Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Eurovisión 2016: lo mejor y lo peor (a nivel televisivo) de la primera semifinal

10 mayo 2016 - 23:06 - Autor:

La tecnología ha impregnado Eurovisión 2016. Así lo ha demostrado la primera semifinal, celebrada esta noche, donde los suecos ha demostrado que son unos maestros a la hora de organizar grandes espectáculos televisivos.

El arranque ha sido espectacular. Con el ganador del pasado año, Måns Zelmerlöw, interpretando su canción “Heroes con una emocionante novedad: su compañero virtual se ha convertido en un niño de verdad, que incluso ha salido volando hacia el cielo del Globen Arena. Aunque el gran colofón de la actuación ha sido cuando se ha caído la pared y han aparecido una legión de niños desfilando. Como no podía ser de otra manera, para ser fiel a la actuación original.

Y comenzó la gala y vimos el esperado escenario en todo su esplendor. Con mucho pantallón de Leds, aunque no tan innovador como el de hace dos años, en Copenhague. El problema de este escenario está en que, a pesar de su grandilocuencia, es más conservador en las líneas con unas proporciones que empequeñecen a los artistas en el ojo del espectador durante los planos generales, favoreciéndose de esta peculiaridad aquellas candidaturas que han optado por reducir visualmente el escenario a través de la iluminación o decorados portátiles propios, como Rusia. Los escenógrafos suecos han pensado más en un escenario para un show de las características de MTV, que se llena de multitud de bailarines y músicos, que un Eurovisión con un tope de seis personas en el set. En este sentido, la realización no ha ayudado porque se ha enamorado de los repetitivos grandes planos generales que lucen el despliegue escénico de los organizadores del eurofestival pero que convierten a los cantantes en inexpresivas hormigas a larga distancia.

Pero Eurovisión sigue evolucionando y demostrando su buen estado de salud, ahora ha ganado ritmo y más personalidad de talent show moderno. Con remozados grafismos de banderas de cada país (que no parecen evidentes banderas), tras las postales que presentan a golpe de vista a cada candidato.

Los suecos han impulsado este Eurovisión 2016 a tono con su tiempo. Y la mayor parte de los países han puesto mucho de su parte para que el show triunfe, sacando su artillería pesada y ofreciendo unas puestas en escena muy trabajadas. Espectacular Armenia, realizando casi un videoclip en directo con una milimetrada coreografía de planos detalle, algunos muy artísticos, y con un efecto que multiplica a la propia cantante en numerosos clones. O el mapping de Rusia, con su cantante escalando un excéntrico universo virtual con una escalera que no se ve. Hasta terminar en lo más alto de la estructura, reinando sobre un pabellón atardeciendo. Sin olvidar, las proyecciones transilvánicas de Islandia que,sin embargo, no ha pasado la criba de la semifinal.

Ha sido la velada de los favoritos de Eurovisión, en donde también hemos podido ver un adelanto de los ensayos del Big Five, con los países del núcleo duro de la UER que tienen pase asegurado a la final. Ahí está Barei, intentando demostrar su talento entre mucha luz y mucho plano general de un show que entiende la esencia que debe desprender un programa musical en televisión para conquistar al espectador: generar un acontecimiento con hits narrados con una historia atrayente a través de los engranajes de la televisión.

Porque Eurovisión se ha convertido en un reto para las televisiones europeas (y parte del extrarradio europeo) a la hora de probar y experimentar con las narrativas audiovisuales. De hecho, esta noche, hemos visto como se han conjugado los trucos escénicos más antiguos con las últimas posibilidades tecnológicas. Los hologramas y las proyecciones vuelve a estar de moda, aprovechando el led y el mapping.

La primera semifinal ha aprobado con nota, generando debate entre el público y logrando un espectáculo televisivo en su máxima expresión gracias a la fusión de la música, televisión y redes sociales. Eurovisión ya es casi es la Super Bowl europea. Pero sin la necesidad del tirón de un deporte rompe-audímetros, que eso tiene más mérito. Sólo con la fuerza de la televisión y la música.

> 7 factores que debe tener en cuenta TVE para no hacer el ridículo en ‘Eurovisión’

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los motivos que demuestran que Eurovisión no es una horterada

El error de la gala de elección de representante de Eurovisión

Chikilicuatre: así se convirtió en el mejor producto de España en Eurovisión

 > Lo que TVE debe aprender de su propia historia

Eurovisión 2016: debilidades y fortalezas televisivas de la actuación de Barei (en el ensayo)

19:38 - Autor:

La UER, la unión de las televisiones públicas europeas, ya no prima el efecto sorpresa en su festival. Eurovisión prefiere generar un apasionado debate entre los fieles seguidores de su song sontest. Lo logra mostrando los ensayos y este año, por primera vez, descubriendo en la noche de la primera semifinal los números del Big Five, los países del núcleo duro de Eurovisión que cuentan con puesto fijo en la final del sábado. Y ahí está Barei, representando con su talento a Televisión Española por España. Pero una filtración ha desvelado la actuación, grabada ayer, unas horas antes. Así que ya toca analizar la propuesta española. Al menos, durante los pases previos.

España ha optado por una actuación más tradicional (cantante y coristas) con una estructura muy parecida a la de la gala de selección previa que se celebró en Madrid. Se opta por primar el carisma de Barei, con su sello personal y característico baile de pies. Basta con una pequeña presencia de las coristas al fondo, un convencional juego de pantallas con luces y, sobre todo, el reconocible “estilo libre” de la artista, que incluso saluda al público como si estuviera en un concierto en la parte final del tema.

El clímax de la propuesta escénica es el tropezón de Barei, que cae al suelo. En ese instante, se deja al estadio en completa y silenciosa oscuridad. Su caída se trata de una metáfora de la vida misma, eso de caerse y volver a levantarse. Aunque lo que, en realidad, crea esta acción dramática es un inesperado golpe de efecto sorpresa en la audiencia para que la actuación se recuerde. Objetivo conseguido. Lo malo es que se trata solamente de un añadido dentro del tema en un festival en el que se definen muy bien las historias de cada candidatura. En este sentido, España puede pasar más desapercibida en comparación al resto, pues su propuesta parece una sucesión de ideas inconexas sueltas: haces de luz (los más desordenados de todas las propuestas vistas en la semifinal), fondos de pantallas que van y vienen, extraños planos de un coro que se enfoca pero casi no se ve (está en tiniebla), de repente una Barei duplicada porque se parte la pantalla en dos sin venir a cuento…. Ideas sueltas pero sin una línea argumental coherente.

Y eso es lo que hace que no parezca una actuación de Eurovisión y el espectador siente que algo falta. Porque en Eurovisión 2016 ya no se espera una propuesta de concierto al uso. Se espera un espectáculo televisivo global donde todas las posibilidades del escenario, la interpretación de los artistas y la realización visual están integradas y coordinadas para contar una historia, de principio a fin y con carácter propio, a través de la música… y la televisión, claro. Eso es lo complicado.

Pero Barei muestra una seguridad de matrícula de honor en el escenario, cuenta con un talento vocal excelente y la realización de la televisión sueca es buena. Sin embargo,  la versión del Say Yay! se transmite descafeinada porque faltan elementos en escena por parte de España. Al final, Eurovisión es conseguir un videoclip en directo, con un hilo argumental poderoso para que no parezca una actuación musical de un talent show al uso.

Lo bueno es que aún son ensayos y se pueden pulir detalles. Aunque ya es tarde para grandes modificaciones, porque Eurovisión permite perfilar las propuestas en los ensayos, pero no suele aceptar grandes variaciones o reinvenciones in situ a menos de una semana de la gran gala final, ya que es un espectáculo en el que todo debe estar milimétricamente medido y programado.

Por suerte, Barei tiene una buena canción, un talento indudable y demuestra una seguridad en el escenario muy a valorar. Esa es la gran fortaleza. Salvará el Say Yay! ella y su arte que está por encima del show. Aunque la gran debilidad está en que Eurovisión es un show y suele destacar aquel que sabe plasmar un concepto televisivo definido y consciente de su tiempo, donde los estilos personales de cada artista deben estar integrados de forma lógica con el conjunto de los componentes de la propuesta televisiva, como si fuera un todo unido: música, coreografía, luces, efectos especiales y realización. El sábado mejorará.

> 7 factores que debe tener en cuenta TVE para no hacer el ridículo en ‘Eurovisión’

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los motivos que demuestran que Eurovisión no es una horterada

El error de la gala de elección de representante de Eurovisión

Chikilicuatre: así se convirtió en el mejor producto de España en Eurovisión

 > Lo que TVE debe aprender de su propia historia

El error (con amianto) que está a punto de cometer TVE

2:25 - Autor:

Tras la venta y posterior demolición de los emblemáticos Estudios Buñuel, centro de producción clave en la televisión en España, TVE cuenta con un problema de escasez de platós para el desarrollo de sus funciones. De ser la gran factoría televisiva a quedarse sin estudios por una inestable gestión política. No sólo por la falta de Buñuel, también la propia sede de la cadena en Prado del Rey ha sufrido el cierre provisional de sus platós más antiguos debido a que están en pleno proceso de rehabilitación para borrar la presencia de tóxico amianto. Mientras tanto, los gestores de la cadena pública se ven obligados a alquilar estudios privados en las afueras de Madrid, pues, ahora mismo en Prado del Rey, sólo tienen operativo al máximo rendimiento el Estudio 5, donde se realiza La Mañana de La 1, Amigas y conocidas, Corazón y España Directo.

Un problema de falta de platós que puede servir como una oportunidad para reestructurar la sede de Prado del Rey, reorganizando todos los estudios con un modelo más sostenible, acorde con los nuevos tiempos. En este sentido, está diseñado un proyecto para construir nuevos platós en los terrenos existentes detrás de los Estudios 1, 2 y 3, una zona donde se derribaron diferentes naves obsoletas (almacenes de decorados, edificio de moviolas…). El proyecto consiste en levantar dos estudios de tamaño mediano (de parecidas dimensiones al Estudio 5, donde se hicieron, por ejemplo, Hostal Royal Manzanares, varias temporadas de Noche de Fiesta o El Club del Pizzicato). También, además, se podría sumar, más adelante, otro plató más amplio, de alrededor 1800 metros cuadrados, concebido para tomar el testigo del desaparecido estudio más grande de Buñuel, un espacio del que ahora TVE carece y que es necesario para realizar formatos como programas musicales o concursos.

Con este proyecto, TVE lograría abaratar costes de alquiler de platós (en la actualidad ha arrendado para MasterChef u otros programas como Historia de nuestro cine,, Flash Moda, El Debate de La 1 o La Aventura del Saber). Platós que, además, están dispersos en diferentes puntos de la comunidad de Madrid, encareciendo el producto y dificultando la logística y la producción propia. La sostenibilidad de TVE pasa por la unificación de la producción en un mismo centro, lo que favorece la posibilidad de realizar sinergias entre equipos humanos y técnicos, los diferentes programas y, de paso, eliminar gastos extras por alquileres y desorganización de sedes.

Sin embargo, una vez más, suena la idea de que se pueda dejar este proyecto en el cajón y optar por rehabilitar, de nuevo, los viejos Estudios de Color de Prado del Rey, platós número 10 y 11 de la corporación pública, que llevan años clausurados por contaminación de amianto. Estos dos platós, con 600 metros cuadrados cada uno, fueron inaugurados en los años setenta y son los primeros estudios donde se implantó la grabación en color en nuestro país. En su interior, se han realizado legendarios programas de nuestra historia de la televisión: La hora de Raffaella Carrá, El precio justo,¿Quién sabe donde?, Cine de Barrio o Versión Española, entre otros muchos.

En 2010, tras una profunda limpieza de las partículas de amianto en el inmueble, la dirección de la corporación decidió que estos platós 10 y 11 debían ser los primeros en disponer de tecnología HD. De este modo, se reformaron las instalaciones de los viejos Estudios de Color, incorporando nuevos controles técnicos con equipamientos de última generación en alta definición. Su estreno en HD fue por todo lo alto con La viuda valenciana, un dramático, bajo el sello del formato Estudio 1, protagonizado por Aitana Sánchez-Gijón, Fran Perea y Jorge Roelas.

Pero poco duró la aventura en HD: justo un año después, en febrero de 2011, tras sólo realizar 4 horas de emisión en Alta Definición durante el 2010 (teniendo capacidad para producir más de 100), se descubrió que las medidas aplicadas para erradicar el amianto habían sido insuficientes. Habían aparecido de nuevo partículas de amianto en las paredes, las pasarelas de iluminación y el falso techo de virutex. Sólo quedaba una solución: derribar los míticos Estudios de Color y en su lugar construir los nuevos platós. Pero ahí siguen en pie.

Los responsables de la cadena pública no deben olvidarse ahora del problemático historial de estos estudios. Acometer otra rehabilitación no tiene sentido cuando se puede llevar a cabo un nuevo complejo a tono con las necesidades del porvenir de TVE. Con los históricos estudios 1, 2 y 3 salvados, ahora es turno de completar Prado del Rey con un nuevo edificio sostenible e integrado acorde con las necesidades de una televisión pública europea del siglo XXI. Pero aún se puede caer en el error de optar por los parches ruinosos sin fin.

22 vías de acción para la supervivencia de TVE y su esencia

@borjateran 

Y ADEMÁS…

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

La demolición de los Estudios Buñuel ya es una realidad (fotos y vídeos de su historia)

La gran mentira de TVE

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

Cuando los partidos políticos no entienden la esencia de TVE

 

14 requisitos que cumples si eres un buen eurofan

2:01 - Autor:

Eurovisión es uno de los pocos fenómenos televisivos que cuenta con una legión de acérrimos seguidores con denominación de origen propia. Se llaman ‘eurofans’ y con su pasión hacen el festival más grande, movilizando las redes, generando efusivo debate y sobre todo transmitiendo una ilusión que traspasa fronteras. Viven el festival con una energía equivalente a las grandes retransmisiones futboleras. Porque ser eurofan es muy sufrido y conlleva peculiaridades como estas:

1. Antes de ver una actuación musical, sólo puedes pensar si funciona su puesta en escena y si está bien diseñada la realización televisiva. Más zoom, por favor.

2. Odias los trucos de magia. Ya tuviste suficiente con la tela naranja que hizo desaparecer a Soraya.

3. Tu cuenta de Twitter lleva las iniciales del festival (ESC) o, en su defecto, el prefijo (euro). Te sientes arte y parte del festival. Y quieres que la gente lo sepa.

4. Haces fiestas temáticas del eurofestival. Con sus banderas y su karaoke de Abba, claro.

5. Sabes cantar la canción de Serbia…. en serbio.

6. No te pierdes jamás las retransmisiones del Melodifestivalen, el gran show que elige el reprensentante eurovisivo de Suecia.

7. Tienes una ducha con luces Led incorporadas para cantar ‘Derrein Derrein’.

8. Dices palabras que nadie entiende como random, brillibrilli, bottom o schlager.

9. Coleccionas dossiers de prensa de candidaturas eurovisivas de países que no sabes ni dónde están.

10. No sabes quién es el presidente de tu comunidad de vecinos pero conoces el organigrama del departamento de festivales de TVE al dedillo

11. Te sientes experto, nivel avanzado, en estilismo, iluminación, escenografía y composición musical.

12. Cada ver que escuchas una canción en la radio, te preguntas si quedaría en buena posición en Eurovisión.

13. Pones a tus mascotas nombres de ex representantes españolas a Eurovisión. Como, por ejemplo, Pastora.

14. Y, por supuesto, cada ensayo de España lo vives como un drama, que autodenominas eurodrama. Dejas todo lo que estás haciendo para poder seguir, minuto a minuto, el desarrollo de los acontecimientos. Sufres más que Barei. No soportas pensar que tal vez no verás a España jamás ganar un Eurovisión.

> 7 factores que debe tener en cuenta TVE para no hacer el ridículo en ‘Eurovisión’

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Los motivos que demuestran que Eurovisión no es una horterada

El error de la gala de elección de representante de Eurovisión

Chikilicuatre: así se convirtió en el mejor producto de España en Eurovisión

 > Lo que TVE debe aprender de su propia historia

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter