Saltar al contenido

« ver todos los blogs

De La 1 a La Sexta: aciertos y errores de las cadenas este verano

31 Agosto 2016 - 9:16 - Autor:

Se terminó la programación veraniega. Empieza el nuevo curso televisivo. pero estas vacaciones dejan puntos fuertes y débiles de los que las cadenas deberán aprender de cara a ser más competitivas en la próxima temporada.

La 1

FORTALEZA

La cadena pública ha sabido convertirse en el emblema del espíritu olímpico, aprovechando los derechos de los JJOO como motor de su canal principal en un momento de baja producción de formatos identificables para el gran público desde TVE. Si bien, se podrían haber utilizado más el despliegue de estos Juegos Olímpicos de Río para potenciar la importancia y función de una desvirtuada marca de RTVE. Una  una oportunidad para intentar ganar adeptos gracias a la retransmisión deportiva, un género que por sí solo no fideliza espectadores. El público consume el deporte de su interés y con las mismas, cuando acaba, se va de la emisora. Una contraindicación para la inversión que se puede paliar envolviendo las emisiones de los Juegos Olímpicos con acciones creativas especiales para generar curiosidad por rostros y contenidos diarios de la cadena.

DEBILIDAD

Al no depender de ingresos publicitarios (que bajan en vacaciones, como sucede a las privadas), Televisión Española debería exprimir el verano para probar nuevas apuestas. De esta forma, con las cadenas comerciales en horas bajas de contenidos, La 1 podría desarrollar una parrilla atractiva que sembrara nuevos formatos de cara al curso televisivo. En cambio, excepto las emisiones olímpicas, la primera cadena sigue con una programación asentada en pilares que funcionan prácticamente por inercia y que no generan expectativas en el espectador. El verano era un buen momento para probar, inventar e incluso reinventarse. La programación no se comunica bien y pasan desapercibidos buenos espacios como Trabajo temporal, donde rostros populares aprenden un empleo.

Antena 3

FORTALEZA

Antena 3 sigue demostrando que cuenta con un público fiel en ficción.  Por su catálogo de series y, además, por su tradición en la emisión de cine y telefilmes. Y lo ha aprovechado. En el periodo estival, la cadena de Atresmedia ha sido inteligente al sacar producto de ficción extranjera que, aunque ahora no es masivo en España, sí que brilla en la emisora en épocas de menos competencia. A pesar de que series como SuperGirl se han tenido que emitir en maratones de capítulos seguidos para llenar el horario del eterno prime time español.

DEBILIDAD

La producción de Antena 3 está falta de directo en verano que haga que se hable de la cadena en la calle, lo que fortalece el espíritu de Telecinco de cadena pegada al entretenimiento de actualidad. En vez de apostar por reposiciones de El Hormiguero u optar por llenar todos los horarios de máxima audiencia de ficción, Antena 3 podía haber dado luz verde a algún que otro pequeño programa pretendidamente veraniego para impulsar su identidad marca como cadena generalista frente a unas cadenas rivales en horas bajas. Especialmente en el access prime time para proteger a ese público fiel de la franja de Pablo Motos e impedir que suban ofertas rivales, como First Dates de Cuatro (producto que puede hacer pupa a partir de septiembre). Hay formatos de bajo coste muy resultones. No obstante, su fórmula de centrarse en ficción ha funcionado a nivel de rentabilidad y cuota de pantalla en un tiempo en el que los calores dispersan a la audiencia.

CUATRO

FORTALEZA

Mediaset utiliza las vacaciones para asentar productos que destacan en la parrilla de Cuatro. Es el caso de First Dates, un programa de entretenimiento que ha sorprendido por su habilidad de retratar -con sus grandezas, miserias y sobre todo con mucho humor- el identificable universo de las citas a ciegas. También para lanzar productos nuevos como en En el punto de mira o la nueva temporada de Hermano Mayor.

DEBILIDAD

Los programas de Cuatro cuentan con temporadas demasiado cortas, cambian constantemente y el espectador no termina de asimilar la oferta. 21 días dura poco, En el punto de mira dura poco, Hermano Mayor dura poco… Con esta fórmula, es difícil enganchar a la audiencia. Esto se podría paliar creando un formato contenedor, siempre en una misma franja horaria, que organizara programas del mismo género. Por ejemplo, docushows en los viernes bajo una denominación clara. Como se hace tradicionalmente con el cine. Emblemas como La película de la semana o El taquillazo son marcas pensadas para que el espectador sepa que en un determinada hora, día y cadena se proyecta una “buena” película.

TELECINCO

FORTALEZA

Son los maestros del magazine popular. Y, en este sentido, no bajan la guardia en verano. No cierran sus grandes formatos como Sálvame en vacaciones. Al contrario, los potencian. La gente habla de Telecinco en la calle, un canal que ha aprovechado los últimos coletazos de agosto para probar  con inteligencia un nuevo formato que ha servido para impulsar su media mensual, que iba muy igualada con Antena 3, y sembrar interés de cara al arranque de la nueva temporada. Ha sido con Las Campos.

DEBILIDAD

Se ha evidenciado que los estrenos de series extranjeras en Telecinco no tiran. También  ha ayudado que eran bastante malas, pero su público está habituado más a la producción propia española y ahí también la audiencia ha dado un toque de atención. A pesar de que ha sido un verano con muy poca competencia en lo que se refiere a programas, la apuesta por un espacio como Hable con ellas no ha alcanzado las expectativas esperadas. Se ha puesto en evidencia que el público de Telecinco es fiel pero que no se conforma con todo: es importante el carisma de los presentadores, colaboradores y los contenidos. Sin reality, Mediaset se ha quedado sin tramas poderosas que sólo han sido salvadas por la identificación que despiertan Las Campos.

LA SEXTA

FORTALEZA

Como Telecinco, la cadena verde mantiene sus grandes franjas en directo. Si Telecinco es entretenimiento del corazón de la tele-realidad, La Sexta es sinónimo de información, debate y análisis. Así el canal del seis continúa como referencia informativa durante todo el curso. Más aún en este año tan marcado políticamente. El espectador sabe que si sucede un acontecimiento relevante, ahí estará La Sexta para contarlo. Porque tiene capacidad de reacción y, además, cuenta con profesionales creíbles y con mirada propia que generan una complicidad especial con la audiencia del canal, como Cristina Pardo.

DEBILIDAD

El problema de La Sexta está en que, a nivel visual, la cadena se convierte en monótona en vacaciones. Esta debilidad se puede paliar introduciendo nuevos grafismos y elementos escénicos, más a tono con el verano, que “refresquen” un análisis de la actualidad política que vive un momento de cierto bucle, creando hartazgo en el espectador. Por ejemplo, la oscuridad urbana de la escenografía del programa Más vale tarde es un obstáculo de cara a mantener en alto la chispa de la emisión de un formato de estas características en el estío. El envoltorio de la televisión debe ser acogedor todo el año, pero los tonos que despiertan esa “hospitalidad visual” no son iguales durante todo el año.

@borjateran

Y ADEMÁS…

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

> El liderazgo de Telecinco: 9 claves del modelo para el éxito

> El problema de la emisión en diferido de los Juegos Olímpicos

> 22 vías de acción para la supervivencia de TVE

Aramís Fuster: mentiras, verdades y otros daños colaterales de la fama basura

0:00 - Autor:

La bruja del mar de Popeye, Samantha de Embrujadas, Sabrina de Cosas de Brujas, la Bruja Avería de La Bola de Cristal, la Bruja Lubina de Los Lunnis, la Bruja Lola de las madrugadas telefónicas de las cadenas locales… la historia de la televisión está llena de brujas. Para todo tipo de géneros, formatos y gustos. Así que los shows de Telecinco no iban a ser menos y también tienen la suya propia, Aramís Fuster, bruja con más de cien años. O eso dice.

Porque Aramís Fuster es fruto de los primeros virajes de la televisión más gritona, esperpéntica e incluso insolente. Esta televisión que es tendencia desde el primer gran debate que se emitió en la noche de los sábados de Telecinco. Moros y Cristianos, se llamaba. Lo presentaba un Javier Sardá sublime, pues contaba con un prisma irónico que relativizaba. El presentador sabía no tomarse demasiado en serio a sus contertulios y los prejuicios que derrochaban en la acalorada tertulia banal.

Y ahí la buena de Aramís alcanzó la popularidad. Funcionaba, era imprevisible. La bruja sin escoba (voladora) aprovechó la oportunidad del prime time. Tanto que no dudó en arremeter y hasta correr desquiciada a “pegar” al Padre Apeles.

Así se puso en el mapa de la sin escrúpulos fama del esperpento y, desde entonces, sus apariciones se transformaron en recurrentes, ganándose imitadora propia en Crónicas Marcianas.

Rosario Pardo clonó a Aramís. Sus largos pechos servían de mesa para leer unas cartas que no adivinaban nada. La popularidad de Aramís crecía y crecía en un tiempo en el que los sueldos de la televisión eran desorbitados.

Pero la fama se terminó. Sin tómbolas, realities, alojamientos paranormales en el Hotel Glam y otros delirios de late night, Aramís se quedó fuera de la televisión y para regresar a ese particular estatus perdido no ha dejado de intentar llamar la atención de los medios de comunicación con dramas varios. Algunos muy serios, otros truculentos. Ya no tenía gracia.

La última idea: presentarse desaliñada en Telecinco para pedir ayuda. Llegó a la puerta de los estudios de Mediaset, a la hora en la que Sálvame emitía en directo, asegurando sufrir problemas para caminar y, además, contando que se había quedado sin casa. De hecho, decía que estaba allí con todas sus pertenencias. La bruja caída. El juguete roto de la tele acudiendo a la propia tele al grito para pedir socorro.

Una trama de película. Y es que Aramís siempre ha sido muy peliculera. Nadie cree sus ocurrencias. De hecho, una cámara oculta ha pillado que sus problemas al caminar no son tales. Pero ella ha logrado su objetivo: volver a la televisión. Y la televisión ha conseguido una nueva trama para rellenar horas en un verano con escasez de cotilleos.

En la televisión de 2016 se gana menos que en aquella resaca de los boyantes noventa. Aunque eso es lo de menos. Aramis Fuster, a sus con sus más de 100 años de bruja, ha conseguido que se vuelva a hablar en la tele de ella. Se habla para mal, sí, pero eso da igual. Lo importante es saciar la necesidad de minutos de fama de la mentira televisiva, una efímera fama que puede crear una adicción eterna.

> ¿Por qué España ya no tiene programas de late night?

@borjateran

Y ADEMÁS…

La adicción a las miserias ajenas: 6 claves del éxito de Sálvame

8 lecciones que debe aprender la TV de hoy de Chicho Ibáñez Serrador

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

8 peculiaridades de los decorados televisivos cuando aún no hay pantallas de Led

Ellen DeGeneres: así triunfa en Twitter (tú también puedes hacerlo)

Los adjetivos que necesita una cadena de TV para triunfar

3 programas de verano que ninguna cadena emitiría hoy (por suerte)

30 Agosto 2016 - 9:52 - Autor:

Es el amo, es el rey, el que controla. Él es la la Ley. Es Jesús Gil y Gil“. Así rezaba la canción que identificaba a Gil y Tal y Tal. Se trata de un programa, precursor de los reality shows surrealistas, que llegó de la mano de la televisión que Valerio Lazarov instaló en el Telecinco de principios de los noventa. El formato buscaba reírse del personaje pero, al mismo tempo, glorificó al por entonces alcalde de Marbella y presidente del Atlético de Madrid.

Gil rodeado de chicas en un jacuzzi fue la estampa que evidenció el giro dramático sin retorno que estaba dando la televisión. Con la llegada de las privadas, volvió el destape gratuito y los canales confundieron realizar programas pretendidamente refrescantes con frivolizar con la España de la pandereta, cargada de cliclés sexistas, mujeres florero y señores de la corrupción folclórica.

Gil aprovechó la tele para saciar sus ansias de fama y, a la vez, para ganar en una popularidad que le servía en sus aspiraciones como alcalde oscuro. Parecía de cómic, pero era real.

En su nacimiento, Telecinco intentó darse a conocer con una línea editorial superficial y lúdica como sello para diferenciarse de los más serios contenidos de Antena 3 y La 1. Pero también algún que otro espacio estival de Televisión Española se contagió de de estos modos de hacer televisión a la fresca. Como sucedió, en 1991, con Caliente.

Tras el boom de Tutti Frutti con Las Mamachicho, La 1 decidió competir enseñando carne desde un parque de atracciones acuáticas. Ana Obregón y Rody Aragón presentaban en el Aquópolis una gala de varietés tradicional que incorporaba imágenes en tres dimensiones para ver con todo detalle los cuerpos que chapoteaban en las piscinas.

Aunque lo que evidenció Caliente fue la tendencia a la que se encaminaba el prime time español. Había que subir la audiencia y se decidió, como reclamo, que Ana Obregón entrevistara a su pareja Lequio. El cotilleo de la intimidad de los propios presentadores empezaba a tomar el mando. Poco a poco, pero empezaba. “No es político, no necesita promoción, doctor en historia, Máster en Economía… y futuro marido de Ana Obregón”.

Así vendía Obregón al Conde en un programa que sería imposible de emitir hoy porque su básica fórmula que entremezclaba cuerpos bronceados al rayo uva, actuaciones musicales y sketches sueltos ya no funciona por sí sola.

Pero uno de los mayores esperpentos de los veranos de nuestra historia catódica fue Bellezas al agua, también en los primeros años de Telecinco. Una competición playera ligera de ropa, presentada por Andoni Ferreño, Natalia Estrada y Quique Supermix, con pruebas como el beso debajo del agua. Muy bien traído el juego. El formato, adaptado de Italia, duró tres temporadas (¡tres temporadas!) y contó con una sintonía con una letra que hoy sería trending topic (y para mal, claro):

Tres programas que definen aquella televisión que, con acierto, salía a la calle en verano, dispuesta a refrescar a la audiencia a través de las actuaciones musicales que se celebraban en piscinas o playas de ensueño. Pero que confundió la creatividad traviesa y picantona de los calores vacaciones con vacíos desnudos gratuitos, impregnados de un tufillo machista que, por suerte, el prime time ya ha superado. Al menos, el prime time.

 

@borjateran

Y ADEMÁS…

> 6 contenidos que eran habituales en los programas matinales y que se han extinguido (por suerte)

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

Telecinco cierra ‘Hable con ellas’: motivos para un adiós

0:12 - Autor:

  • ‘Hable con ellas’ ha dicho adiós discreto en audiencias con un 11.9% y 1.118.000 espectadores, por detrás de La 1 (The italian job -13.9%-) y Antena 3 (One day -12%-)

Telecinco está emitiendo esta noche la última emisión de la tercera etapa de Hable con ellas. Un programa que ya ha sido “cancelado” dos veces antes y que, sin embargo, resucita porque se adapta como un guante a la hora de realizar ajustes en la programación.

Si en Telecinco observan que se quedan sin el recambio del reality show de turno que genera contenidos para toda la cadena (como ha sucedido tras el final de Supervivientes) y, al mismo tiempo, deciden no invertir en un reality estival (para ahorrar en un verano que ya se ha producido un gasto extra por la Eurocopa 2016), Hable con ellas se convierte en un producto fácil de recuperar sin millonarios gastos y que, además, conecta con la línea editorial de cadena pegada al directo.

Una oportunidad para mantener un prime time con entrevistas, debates y polémicas a tono con Telecinco. El problema ha estado en que el reestreno de Hable con ellas ha contado con un casting de presentadoras menos variopinto que en otras ediciones, con el reclamo principal de Alba Carrillo, narrando su ruptura con el tenista Feliciano López. Aunque sobre todo el espacio ha flojeado en sus primeras semanas al centralizarse en temas más excluyentes a la hora de congregar a públicos más masivos en una época de vacaciones en la que la audiencia se dispersa con una familia peleándose por el mando a distancia.

Tal vez por necesidad en plena sequía veraniega, Hable con ellas empezó tirando de tramas que para ser entendibles se necesitaba un master en Sálvame Diario, como el conflicto de la supuesta deslealtad  del periodista del corazón Luis Rollán a un paparazzi amigo. Con este escenario, los datos de cuota de pantalla de Hable con ellas han sido discretos en sus primeras emisiones.

No obstante, cada semana, el programa ha sabido crecer y ha avanzado hacia personajes más populares y con propuestas de contenidos más traviesas, generando conversación en el espectador. Así ha ido subiendo su audiencia, poco a poco, con la reaparición en televisión de artistas como Bárbara Rey, por ejemplo. Y así, en su último programa, el formato ha conseguido una campechana charla con Terelu Campos y su hermana Carmen Borrego. Espontáneas y con instinto televisivo, las hermanas Campos han regalado a las de Hable con ellas su mejor entrevista de esta temporada en una noche en la que también ha pasado por el plató el controvertido actor Willy Toledo.

Pero ya era el último programa y el formato no ha logrado expectativas. La decisión del final estaba tomada. Y, tras un caótico bailecito que realizaron las presentadoras, unos policías vaciaron el estudio y se las llevaron detenidas. A lo loco.

El show se terminó. Fin. The end. Ahora Telecinco necesita sacar su artillería pesada, pues arranca la batalla de las audiencias del nuevo curso. Llegan los prime times más competitivos. Pasó el momento de Hable con ellas. Pero, cuidado, es un formato que puede volver. Con otro casting de presentadoras, con otro horario, pero con la misma habilidad: su versatilidad perfecta para adaptarse en contenido y continente a las necesidades de un canal como Telecinco.

> El liderazgo de Telecinco: las 9 claves de éxito del modelo de cadena de Mediaset

@borjateran

Y ADEMÁS…

8 lecciones que debe aprender la TV de hoy de Chicho Ibáñez Serrador

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

8 peculiaridades de los decorados televisivos cuando aún no hay pantallas de Led

Ellen DeGeneres: así triunfa en Twitter (tú también puedes hacerlo)

Los adjetivos que necesita una cadena de TV para triunfar

La táctica de MTV para la supervivencia de la música en la TV tradicional

29 Agosto 2016 - 5:32 - Autor:

  • Beyoncé ha recogido cinco galardones, incluido el de mejor vídeo, por “Formation”. Rihanna, la otra gran triunfadora, ha recibido el premio honorífico Michael Jackson Video Vanguard y ha sido la encargada de abrir y cerrar la ceremonia con sus éxitos.
  • Analizamos la estrategia de MTV con unos premios donde lo más importante no son los premios.

MTV viene celebrando desde 1984 sus VMAs. O, lo que es lo mismo, los premios a los mejores videoclips, pues hubo un tiempo en el que MTV iba justo de eso: era un canal temático de videoclips.

Pero, en sus 35 años de vida, la cadena musical ha tenido que reinventar su esencia. Ahora mandan los realities en su programación. La gente ya no espera ver los clips de sus artistas favoritos en la tele convencional, ya que los encuentra con sólo un clic en las redes, Youtube o en aplicaciones de la era de la multipantalla interactiva.

Sin embargo, las galas de entrega de premios de MTV siguen en estado de buena forma. Porque los responsables de esta “Music Television” se han percatado de que la música no ha dejado de interesar a través de la tele si se empaqueta con, al menos, 7 artimañas para el éxito. 7 artimañas de las que 6 no han cambiado demasiado en los 35 años de existencia del canal de la gruesa M mayúscula.

Primero, repite muy mucho el lugar en el que se celebra el show. Mejor si ese sitio es un edificio icónico. Esta noche, tocaba el Madison Square Garden. Su nombre sonaba todo el rato, la escenografía potenciaba el carácter del lugar y, como consecuencia, el espectador sentía que se estaba colando en una fiesta más que especial: la audiencia interioriza la percepción de estar viendo, en directo, un acontecimiento mítico desde un sitio mítico.

Segundo, para ptoyectar la imagen de evento sin parangón, invéntate una larga alfombra del color que sea a las puertas del Madison. Alfombra que sirva, entre entrevista y entrevista, para calentar motores a la gala en sí. Como acostumbran los Oscars, aunque con menos glamour y más telepromoción. Porque este previo sirve sobre todo para que los presentadores, hiperfelices, no paren de repetir la proclama de que todo va a ser espectacular en la noche de los VMA. Por momentos, parece que están desesperados para que nadie cambie de canal. Y, al fondo, mucho plano con el Empire State building. El rascacielos más mítico de Nueva York sirve para recordar, de nuevo, el emblemático emplazamiento que acoge la cita.

Tercero, mucho plano de reacción. Dentro y fuera del estadio. Que se vea que el personal asistente (anónimo o, mejor aún, famoso) está entusiasmado durante cada actuación. Todos con la boca abierta. Ya se sabe, el público norteamericano tiene muy aprendida la lección de la cara de pasión que debe poner cuando hay una cámara grabando sus movimientos.

Cuarto, fuera atriles. Ya hace tiempo que MTV destruyó sus atriles de las ceremonias de premios. También lo han hecho los Oscars. No así en los españoles premios de los 40 Principales. A MTV sólo le basta un mínimo pie de micro que permite a la audiencia contemplar todo el modelito del artista de turno y, además, observar sin obstáculos su nervio en su aparición estelar sin ningún panel que se convierta en encorsetada barrera de separación entre protagonista y público. Aunque, eso sí, que no exista atril no impide discursos desmesurados como ha sucedido, esta noche, con la extensa aparición de Kanye, que trastocó el ritmo fluido de la gala con su ego de marido de una de las Kardashian.

Quinto, salirte del escenario. Las galas de MTV ya no se quedan sólo en uno o dos escenarios principales: transforman todo el espacio en protagonista útil del show. Pasillos, gradas (en el número de Beyoncé)… hasta el bar. Cualquier elemento es útil. Incluso, esta noche, se aprovechó la parada de metro a las puertas del Madison (en la foto). La fuerza de la inexistencia de una cuarta pared, la fuerza de jugar con todas las posibilidades del estadio.

Sexto y más importante, la clave de las galas de MTV está en que cada actuación es un videoclip hecho en directo y que la audiencia espera y desea descubrir en directo. Cada artista presenta una propuesta escenográfica diferenciada, que no se queda en la actuación de promoción prototípica. Al contrario, se busca impresionar con la creatividad y aprovechando los adelantos tecnológicos. De ahí el éxito de estos programas televisivos con entidad propia, como sucede también en Eurovisión. La actuación que surge en este tipo de formatos es la que genera después los comentarios e impregna de mayor atractivo popular a la canción en sí. De esta forma, Beyoncé o Britney Spears han utilizado proyecciones para contar una historia más completa en escena.  Y eso no ha cambiado en las galas de MTV. No van a rebufo de las redes, son ellas las que suministran el material (a retuitear) a las redes.

Séptimo, las redes estarán muy presentes en el guion de la ceremonia (en estos “Video Music Awards” hasta sobró tanto comentario sobre Twitter y SnapChat). El objetivo: hacer que el espectador se identifique con el sarao. Los espectadores se sienten más partícipes de la gala con sus comentarios afilados. Aunque estén solos frente a la pantalla viven una experiencia colectiva a golpe de tuit o snapchat.

Porque en los premios de MTV lo que menos importan son los previsibles premios. Son sólo una excusa para un show que intenta promocionar la industria discográfica de forma atractiva y, no menos importante, que también impulsa la marca de la emisora organizadora, MTV, como referencia a la vanguardia de la fiesta del negocio de la música. O eso siguen intentando. Este año, han aprobado por los pelos. El show no ha sido tan espectacular como en otras ediciones.

> Los Oscar de Ellen DeGeneres: las tácticas televisivas que utilizaron para el éxito

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los motivos que demuestran que Eurovisión no es una horterada

Chikilicuatre: así se convirtió en el mejor producto de España en Eurovisión

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

Internet: ¿enemigo o aliado de las galas de MTV?

Así Falete imitó a Juan Gabriel frente a Shaila Dúrcal (VÍDEOS)

4:00 - Autor:


Falete se metió en la piel de Juan Gabriel en la última edición de Tu cara me suena. Una imitación hecha desde la admiración y la verdad.

Una actuación emocionante porque, además, se realizó frente a Shaila Dúrcal. Amor eterno es “la canción de mi madre”, dijo la hija de Rocío Dúrcal tras ver a Falete.

Esta es la actuación en la que Falete basó el Amor eterno que protagonizó en Tu cara me suena:

> 9 inolvidables actuaciones de Juan Gabriel

9 inolvidables actuaciones de Juan Gabriel (VÍDEOS)

1:11 - Autor:

Ha muerto Juan Gabriel. El Divo de Juárez,  Alberto Aguilera Valadez, ha fallecido al sufrir un infarto en Santa Mónica, California. Estaba en Estados Unidos por una gira de conciertos en Los Ángeles. De hecho, su último recital fue allí este mismo viernes, donde homenajeó a Rocío Dúrcal.

Juan Gabriel nació el 7 de enero de 1950 en Parácuaro, donde comenzó su carrera artística con 21 años. Hasta que te conocí, Así fue, Querida o Se me olvidó otra vez son sus canciones más emblemáticas, que interpretaba con un enérgico carisma. Recordamos 9 inolvidables actuaciones en televisión en sus conciertos. Descanse en paz.

Con Rocío Dúrcal

Fue un placer conocerte

Amor eterno

Con Isabel Pantoja en Cine de Barrio

Así fue

Ya lo sé que tú te vas

Por qué me haces llorar

Querida

El Noa Noa

Cuatro actuaciones inolvidables de Rocío Ducal con Junior (Vídeos)

‘Se ha escrito un crimen’, la reposición infalible

28 Agosto 2016 - 3:16 - Autor:

Allí donde aparecía Jessica Fletcher, allí se cometía un asesinato. O eso nos hizo creer Se ha escrito un crimen. La serie que reencarnó a Agatha Christie a través de una entrañable escritora de novela policíaca.

Richard Levinson y William Link, creadores de la ficción, habían aprendido del fracaso de otra serie del género, Ellery Queen (1975). Fue el frustrado primer gran intento de que la audiencia jugara desde casa a destapar un misterio de forma demasiado literal, pues incluso se pausaba la emisión de cada capítulo para dar tiempo al público a pensar en el desenlace.

Y, claro, no se entendió esta especie de televisión “interactiva”. La mecánica era demasiado ortopédica. Pero sí sirvió para sentar las bases de Se ha escrito un crimen (1984-1996). Se simplificó el producto y se decidió entremezclar elementos clásicos del suspense con golpes de telecomedia y trucos del culebrón. De hecho, esta serie ya incorporaba cebos antes de su emblemática sintonía. Una táctica que destripaba parte del capítulo con el objetivo de atrapar las ansias de un espectador que necesitaba quedarse hasta el final para descubrir el nombre del culpable.

Aunque la gran fortaleza de esta mítica producción estuvo en la elección de su protagonista. El papel fue rechazado por Jane Stapleton y Doris Day. Finalmente, el proyecto fue a parar a Angela Lansbury, que aceptó el reto tras una sobresaliente trayectoria (con personajes como la Señorita Price de La bruja novata, Salomé Otterbourne en Muerte en el Nilo o la Señora Lovett de Sweeney Todd). En la decisión, ayudó que la actriz tenía ganas de descansar de su intenso paso por Broadway.

La capacidad interpretativa de Lansbury fue perfecta para encarnar a una querible Fletcher. Ella convirtió a la escritora sabelotodo en una intuitiva mujer que representaba a esa entrañable tía-abuela que es habitual en cada familia: responsable, cándida, cotilla y capaz de ridiculizar a la policía o lo que se tercie. La empatía, tan importante a la hora de dibujar a los protagonistas de las series de cadenas comerciales, estaba asegurada por parte de las grandes cuotas de pantalla.

También ayudaron las apariciones estelares. Los cameos de rostros populares de la época, como reclamo, era práctica habitual en un tiempo en el que las cadenas se percataron de que los capítulos autoconclusivos favorecían la predisposición del público a la hora de conectar con la historia. La trama no requería grandes esfuerzos.

Y la serie aguantó con perioricidad semanal hasta 1996, cuando fue cancelada por un evidente desgaste. Bajón de audiencias que se acrecentó por la decisión de la CBS de enfrentar a Fletcher con Friends. Un crimen de contraprogramación. La veterana producción nada podía hacer contra los chispeantes amigos neoyorquinos.

Se ha escrito un crimen regresó en formato tvmovie en diversas ocasiones y sus capítulos se siguen reponiendo con éxito. En España, en la actualidad, en las tardes del canal Atreseries.  Porque la estructura televisiva de la ficción de CBS sigue estando en buena forma 32 años después de su estreno: la emoción de adivinar el desenlace de un misterio, a través de la temeraria curiosidad de la sabiduría de las abuelas.

@borjateran

Y ADEMÁS…

11 cosas que aprendimos con ‘Friends’

Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

La televisión en pause: no es país para la creatividad

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

La actuación que no permitirían los temerosos directivos de la TV en España

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería la mítica serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

17 imágenes del reality de ‘Las Campos’ que demuestran que todos somos un poco Terelu

27 Agosto 2016 - 2:25 - Autor:

Terelu Campos se ha convertido en la verdadera revelación del reality de Las Campos. Porque, al final, todos somos un poco Terelu…

1. Cuando pones morritos para hacerte un selfie.

 
2.  Cuando te pruebas ropa en el mercadillo (sin que se te vea nada).

 
3. Cuando regateas dos euros en el rastro.

 
4. Cuando tu madre alucina con tus manías (por ejemplo, llenar la copa de hielo hasta los topes).

 
5. Cuando estás en el hospital y te asustan los indescifrables datos que maneja una máquina sobre ti.

 
6. Cuando vas al médico y te sientes en un capítulo de CSI.

 
7. Cuando se te hace largo el viaje y, mientras disimulas un bostezo, piensas ¿mamá, cuándo llegamos?
 
8. Cuando te das cuenta de que la que te hace las uñas es una buena psicóloga.

 
9. Cuando te pones tus mejores galas para machacarte en el gimnasio.

 
10. Cuando te arrancas por el baile del gorila de Melody.

 
11. Cuando haces la danza de la lluvia.

 
12.  Cuando quieres pedirte toda la carta del restaurante.

 
13. Cuando te gustaría tener enfrente el ventilador de Paulina Rubio para ver tu peinado al viento.
 
14. Cuando te saltas la dieta. Y te plantas las gafas de sol para que nadie te reconozca.

 
15. Cuando pones ojitos a mami en un posado familiar. Sabes que esta estampa de cariño siempre es infalible.

 
16. Cuando te acompaña tu madre al médico y sientes que te va a dejar en evidencia.

 
17. Cuando decides comer sano y vacías las toneladas de delicatessen grasientas que esconde tu nevera.

 

> Lo que siguen ‘copiando’ los programas matinales de la fórmula de María Teresa Campos

@borjateran

Y ADEMÁS…

> ‘Las Campos’: lo mejor y lo peor de un reality particular

> 6 contenidos que eran habituales en los programas matinales y que se han extinguido (por suerte)

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

El motivo que convierte a ‘Las Campos’ en un éxito pionero en España

26 Agosto 2016 - 1:27 - Autor:

María Teresa Campos sentía preocupación porque llegó a pensar que participar en un reality podía restar credibilidad a su trayectoria. Ya no cree que sea así, pues se ha percatado de que Las Campos no es un espectáculo de tele-realidad al uso.

Por primera vez, nuestra televisión realiza un docushow terrenalizado. Con humor, sí. Con personajes temperamentales, sí. Pero terrenalizado. Es cierto que hemos visto otros personality shows protagonizados por estrellas patrias, como Alaska y Mario o Tamara Falcó (no funcionó). Pero, al final, eran más limitados en potencial de audiencias, al estar centrados en personajes que despiertan más interés de sueño aspiracional que sentimiento de identificación por parte del público.

El magnetismo del reality de Alaska y Mario estaba en colarse en su glamour artificial de fiesta estrafalaria y delirio made in Vaquerizo. Sin embargo, Las Campos dan un paso más allá y, además, transmiten problemas más reconocibles para las audiencias masivas. No es ninguna novedad, de ahí que madre e hija lleven años y años acaparando el interés de las portadas de las revistas. En cierto sentido, son como parte de la familia. Lógico, ya que María Teresa Campos popularizó en nuestro país el magazine que “acompaña” día a día.

Y, en el segundo capítulo de este reality, la naturalidad de andar por casa de Las Campos ha crecido. Menos teoría alimenticia y más vida cotidiana. Así, se ha visto a una madre e hija que podrían ser muchas madres e hijas de España. Las dos con sus respectivas amigas, las dos compartiendo parcelas de su intimidad.

Es verdad que María Teresa y Terelu están en un nivel adquisitivo alto, que les puede alejar de gran parte de la audiencia. Pero, en este caso, sus lujos, mansión y ático no son obstáculo alguno para congeniar con el share. Su estatus no afecta a la relación con el público de Telecinco porque ha sido alcanzado por méritos propios.

Méritos propios de una constante y apasionada trayectoria profesional que ha estado a la vista de todos durante más de treinta años. La televisión en España ha crecido con María Teresa Campos y Terelu. Y también con ellas ha crecido la propia audiencia. Un público que ha seguido los aciertos, esfuerzos, frustraciones, ilusiones y sinceridades de Las Campos, juntas en pantalla desde aquel Pasa la vida de TVE.

Y ahí está el valor añadido de trasfondo de Las Campos: la tele transparente, que comparte sensaciones (casi) siempre con naturalidad y carácter. Que no olvida la cámara, pero que habla de tú a tú al espectador. Como hacen ahora, en su reality. El primer docureality español que refleja, de verdad, a una reconocible parte de nuestra sociedad. Con Terelu comprando y regateando en el mercadillo, con María Teresa preocupándose por su hija (y el hielo que pone a la bebida), con Terelu quemando calorías en el gimnasio para, después, comerse una porra. Así es España. Así son una madre e hija llamadas María Teresa y Terelu. Como han pasado los años, y ahí siguen como la primera vez.

> Lo que siguen ‘copiando’ los programas matinales de la fórmula de María Teresa Campos

@borjateran

Y ADEMÁS…

> ‘Las Campos’: lo mejor y lo peor de un reality particular

> 6 contenidos que eran habituales en los programas matinales y que se han extinguido (por suerte)

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter