotar el cansancio, un gran enemigo.

Ahora el debate decisivo tendrá secuela. Será un formato más complejo a nivel político, pues todos los candidatos ya vienen más resabiados y han aprendido del golpe publicitario que lanzó Pablo Iglesias en su minuto final, con su control de las argucias de la dialéctica televisión. No se quedó en el olvidable discurso político tópico y lanzó un mensaje publicitario-emocional al más puro estilo de Coca Cola en sus 60 segundos de cierre, un tiempo catódico en el que indudablemente ganó cientos de votos.

Este miércoles, de nuevo, Atresmedia ha vuelto a reaccionar con rapidez, lanzando su segunda propuesta de debate decisivo e impulsando la marca de compañía comprometida con su tiempo. ¿Aceptarán los partidos esta vez el reto? Seguro que sí, pues los responsables mediáticos de las campañas electorales saben que el marketing de la política pasa más que nunca por la televisión de prime time.

El debate decisivo: la 7 claves que están regenerando la política en TV

Un año sin Jesús Hermida

9:16 - Autor:

No siempre existieron programas matinales en nuestra televisión. Hubo un tiempo en el que una estática carta de ajuste reinaba por las mañanas. Porque la televisión dejaba de emitir. No abría las 24 horas.

Y fue Pilar Miró quien encargó a Jesús Hermida el primer programa matinal de TVE. El carácter y estilo personal del periodista, unido a la visión del realizador Luis Melgar, supieron construir, de la nada, un formato matutino a tono con nuestra idiosincrasia.

La experiencia previa de Hermida como corresponsal en Nueva York sirvió para importar elementos de la televisión norteamericana, pero también adaptarla a las circunstancias españolas, asentando unos sólidos pilares de los que continúan alimentándose los magazines de las cadenas privadas, incluso Sálvame. Porque Hermida ya ideó los debates vivos, los sainetes en directo y las salidas (y entradas) “improvisadas” al plató.

En la tele que nos está tocando vivir en la actualidad, probablemente, Jesús Hermida sería rechazado a la primera de cambio por más de un director de casting. ¿Por qué? Por su exagerada gesticulación, por su verborrea que se sale de los cánones de la solvencia o por su indomable flequillo. Rechazado por su personalidad propia. esa que le convirtió en tan parodiado e imitado. Tan inolvidable.

Jesús Hermida logró el objetivo: convencer al público a ver la tele por la mañana en 1987. Lo consiguió creando un programa con mirada y carácter, que además fue una cantera de rostros populares. Los lenguajes televisivos han cambiado, aunque Hermida ya entendió la importancia de que los programas fueran corales, para enriquecer su particular revista de actualidad con un desfile de rostros y secciones.

Después fichó por Antena 3. La noticia impactó a la sociedad. Se iba de TVE. En la cadena privada realizó diferentes formatos de debate con menor éxito (El programa de Hermida, La noche de Hermida, Hermida y Cía) hasta terminar siendo nombrado director del canal, su labor al frente de Antena 3 propulsó las audiencias, dotando a una cadena que nació demasiado ‘radiofónica’ de un mayor instinto televisivo.

En 2006, justo hace 10 años, regresó a TVE, su casa, donde retransmitió la llegada del hombre a la Luna y condujo formatos de calado como De cerca, Crónica 3 o Su Turno. Un retorno con el cometido de recapitular lo mejor de los cincuenta años de la cadena pública en el programa La imagen de tu vida, que conmemoraba el aniversario de Televisión Española. Era el rostro perfecto para presentar este formato especial, pues su experiencia catódica ejemplificaba una de las claves de la historia de nuestra TV:  la pasión. La pasión que siempre es comunicada mejor si se hace desde la más enérgica personalidad propia.

6 contenidos que eran habituales en los programas matinales y que se han extinguido (por suerte)

> Lo que debe aprender TVE de su propia historia

@borjateran

> Y ADEMÁS…

La fortaleza frágil de Pilar Miró

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

4 programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

La demolición de los Estudios Buñuel ya es una realidad: 22 inolvidables vídeos de su historia

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter